Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Luz ultima la llegada de 2.000 toneladas de pesca fresca mauritana

Ibarra se reunirá en mayo con el ministro de Pesca del país africano para cerrar el acuerdo

La Luz ultima la llegada de 2.000 toneladas de pesca fresca mauritana

La Luz ultima la llegada de 2.000 toneladas de pesca fresca mauritana

La aspiración del Puerto para recuperar las descargas de pesca fresca de Mauritania está más cerca de materializarse, de acuerdo con el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra. Una delegación de La Luz se desplazará el 14 de mayo hasta la capital mauritana, Nuakchot, para reunirse con el ministro de Pesca y Economía Marítima del país, Nany Ould Chrougha. El objetivo del encuentro, indica Ibarra, consiste en presentarle la propuesta canaria, que pasa por traer anualmente hasta Gran Canaria unas 2.000 toneladas de pesca fresca que hasta ahora forman parte de las descargas que se realizan en el Puerto artesanal de Nuadibú.

La propuesta de la Autoridad Portuaria nace de estimaciones en torno a la producción pesquera de Mauritania, sus procedimientos de descarga y las posibilidades de almacenamiento en frío de la mercancía capturada, tanto allí como en Las Palmas de Gran Canaria, elementos todos que la delegación canaria pudo comprobar durante su último desplazamiento a Nuadibú el pasado mes de febrero. De acuerdo con los datos aportados por el Gobierno mauritano al Puerto, la flota mauritana, compuesta por 800 embarcaciones, captura aproximadamente 1.090.000 toneladas anuales, de las cuales 590.000 son trasvasadas en alta mar mientras que el medio millón restante se descarga en sus puertos.

Las nuevas descargas en La Luz equivalen, según las estimaciones que maneja el Puerto, a unos 100 barcos anuales del total con el que cuenta el país. La idea es que esta flota realice dos descargas semanales en Gran Canaria de 20 toneladas. Aunque el volumen que llegará a Canarias será bajo en comparación con el total de pescado que se consume en el Archipiélago -de acuerdo con los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, entre julio de 2016 y junio de 2017 se consumieron 38.453,80 toneladas en los hogares canarios, por lo que estas 2.000 toneladas representan aproximadamente un 5%- Ibarra confía en que la operativa permita adelgazar la factura final que pagan los consumidores de las Islas: "Nuestro objetivo no es que se garantice el 100% del consumo, sino generar la capacidad para que el pescado que llegue aquí sea más barato", aclara.

La mercancía que llegará a La Luz procederá de la producción trasvasada en alta mar, aunque la Autoridad Portuaria dispone de planes a medio plazo para atraer hacia Gran Canaria una parte de las capturas que en la actualidad son manipuladas en el recinto de Nuadibú. "Si utilizan las instalaciones frigoríficas de Gran Canaria pueden mantener un stock que luego envíen a cada mercado y conseguir más dinero del que obtienen ahora mismo, porque en la actualidad no tienen una capacidad importante de frío y no pueden almacenar", explica Ibarra.

A cambio de estas descargas, Mauritania ganará conocimientos técnicos en materias como las reparaciones navales a través de convenios de colaboración para que los profesionales de sus puertos puedan formarse en Gran Canaria.

El escenario final con el que se trabaja en la Isla es el recuperar el papel de Mauritania como socio preferente y lograr que las relaciones tengan "la misma importancia que las de los últimos años con Marruecos". En este sentido, el presidente de la Autoridad Portuaria subraya los lazos históricos de los dos territorios: "Cuando uno va a Nuadibú se da cuenta del especial cariño que sienten hacia el Puerto de La Luz, prácticamente todo el sector empresarial habla español y suelen visitar Las Palmas de Gran Canaria".

Compartir el artículo

stats