Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio estudia fórmulas para paralizar el derribo de la casa del doctor Apolinario en Las Canteras

El departamento regional quiere llevar a cabo la medida cautelar para valorar su interés histórico

Antigua casa del doctor Apolinario en el paseo de Las Canteras ANDRES CRUZ

La Dirección General de Patrimonio Cultural de la viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias estudia fórmulas para paralizar cautelarmente el derribo de la antigua casa del doctor Bartolomé Apolinario y Macías en pleno paseo de Las Canteras. El miércoles se conoció que una constructora tiraría abajo el inmueble, que fue construido a inicios del siglo pasado, para erigir en su lugar un edificio de seis viviendas y un local comercial que se distribuirá en cuatro plantas, dos en la fachada principal y otras dos retranqueadas de forma escalonada para minimizar el impacto visual.  

Fuentes del departamento autonómico indicaron este viernes a LA PROVINCIA/DLP que, por el momento, «se está intentando una medida cautelar», y que están trabajando en ello precisamente porque no se encuentra catalogada ni protegida por el informe municipal. Y es que el inmueble se encuentra en una de las pocas manzanas de Las Canteras que conserva el perfil original de los edificios de la playa. De hecho, a su alrededor hay dos construcciones que sí están protegidas, el hospital San José -que el dueño de la casa ordenó construir con el objetivo de atender las necesidades básicas de la población de la zona- y la denominada Casa Tirolesa, construida y diseñada a principios de los años 20 por el genio isleño Miguel Martín Fernández de la Torre.

Desde Patrimonio Cultural quieren paralizar cautelarmente la licencia concedida por el área de Urbanismo de Las Palmas de Gran Canaria con el objetivo de elaborar un informe para realizar una valoración de su interés y elementos históricos. Y, de entender que existen tales circunstancias, quizás parar definitivamente el proyecto o modificarlo para evitar tocar esos aspectos que hayan sido catalogados de especial interés.

El inmueble carece de protección arquitectónica por parte del Ayuntamiento pese a su valor histórico. Según el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, «al no estar protegido, no podemos negarnos a dar la licencia para su derribo». Y es que el Consistorio ya se ha enfrentado a reveses judiciales en otras ocasiones que ha intentado parar una obra con similares circunstancias. 

Compartir el artículo

stats