Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un remolcador habitual de Las Palmas, clave para desencallar el portacontenedores de Suez

La potencia de tiro del remolcador ‘ALP Guard’, muy demandado por la industria petrolera ‘offshore’, facilitó la liberación de la popa

Los remolcadores logran desencallar el carguero que bloqueaba el Canal de Suez

La operación de reflotamiento del portacontenedores Ever Given, atascado en el canal de Suez desde el pasado martes, tuvo como protagonista a un barco habitual del Puerto de Las Palmas, el ALP Guard. Este remolcador oceánico de bandera neerlandesa fue movilizado de urgencia durante el fin de semana y se sumó a la delicada maniobra en compañía de otro remolcador, el italiano Carlo Magno.

El ALP Guard se ubicó junto al otro remolcador oceánico en la popa del portacontenedores encallado durante la madrugada del lunes, a la espera de que la marea alta de la mañana facilitara las maniobras. Dotado con una potencia de tiro muy superior a los remolcadores del canal que participaban en la operación, su presencia resultó fundamental a la hora de desencallar el timón y la hélice del portacontenedores, las primeras partes del buque que fueron liberadas.

Tres escalas en 2020

Las prestaciones del ALP Guard, con una tracción a punto fijo de 285 toneladas, lo convierten en un barco muy demandado por la industria petrolera offshore, por lo que su presencia no resulta extraña en el Puerto de Las Palmas, base habitual de muchas operaciones de perforación en la costa occidental africana. El ALP Guard realizó tres escalas en el recinto capitalino el año pasado consignado por Hamilton y Cía, la última de ellas a finales de octubre. A principios del mes de marzo se encontraba en aguas de Turquía y cruzó el canal hacia el mar Rojo tan solo tres días antes del accidente del portacontenedores.

El ALP Guard, construido en el año 2009, cuenta en su historial con varias operaciones destacadas de remolque del sector offshore con origen o destino en el Archipiélago. Así, participó en el traslado de la plataforma petrolífera SSV Catarina desde Las Palmas de Gran Canaria hasta el puerto brasileño de Vitoria en 25 días. También se hizo cargo del traslado de la plataforma SSDR West Pegasus desde Dos Bocas (México) hasta Santa Cruz de Tenerife en 41 días. En la actualidad, otro buque de la misma compañía, el ALP Sweeper, permanece fondeado en la rada sur de la capital.

Compartir el artículo

stats