Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Encarna Galván

"La ciudad se ha transformado estos años como muy pocas veces desde el XIX"

"De los últimos cuatro o cinco años para acá, las cifras de desempleo no han dejado de disminuir", destaca la concejala

Encarna Galván en el Parque Marítimo.

Encarna Galván en el Parque Marítimo. TONY HERNÁNDEZ

Durante la presentación de los presupuestos de este año explicaron que la cifra de las inversiones se mantiene en alza, contando con las partidas del Fdcan y del Plan de Desarrollo, pero no han consignado estas últimas en las cuentas de 2020, ¿por qué?

Porque son proyectos o programas del Gobierno de Canarias y el Cabildo, que, ahora mismo, no está definido cómo se van a materializar. Se llevan adelante seguro, pero no los incorporamos hasta que no esté definido por parte de esas dos instituciones cuál va a ser la aportación y cómo se va a gestionar. De hecho, en el Plan de Cooperación con el Cabildo, incorporar el dinero en el presupuesto municipal no tiene sentido, porque es el propio Cabildo quien paga las obras, aunque se contratan y se llevan a cabo a través del Ayuntamiento. Si colocas el dinero ahí, es realmente solo para que se vea que se van a hacer esas inversiones, pero luego queda como un dinero no ejecutado, porque, en realidad, esto lo va a pagar el Cabildo directamente. Si vas a comparar un año con el otro tienes que hacer comparaciones reales. Si en el otro año estaban incorporadas las cifras, tendrías que considerar como si estuvieran incorporadas en este. Entonces ya verías cómo las inversiones se mantienen al alza o al revés.

¿Cómo se consigue la deuda cero? ¿Qué supone?

Es positivo, por supuesto. Como para cualquier casa de familia: cuantas menos deudas tienes, menos intereses financieros tienes que pagar. Eso es fundamental. En segundo lugar, con la nueva normativa sobre la estabilidad presupuestaria, el techo de gasto y lo demás, todas las entidades tienen que ir tendiendo a eliminar su deuda, de manera que, cuando la tienes saldada, como es en el caso de este Ayuntamiento, tienes la posibilidad, cuando incorpores tu remanente o los ingresos que recibas del Fondo de Desarrollo Regional u otros ingresos que recibe el Ayuntamiento, de no dedicarlo al principio fundamental, que es eliminar la deuda, uno de los primeros deberes que tienen las administraciones públicas. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria cumplió, y ahora, cada vez que ponga en marcha sus planes de inversiones financieras, sostenibles o lo que sea, esa tarea ya la tiene cubierta y puede dedicar sus esfuerzos o sus cantidades económicas a realizar otro tipo de inversiones, obras o servicios que redunden directamente en beneficio de la ciudadanía y no en pagar intereses a los bancos.

¿Por qué consignan 500.000 euros del IBI Social cuando lleva dos años sin convocarse?

La convocatoria de IBI Social no se ha hecho porque están pendientes y terminando de resolverse las ayudas del IBI del año 2017, por la complejidad administrativa, que supuso el cambio en las condiciones para poder acceder. En la primera edición de estas ayudas a la vivienda, en 2016, se establecía un seguimiento que era sencillo y que se fundamentaba, sobre todo, en el valor catastral de las viviendas o en que la persona solicitante percibiera algún tipo de ayuda social por parte del Ayuntamiento. Eso se entendía que era ya un reflejo objetivo del nivel de riqueza de las familias. Si esa familia tenía una vivienda con un valor catastral por encima de 30.000 euros, eres susceptible de recibir esa ayuda. Al año siguiente se cambiaron las condiciones. En parte por todos aquellos debates con la oposición, que no quería ver en el valor de la vivienda ningún dato objetivo sobre la riqueza. Se llevó a los debates plenarios que podía darse el caso de que una persona que tuviese cuatro millones de euros en el banco viviese en una casa con un valor catastral superior a 30.000 euros. ¿Puede haber un caso así? Puede haberlo, pero es realmente extraño. Además, explicábamos, y yo misma intervine, que si pones el mapa de la ciudad con los valores de las viviendas, las casas con valores catastrales más bajos coinciden con las cifras de paro en la ciudad. Entonces no lo quisieron ver así y hubo varios debates en este sentido. Lo cierto es que al año siguiente y en 2017 se cambiaron las normas para poder acceder a las ayudas y se complicó bastante el proceso. Por otro lado, que esté pendiente de terminarse el de ese año no quiere decir que no se haya entregado ninguna. En realidad, se ha entregado un volumen importante de las ayudas a los gastos de la vivienda habitual.

¿Cómo influyen las inversiones en la ciudad y en el empleo?

