Unos 60 veleros participantes en la 35 edición de la regata trasatlántica ARC partieron este domingo, 22 de noviembre, desde Las Palmas de Gran Canaria rumbo a la isla de Santa Lucía en el Caribe. Se trata del gran acontecimiento náutico que cada mes de noviembre se repite desde hace ya tres décadas y media y que regala un mar de velas a la capital grancanaria.

La salida de la ARC tuvo lugar en dos tandas. La primera bocina sonó a las 12.45 horas para los yates de la División Racing, y a las 13.00 horas, para la División Crucero. La flota cuenta con barcos de 23 países. El más largo es el Songbird of London (Gran Bretaña) de 26,94 metros de eslora y, el más pequeño, el Yuna (Alemania), de 9,14 metros de eslora.

En cuanto a las tripulaciones, están integradas por 337 navegantes, entre ellos 24 menores. El tripulante de mayor edad es Manfred Kerstan, de 84 años, a bordo del Albatros (EEUU).

Los regatistas ultimaron estos días todos los preparativos para la salida en el Muelle Deportivo de Las Palmas de Gran Canaria. Esta edición es especial, debido a la situación de pandemia por el coronavirus. Las medidas de seguridad sanitarias se están cumpliendo estrictamente por parte de la organización y de los navegantes, que antes de zarpar tuvieron que someterse a pruebas diagnósticas.