Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus Cumbre de la Femp y el Gobierno

La capital y las otras 14 grandes ciudades del país se unen contra la crisis

El ministro Ábalos emplaza al G-15 a implementar mejoras en la movilidad y que los peatones "conquisten terrenos al automóvil"

El alcalde Augusto Hidalgo en videoconferencia con los regidores de la FEMP y el ministro Ábalos.

El alcalde Augusto Hidalgo en videoconferencia con los regidores de la FEMP y el ministro Ábalos. LP/DLP

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha trasladado al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, la necesidad de disponer de garantías suficientes para que los ciudadanos de las grandes ciudades no pierdan la confianza en los sistemas de transporte público que se han implementado durante los últimos años. Y todo después de que este servicio haya sufrido una caída del 95% en el número de usuarios durante el período de la crisis generada por el coronavirus.

Así lo manifestó el regidor en una reunión telemática celebrada el pasado miércoles entre la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), en la cual participaron 15 alcaldes y alcaldesas (G-15) de las grandes ciudades españolas y el ministerio que dirige Ábalos, para abordar la preparación del transporte urbano a la desescalada del confinamiento. "Es fundamental que no se debilite el transporte público y se le dé garantías para que la ciudadanía no pierda la confianza en una red consolidada en la ciudad, en estos tiempos del Covid-19".

Liquidez

En este sentido, Augusto Hidalgo no solo transmitió su preocupación por la caída en el número de usuarios, sino también su inquietud ante la falta de liquidez por la cual atraviesan buena parte de las empresas públicas de transporte alrededor de todo el país.

Durante este encuentro telemático, el titular de Transportes emplazó a los alcaldes a aprovechar esta etapa de desescalada del para impulsar una mejora en la movilidad de las ciudades y se adopten medidas para que "los peatones conquisten terreno al automóvil". Medidas que ya han tomado ciudades como Vigo o Barcelona, que ya han cerrado algunas calles, algunas toda la semana y otras los domingos y festivos, para ampliar el espacio para los peatones, evitar las aglomeraciones y ampliar la distancia de seguridad entre los viandantes durante esta fase de desescalada.

En su interlocución con los responsables de los 15 ayuntamientos más poblados del país, José Luis Ábalos instó a las corporaciones locales a habilitar espacios "accesibles y seguros" para las bicicletas y patinetes con el objetivo de impulsar su uso para ayudar a la descongestión del transporte público y el tráfico durante el período de desescalada.

Por su parte, en su intervención durante este encuentro, el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria dio a conocer al resto de participantes los proyectos de movilidad sostenible puestos en marcha en la capital, insistió en la necesaria apuesta del transporte alternativo durante la crisis del coronavirus y recordó la "importancia de un fondo de compensación para equilibrar las cuentas a final de año, algo en lo que coincidimos todos los alcaldes".

El G-15 no solo ha reclamado al ministro ayudas a la movilidad, sino también han reivindicado al Gobierno más recursos y competencias para afrontar la desescalada, recursos que pasan por la liberación del superávit para hacer uso de ese dinero, un fondo de reconstrucción para los municipios, autorización para afrontar gastos en áreas que no son de su competencia, que se elimine la limitación de la tasa de reposición para contratar personal y más fondos europeos.

En la aplicación de medidas de movilidad, la capital grancanaria parte con ventaja dada su implementación durante los últimos años. Sin embargo, la crisis por el Covid-19 ha hecho necesario el impulso de nuevas medidas en las vías de la capital para garantizar el distanciamiento social. En este sentido, vecinos de Las Alcaravaneras y Arenales ha propuesto al Ayuntamiento un corredor peatonal de cinco kilómetros entre Santa Catalina y la Alameda de Colón para que los ciudadanos dispongan de más espacio para pasear durante el tiempo en que dure la pandemia. La propuesta incluye la peatonalización de once calles y la cesión de medio carril en otras cuatro.

Fuentes de Movilidad han explicado que el Ayuntamiento está estudiando qué medidas aplicará en la capital, documento que será elevado a la Delegación del Gobierno para que dé el visto bueno y que presentará públicamente hoy o mañana. En la reunión participaron la capital, Madrid, Barcelona, Valencia, Sevila, Zaragoza, Málaga, Murcia, Bilbao, Alicante, Córdoba, Valladolid, Vigo, Gijón y Palma de Mallorca.

Compartir el artículo

stats