En la ciudad, de una manera muy directa y muy visible, creo yo. Me gusta estudiar la evolución de esta ciudad desde el siglo XIX por cuestiones profesionales y resulta muy difícil encontrar un período de tiempo anterior donde, en un espacio tan corto, se hayan producido o establecido las bases para una transformación urbana tan importante como en estos últimos cuatro años. Eso es reflejo de toda esa cantidad de inversiones que se están materializando. La ciudad está, de una punta a otra y desde el litoral hasta el último barrio, recibiendo continuamente inversiones que se reflejan en obras que están mejorando, no solamente el aspecto físico, sino también las condiciones de accesibilidad. Están situando la ciudad en un nivel de competitividad importante frente a otras del entorno; estamos dando pasos importantísimos hacia algo que tienen que acordar todas las ciudades en un periodo de tiempo muy corto, sobre todo las grandes ciudades, como es establecer cuestiones de movilidad que permitan reducir de manera importante las emisiones de carbono que provoca el tráfico. No hay más que caminar por ella para darte cuenta de dónde se están reflejando estas inversiones. Muy notorias y muy evidentes son las de la MetroGuagua, porque ahí donde está establecido su recorrido la transformación urbana es muy importante, pero está también en otras muchas zonas. Tenemos el propio frente marítimo, que estaba totalmente abandonado y, en muy poco tiempo, se ha transformado y es, ahora mismo, una de las zonas más agradables para disfrutar de la ciudad. Pero también están, en Tamaraceite, las obras del corredor verde o las inversiones en vivienda que se están desarrollando en distintos barrios, en infraestructuras culturales. Llevamos muchos años y todavía estamos en ello, con una biblioteca, como es la biblioteca de la playa, en un contenedor, que resulta como una solución transitoria, pero no como un espacio ideal para que la gente de toda una zona como Guanarteme pueda tener acceso a una biblioteca pública. Se está ya terminando, está bastante avanzada. Se ha planteado ya y está a punto de comenzar el Centro Cultural de Tamaraceite.

¿Y el empleo?

De los últimos cuatro o cinco años para acá, las cifras de desempleo no han dejado de disminuir. En diciembre pasado, la cifra era de 39.396 parados, con una tasa del 22,17%, que es la más baja de los últimos diez años. No vamos a decir tampoco que sea solamente cuestión de que el Ayuntamiento es el que ha promovido que esas cifras disminuyan, pero desde luego sí que tiene que haber contribuido, porque poner en marcha todo este tipo de obras genera inversiones y genera empleo, sobre todo en uno de los sectores que se vio más afectado por la crisis como el de la construcción. Si decimos que tenemos en marcha más de 300 obras, desde luego eso lo han hecho personas que trabajan en el sector de la construcción.

Entre las inversiones del presupuesto del año pasado hay obras como las de Hoya de la Plata o Las Rehoyas que no se ejecutaron. ¿Está satisfecha con el grado de ejecución?

Muchas veces, el grado de ejecución se mide por el porcentaje de ejecución y el porcentaje de ejecución no refleja el grado de ejecución. El porcentaje de ejecución es un número que se calcula en función de las facturas que tú has recibido o pagado, pero eso no significa que sea lo único que se ha hecho, significa que esa parte ya está recibida, porque la empresa te la ha facturado. Tú has gestionado la factura y la has pagado. Pero la obra sigue y, en ocasiones, son proyectos muy grandes que se ejecutan a lo largo de un periodo de tiempo que muchas veces va incluso más allá de un único año. Por eso estoy satisfecha con el grado de ejecución, porque no tenemos nada más que mirar a nuestro alrededor y ver todo lo que se está realizando. Y luego, si lo vas a mirar en los números también. Yo lo he explicado hasta la saciedad. El volumen de inversión que se ha materializado en la ciudad, calculado en eso que te digo que forma parte de la contabilización de los números, es también altísimo. En los últimos cuatro años superaba los 135 millones de euros. No se puede encontrar un periodo de tiempo anterior en el que haya habido una ejecución mayor de inversiones en esta ciudad.

En la previsión del presupuesto sube la recaudación del IBI, pero no sube la tasa. ¿Cuál es la explicación, hay más casas?

No se ha subido el IBI ni se va a subir el IBI, eso es algo que hay que dejar claro porque hemos tenido muchas veces debates en torno al IBI que son realmente ilógicos. Nadie en esta ciudad ha pagado de IBI un céntimo más en su recibo de lo que venía pagando anteriormente, ni lo va a hacer. Esos datos se calculan en función de cómo evoluciona la recaudación del año anterior y, en concreto, el del IBI, se contrasta con la oficina del catastro para ver la previsión que hay. En función del número de viviendas, las que se puedan incorporar durante el año... y es una especie de cálculo puro sobre las viviendas que hay, no porque se plantee ningún tipo de cambio sobre la presión fiscal. Ningún ciudadano paga, ni ha pagado más, para poder nosotros continuar llevando adelante toda esta política de inversiones que venimos haciendo. Siempre he recalcado que somos una de las ciudades con menos presión fiscal y, en el IBI concretamente, de las nueve grandes capitales, las ocho que están por delante de nosotros tienen una mayor presión fiscal por habitante en relación al IBI que en la nuestra.

¿Es partidaria de cobrar el IBI a los bienes de la Iglesia?

