Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Piden 187 años de cárcel al fotógrafo que retrató a 41 niñas en posturas eróticas

El fiscal le acusa de 36 delitos de corrupción de menores y otros cinco en grado de tentativa

Imagen del garaje acondicionado como estudio fotográfico utilizado por el acusado. | | JUAN CASTRO

El fotógrafo que ejercía en el barrio el Batán y que retrató a 41 menores en posturas eróticas se sienta en el banquillo de la Audiencia Provincial las próximas dos semanas donde se celebrará el juicio en su contra por 41 delitos.

José Antonio Díez, fiscal delegado de la sección de Delitos Tecnológicos, relata en su escrito de conclusiones provisionales que el acusado Luis M. de 51 años, carente de antecedentes penales, durante el año 2013 y hasta el mes de marzo del 2018 (cuando se produjo su detención) «era fotógrafo aficionado» con diversos tratos con otros profesionales del sector llegando finalmente a ser el director y socio de la agencia de modelos llamada Moodels Canarias. A través de esta empresa se dedicó a contactar «mediante redes sociales de Internet, tales como Instagram, Facebook, y Whatsapp, con jóvenes mayores y menores de edad, que tuvieran interés en ser modelos, para hacerles fotografías de modelaje».

El documento de la Fiscalía Provincial de Las Palmas señala que «de modo sistemático», el fotógrafo «después de evitar la presencia de los padres de las menores en el local donde realizaba las sesiones, que principalmente era una cochera o garaje acondicionado como estudio fotográfico, sito en el 171 de la calle del Párroco Segundo Vega del Batán, en Las Palmas de Gran Canaria» y durante las mismas «proponía» a las menores «que se quitasen la ropa y posasen en actitud sugerente o sensual, en gestos eróticos, mostrando los pechos, así como completamente desnudas, en orden a confeccionar los correspondientes archivos informáticos de imagen» de las víctimas.

Así, logró convencer a la mayoría de las jóvenes de hacer las sesiones fotográficas con esas condiciones y «aprovechándose de la ilusión» que albergaban las niñas afectadas de llegar a ser modelos profesionales y es que, según la acusación pública, les decía queque «para estar a la altura de tal nivel» requerían tener «plena confianza con el fotógrafo y perder la vergüenza».

En total, el ministerio público le acusa de cometer 36 delitos de corrupción de menores, así como otros cinco en grado de tentativa por los cuales pide un total de 187 años de prisión, inhabilitación especial para oficio o cargo que implique la custodia de menores por 21 años. Además de la inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad durante 41 años.

El fiscal también ha interesado en sus calificaciones que se le imponga la «prohibición de toda actividad que implique tener bajo su cuidado o custodia a menores de edad, o contacto regular y directo con los mismos, durante diez años» y una indemnización de 244.200 euros por los daños y perjuicios ocasionados a las 41 víctimas. También ha solicitado que le se le decomisen a Luis M. los dispositivos que éste utilizó para cometer los delitos.

Luis M., fue detenido en marzo de 2018 en Teror tras ser investigado por presuntamente engañar a unas 38 menores cuyas edades se establecían entre los 14 y 18 años tras citarlas en su garaje para fotografiarlas con fines publicitarios y albergaba en un doble fondo de su cama el material pornográfico producto de estas sesiones y que le fue incautado al momento de su detención. El juicio en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas será de ocho sesiones que empezarán el 13 de julio y se extenderán a la semana del 19 al 23 del mismo mes.

Compartir el artículo

stats