Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad repara los desperfectos del parque de bomberos de Miller Bajo

Comisiones Obreras considera que las obras son un "parche" y demanda la construcción de un edificio nuevo

Imagen de archivo del Parque Central de Bomberos de Miller

Imagen de archivo del Parque Central de Bomberos de Miller LP/DLP

Tras años de demandas de los bomberos que trabajan en su interior, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha sacado a licitación este lunes una serie de actuaciones por valor de 271.286 euros para "consolidar la estructura" del Parque Central de Bomberos de Miller, ante los desperfectos y la mala conservación del inmueble, en unos trabajos que son considerados "de urgencia" por el Consistorio capitalino, si bien el informe técnico en el que se basa el proyecto data de hace dos años.

Según se desprende del proyecto, la obra completa se acomete ante "la necesidad de consolidar su estructura y eliminar las causas de su deterioro", en un inmueble que se encuentra actualmente en uso por el Servicio Municipal de Bomberos, salvo el semisótano "debido a las patologías estructurales y humedades por filtración desde el terreno". Además, se asegura que en "posteriores intervenciones, se concluirán los trabajos estructurales a acometer a medio y largo plazo, la renovación de instalaciones, de higiene y ornato".

Pese a ello, desde la sección sindical de Comisiones Obreras para Bomberos de la ciudad, su representante, Víctor Monzón, aseguró ayer que esta intervención municipal es un "parche". "El Consistorio debería invertir en un parque de bomberos nuevo, así como en una Comisaría de Policía Local nueva", insistió el portavoz sindical, quien recordó que las demandas de ambos Cuerpos "vienen ya de hace muchísimos años". El edificio en el que se encuentran ambas oficinas data de la década de los 70 y está "muy deteriorado y obsoleto", por lo que se necesita actuar en "un montón de deficiencias", no solo de la infraestructura, sino también del propio servicio en sí, como las renovaciones de la plantilla y el parque móvil. 

Según Monzón, es normal que las instalaciones se deterioren cuando se trabaja en ellas las 24 horas del día y los 365 días del año, pero ello se puede paliar "con un mantenimiento adecuado" que hasta el momento no se ha llevado a cabo. Además, lamentó que, tanto el parque de bomberos del Puerto como el de Vegueta -de construcción más reciente-, están ya sufriendo desperfectos. El representante sindical de los bomberos también criticó el triunfalismo del concejal de Seguridad, Josué Íñiguez, al presentar la semana pasada esta inversión municipal, y auguró que la intervención "es pan para hoy, hambre para mañana". "Las instalaciones están fatal, pero imagino que los técnicos sabrán si eso es salvable", indicó. 

Entre los trabajos que se llevarán a cabo, detalla el proyecto, se encuentra el tratamiento de las humedades en varias estancias del edificio, sobre todo en la planta sótano, así como un refuerzo de volado en la fachada oeste de la planta primera y diversas actuaciones para acabar con las patologías de forjados unidireccionales en los techos de la planta sótano-forjado, la primera planta y los casetones. Al mismo tiempo, se impermeabilizarán los muros del subterráneo y se realizará una limpieza de las armaduras no estructurales, se repararán fisuras en las fachadas, se repondrán los pretiles afectados y se dará una capa de pintura en paramentos verticales y horizontales del inmueble.

El presupuesto base de licitación será de 271.286,13 euros con cargo al programa de cooperación del Cabildo con los ayuntamientos y las empresas interesadas podrán presentar sus ofertas hasta el 24 de mayo y, una vez sean adjudicados los trabajos, se prevé un plazo de ejecución de cinco meses.

Falta de personal

Según Comisiones Obreras, "lo más sangrante" de la situación por la que atraviesa el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de la ciudad tiene que ver con la falta de personal. Y es que, en la actualidad, hay un total de 89 bomberos, sin contar oficiales, mientras que en Bilbao, ciudad de referencia por tener una población similar a la de Las Palmas de Gran Canaria, la plantilla es de 235 efectivos, y cuentan además con una escala de mando perfectamente jerarquizada. Monzón denunció que en la capital grancanaria la media de edad de la plantilla es de 50 años y que ahora mismo "se están jubilando muy rápido sin que se saquen plazas" conforme a esta premura. Aseguró que en su momento propuso un plan a medio-largo plazo al área de Seguridad para sacar oposiciones cada dos o tres años que consigan "poner al servicio en el lugar en el que se merece estar". Desde el Ayuntamiento puntualizaron que han convocado un proceso para asignar 31 plazas al Cuerpo.

Compartir el artículo

stats