Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Santos Autor del escenario del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2022

Carlos Santos: «Siempre fui más de reinas y drags como todo grancanario»

El escenógrafo Carlos Santos, ante el decorado de Las Palmas de Gran Canaria 2019.

El autor del escenario del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria en 2019 será el de Santa Cruz de Tenerife en 2022 dedicado a la ciencia ficción. Es un arquitecto que hizo escenografía en Madrid, y que siempre ha vivido el mundo del espectáculo desde pequeño. De ahí surge su pasión por los escenarios.

¿Qué concepto tiene del Carnaval de Santa Cruz?

No lo he vivido tanto, sino solo cuando he podido ir para allá. El Carnaval de Santa Cruz es bastante diferente al de Las Palmas de Gran Canaria porque es muy de calle, como el Carnaval de Día y todos lo actos que se hacen al aire libre. Es cierto que en Las Palmas de Gran Canaria también se hacen al aire libre por la naturaleza del recinto. Del Carnaval de Santa Cruz destaco la fiesta en la calle.

¿De mayor quería ser escenógrafo de teatro o de Carnaval?

Hay una anécdota curiosa: la escenografía sale de fusionar la arquitectura cuando termino la carrera. Aunque me gustaba, veía que no era cien por cien por donde quería enfocar mi carrera profesional y, fusionándolo con el teatro, sale la idea de ir a estudiar escenografía. Entonces comenzaron a venirme recuerdos de cuando iba al teatro con mi madre y mi tía, que son cantantes de ópera; me fijaba más en las escenografías que en la música. Con doce años, cuando fui al Teatro Pérez Galdós –antes de la reforma–, y no me quería ir porque necesitaba ver la madera de la escenografía, y eso se quedó ahí; nunca me lo planteé como una profesión hasta que empecé como escenógrafo.

¿Qué debe tener un escenario?

Un escenario es un espacio para habitar, dando una funcionalidad y un buen aspecto. Además, tiene que aportar, no vale con decorar o poner un fondo pictórico. Tiene que contar que vaya en conjunción con el propio espectáculo.

¿Es más de cartón piedra o de pantalla led?

Hay que ser de pantalla led. Al venir de la arquitectura, vengo del trabajo espacial; tengo la cabeza colocada en 3D y me gusta lo tangible. En las artes escénicas me dediqué durante mucho tiempo a la magia y al ilusionismo. La escenografía corpórea me ayuda a crear una ilusión en el espectador: el aquí y el ahora; la pantalla led y la tecnología te lo da porque te soporta lo que quieras darle. El reto está en crear la ilusión con elementos corpóreos, con condicionantes presupuestarios y espaciales reales. El cartón piedra –entendiéndolo como escenografía corpórea– tiene una magia diferente al led, pero las corrientes actuales tiran por las tecnologías y son herramientas que hay que usar y hay que estar al lado de ellas.

Se ha dicho que los trajes de las reinas de Santa Cruz han crecido por el pulso con la escenografía. ¿Entra en ese duelo?

Entiendo el escenario como un espacio que debe estar al servicio del espectáculo; no entendería un escenario que compita con las reinas, que son el mayor condicionante tanto en medida –que a veces no se tiene en cuenta– como en estética. En el escenario del Carnaval 2022 uno de los objetivos es un diseño que favorezca las fantasías de los participantes.

¿Apuesta por un formato de escenario tipo Eurovisión?

Es uno de mis referentes y además la temática de la ciencia ficción permite usar un lenguaje más actual, que ayuda a crear un contraste que potencie el poder favorecer los trajes de reinas o de cualquier grupo del Carnaval.

¿Es más de escenario en el interior o al aire libre?

Todo tiene su parte buena y su parte mala. El exterior tiene encanto. En el teatro, la ópera... yo prefiero interior porque le da una magia que no da el exterior, pero en Carnaval es verdad que la componente exterior suma por la componente que genera el público.

¿Cuál es el principal condicionante: dinero o espacio?

Los dos son condicionantes, juegan a la vez. La clave está en llevarlos a favor. Los problemas empiezan cuando quieres hacer más de lo que puedes por presupuesto o queremos hacer que es luchar con el lugar con el que estamos trabajando.

¿Qué es más importante para ser escenógrafo: ser arquitecto o licenciado en Bellas Artes?

Ninguna de las dos es importante. Puedes llegar a la escenografía desde diferentes caminos. A mí, la arquitectura me ha colocado la cabeza de esta manera; Madrid me ha inculcado la visión espacial que es como yo entiendo la escenografía. Bellas Artes lógicamente te trae una riqueza a nivel plástico y compositivo que suma. No reniego del camino de la arquitectura, que aporta la visión espacial, el trabajo del espacio de la escena; defender el espacio por encima de la plástica. Luego hay que juntar las dos cosas.

«Haber hecho el escenario del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria me abrió las puertas para conocer muchas partes del Carnaval que desconocía»

decoration

¿Conoce escenarios realizados en el Carnaval tinerfeño?

No los conozco todos, pero sí que los he seguido.

¿Alguno que le haya llamado la atención?

De los últimos, me acuerdo mucho del escenario de Javier Caraballero en 2019, y luego recuerdo mucho los que se creaban en la plaza de España.

¿Es más murguero, más comparsero, de reinas, de drags...?

Me quedo con las reinas y con las drags, aunque le he cogido bastante cariño a las murgas. Haber hecho el escenario del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria me abrió las puertas para conocer muchas partes del Carnaval que desconocía, como las murgas y las comparsas. Siempre recordaré la primera gala de comparsas que vi por primera vez en Las Palmas de Gran Canaria en 2019. Pero siempre fui más de reinas y de drags, como todo grancanario.

¿Ha vivido el Carnaval de Santa Cruz alguna vez?

He podido estar alguna vez, aunque con limitaciones de trabajo; alguna vez coincidí y pude disfrutar en la calle.

¿Ser arquitecto le permite trabajar con los pies en el suelo?

Sí, pero puede ser un arma de doble filo porque empiezas a trabajar con realidades antes de volar, porque empiezas pensar constructivamente antes de tiempo.

¿Arranca un diseño a partir de una idea o un presupuesto?

Es importante saber con qué medidas contamos, pero el diseño empieza con una idea de lo que el director quiere poner en pie como espectáculo. El presupuesto, obviamente, cuando antes se sepa mejor, porque condiciona.

¿Cuándo se presente su escenario en septiembre se identificará que es de ciencia ficción?

Si. Estamos trabajando en el concepto de un agujero negro como guía de viaje a un universo paralelo, y luego el uso de la luz. La tecnología nos lleva a un lenguaje estético más propio de la ciencia ficción que de lo que hemos estado acostumbrados a ver.

Compartir el artículo

stats