Yo no soy quien para ponerme a cambiar normas muy antiguas, a base de concordatos y temas, porque habría que estudiar cuáles son realmente los términos en los que esos acuerdos están planteados y las posibles consecuencias que podría tener cambiarlos. Evidentemente, si eso no trajese otro tipo de consecuencias negativas para la población, que no lo sé, pues ¿por qué no? Pero tendría que estudiarse y yo ahora mismo no me lo he planteado.

¿Cómo está el plazo medio de pago a proveedores?

Es algo de lo que también hemos hablado últimamente, porque se produjo en el verano un incremento en ese plazo medio de pago a los proveedores del Ayuntamiento, que resultó muy notable y algunos se alarmaron demasiado. El plazo medio de pago no es más que una fotografía en un momento determinado de cómo está ese pago de facturas por parte del Ayuntamiento. En el verano, cuando se reconocieron una serie de facturas no reconocidas hasta entonces, que no se habían incorporado como pendientes de pagar, porque estaban judicializadas, se cuantificaron dentro de nuestro plazo medio de pago y eso hizo que se disparara durante unos meses. A partir de septiembre, las facturas empezaron a ser abonadas y el plazo medio de pago empezó a disminuir. El haberlas incluido ahí era el primer paso para pasar a pagarlas. Y fíjate cómo estaba en diciembre la evolución de ese plazo medio de pago, en 10,17 días. En realidad, el Ayuntamiento es una casa que hace pagos exprés. Una vez los reconoce, hace los pagos a una velocidad de diez días.

Ya que se rescatan obras por incumplimiento, ¿por qué no se rescatan servicios como el de saneamiento o Escuelas Infantiles?

Porque no es tan fácil hablar de rescates, así porque sí. Hay que ver cuáles son los términos contractuales en los que están registrados los distintos servicios. Hablar de rescate así de una manera rápida y sencilla como una solución puede traer consecuencias, incluso jurídicas, importantes. Por lo tanto, hay que ser muy cuidadosos. A veces se habla de rescatar, pero, ¿en qué términos? ¿En términos de municipalizar? En el caso de las Escuelas Infantiles no sería posible, porque la legislación actual ha dicho que los ayuntamientos no tienen competencia en el ámbito educativo. Entonces no puedes rescatar un servicio para municipalizarlo. Lo que te permite es mantener lo que venías teniendo hasta ahora. Y luego, si se hiciera eso, ¿en qué situación queda el personal que ahora mismo está prestando servicio a través de las distintas empresas? Son preguntas que tienen probablemente una respuesta que a ese personal no le gustaría. Es decir, la alternativa que se plantea de municipalizar el servicio no sería garantizar la continuidad de ese personal. Creo que desde el área de Educación se están tomando las decisiones más acertadas para garantizar, por una parte, la continuidad del servicio y, por otra, la protección de ese personal.

Del proyecto del Edusi (17 millones) apenas se ha llevado nada a cabo, ¿en qué punto está?

Yo llevo el área más bien económica y el Edusi se gestiona desde Urbanismo y otros tipos de órganos gestores. De lo que sí podemos estar tranquilos es que el dinero que se recibe de Europa para invertir en esos proyectos de regeneración del Cono Sur está garantizado.

El verano pasado tampoco se habían ejecutado la mayor parte de los proyectos de los presupuestos participativos de 2018. ¿Van a tomar alguna medida?

Las medidas están tomadas. Los proyectos participativos han empezado a desarrollarse hace tres años. El dinero se establecía en el área de participación ciudadana, se llevaba a cabo el procedimiento participativo para que los ciudadanos expusieran cuáles son las actuaciones que querían llevar a cabo y una vez que estaban definidas, mediante votación y valoración, había que recurrir de nuevo al pleno para llevar ese dinero que estaba en participación ciudadana a los órganos gestores que tenían que ejecutar las distintas acciones. Eso evidentemente causa retrasos. Si apruebas el presupuesto a principio de año, desarrollas el proceso participativo... como mínimo llega al verano para hacer las modificaciones de créditos y eso hace que muy difícilmente las acciones se puedan desarrollar durante el año. Las medidas están tomadas y este año, aparte de ejecutarse todas las actuaciones pendientes de los dos años anteriores, se establece un nuevo procedimiento, en el que durante el año se van a decidir cuáles son las nuevas acciones que se van a desarrollar mediante la participación ciudadana y ya en el próximo presupuesto, desde el minuto uno, estarán contempladas en los órganos gestores.

¿Es la primera concejala de Hacienda? ¿Cómo se siente?

Según me dice mi memoria, sí, pero tendríamos que rebuscar en los datos. Creo que en el Ayuntamiento sí soy la primera mujer que lleva la responsabilidad del área económica. El que tengamos que verlo de una manera diferente a que lo lleve un hombre ya es algo que no me gusta. Una mujer está perfectamente capacitada para llevar adelante cualquier responsabilidad en cualquiera de los ámbitos. Otra cosa es que, por tradición o porque sean profesiones poco desarrolladas en ese sentido, no se hayan dado casos, pero debemos empezar a dejar de ver esto como algo peculiar o extraño.

Compartir el artículo

stats