Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad mejorará el entorno urbano de cinco colegios de la capital

El objetivo del proyecto será transformar las inmediaciones de los centros para garantizar la seguridad y la accesibilidad de padres y alumnos

Movilidad mejora el entorno urbano de cinco colegios de la capital

La concejalía de Movilidad está diseñando un proyecto para mejorar la accesibilidad y la seguridad en cinco colegios de la capital. La idea será transformar el entorno de los centros educativos eliminando barreras arquitectónicas o añadiendo elementos que permitan embellecer la zona, según han podido adelantar desde el área que dirige el edil José Eduardo Ramírez. En los últimos meses el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ya ha realizado varias actuaciones en este sentido en el colegio Giner de los Ríos a modo de experiencia piloto.

“El objetivo es mejorar la accesibilidad y garantizar la seguridad de padres y alumnos; con esto buscamos acondicionar el espacio para hacerlo más amable”, señala Ramírez. Un proyecto que bajo su nombre técnico se denomina “urbanismo táctico” y que estará dotado con una partida de 180.000 euros. Los colegios de primaria en los el Ayuntamiento actuará en los próximos meses son el CEIP Iberia, CEIP Nanda Cambres -situados ambos en Arenales-, el CEIP Adán del Castillo -en Tamaraceite-, y el CEIP Drago y CEIP La Paterna -ambos en el barrio homónimo-; a estos centros habrá que añadir el instituto de formación profesional de Cruz de Piedra.

Las actuaciones en las que se centrará el proyecto en los aledaños de estos centros consistirán en la sustitución y mejora de la señalética vertical y horizontal, nuevos pasos de cebra o la colocación de balizas de acero, bordillos y bolardos. También contempla el revestimiento del asfalto en las calzadas contiguas, el traslado de los contenedores de basura lo más lejos posible o pintar marcas continuas y discontinuas.

El proyecto de urbanismo táctico también contempla otro tipo de actuaciones con doble funcionalidad, según explica Ramírez. Por un lado, embellecer el entorno del centro educativo y, por otro, que estos nuevos elementos favorezcan la seguridad de los alumnos. La idea será colocar maceteros, bancos y aparcabicis -para los alumnos que quieran llegar al centro en este medio de transporte-. Para ejecutar algunas de estas medidas implicaría, en función de las necesidades de cada colegio, modificar el tráfico en calles adyacentes o eliminar plazas de aparcamiento, añade el concejal.

El proyecto incluye colocar maceteros, bolardos, modificar el tráfico o eliminar aparcamientos

decoration

La idea será extender este tipo de mejoras a otros centros de la ciudad. “Hay zonas donde será complicado, pero allá donde podamos actuaremos”, indica el edil de Movilidad. Estas actuaciones irán desarrollándose, además, de la mano de los padres, madres y del claustro de profesores de los distintos centros educativos, de tal manera que el Ayuntamiento escuchará sus peticiones para intentar así resolverlas, explica Ramírez. En línea con la iniciativa de los caminos escolares seguros.

El Consistorio ya ha aplicado este tipo de mejoras en los últimos meses en las inmediaciones del colegio Giner de los Ríos, situado en la trasera del Campus de Humanidades de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. En este caso, Movilidad ha decidido cerrar al tráfico de manera “permanente”, según recalca Ramírez, un tramo de la calle Juana de Arco que discurre de manera paralela al centro educativo. También han pintado un mural en la escalera que conecta con Paseo de Chil, han colocado bolardos, maceteros y han implantado un ‘besa y baja’. La idea será, además, pintar la calzada que ha quedado inutilizada con la ayuda de los alumnos cuando las medidas sanitarias así lo permitan, señala el edil.

Compartir el artículo

stats