Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lomo Blanco festeja su 50 aniversario con un homenaje a su propia historia

Aristides Moreno & 101 Brass Band pusieron la música y la diversión al acto presentado por Roberto Herrera

48

Fiestas de Lomo Blanco Juan Castro

Lomo Blanco festeja su 50 aniversario con un homenaje a su propia historia. Bajo un sol de justicia, con la calima cubriendo el barranco del Guiniguada, una de las fronteras naturales del barrio de Lomo Blanco, y difuminando el horizonte, el parque Rafael Santana y Juana Pulido Los Viejos acogió a mediodía de este domingo el acto de cierre de la programación para festejar su medio siglo de vida. 

La jornada comenzó con la celebración del acto Historia viva del barrio, que sirvió para recordar el tiempo pasado del barrio y su evolución, momento que se aprovechó para reconocer públicamente la labor de varios vecinos entre ellos el farmacéutico José Gómez Coll, del primer médico Don Ángel, de Pepito el de la Rondalla y del padre Agustín Laso, que impulsó la creación de la Banda Barahona, y metió el gusanillo a cuatro excomponentes de la banda Los jóvenes cruzados (Germán, Antonio, Miguel Ángel y Valentín) que creo Agustín Méndez en 1996 a volver a retomar esa labor. También fue reconocida la labor de la Asociación Juvenil Zebenzuí y Asociación Airam.

«Antes no venían ni los taxis, gracias a la circunvalación el barrio volvió a nacer para todo el mundo»

decoration

«Estamos celebrando los 50 años que no pudimos festejar en el 2020 por la Covid-19 por eso este año son los 50 más dos, que eso es lo importante. Estamos en el empeño de recuperar ese barrio que tuvimos y que fue pionero en muchos aspectos», explicó Yahveh Santana, presidente de la comisión de fiestas.

Recuerdos

Los más adultos del barrio recordaban ayer las verbenas que se hacían en sus calles, las dianas floreadas, las noches de bailes y actividades que promovían los propios vecinos y lo unido que estaban los residentes de este rincón de la capital grancanaria. Unos actos que se habían perdido en los últimos años y que intentan recuperar poco a poco. 

«Lo que más echo de menos es tener más actividades, para las personas mayores hay pero para la juventud no hay nada, y para los más pequeños tenemos el parque pero hace falta hacer más. Hacía años que no se hacían actos así en el barrio se agradece que vuelvan, claro que sí al menos para distraernos un poco, pero la cosa va bien», recordó Carmen Santana, mientras disfrutaba del acto sentada en uno de los pocos bancos que están bajo la sombra de los árboles.

Pioneros

Entre los hitos del nacimiento del barrio, que tuvo su gran desarrollo demográfico en 1967 con la promoción de viviendas sociales del Patronato San José Artesano, estaba el contar con una radio propia (Radio Guiniguada), la realización de todos tipo de talleres antes de la llegada de la Universidad Popular al barrio o actividades culturales como la que realizaron los vecinos para recrear en un mural el Guernica de Picasso. De hecho, ayer Radio Guiniguada realizó un programa especial en directo desde el parque donde tenía lugar el acto de celebración.

«Eso es lo que queremos hacer volver a tener ese gusanillo cultural en el barrio y que esto no solo se de en la parte baja de la ciudad. Mirando desde arriba también se puede hacer culturalmente rico», añadió Santana.

Lo que no echan de menos los vecinos es la precariedad a la que tuvieron que hacer frente en los primeros años de vida de Lomo Blanco, cuando la circunvalación no había salido de los planos y bocetos, y muchos ciudadanos de la capital grancanaria no sabían ni dónde. «Antes no venían ni los taxis y hoy en día gracias a la circunvalación, que el año que viene cumple 20 años, estamos en el ojo del huracán. Lomo Blanco volvió a nacer para todo el mundo, ya nos ubican. Ya estamos en la ciudad, además hemos ganado en servicios», subrayó Yahveh Santana.

«Echo de menos más actividades para la juventud. Hacía años que no se hacían actos así aquí»

decoration

Anécdotas

Los preparativos del programa de homenaje a este medio siglo de vida han sentado las primeras piedras de una unión entre los vecinos que esperan que fructifique con la recuperación de los momentos dorados del barrio.

De aquellos primeros años recuerdan los problemas de las carreteras, como la vez que se derrumbó parte de la vía que conecta con La Matula dejándoles incomunicados, las manifestaciones por la construcción de los nuevos bloques o la reivindicación por unas casas dignas. Con el paso de los años sus reclamos han sido poco a poco respondidos y la visión actual del barrio, tras una vida de constante lucha, poco tiene que ver con la de hace 52 años.

 «Llevo toda la vida viviendo aquí, y ha cambiado todo para mejor aunque todavía falta, pero estamos mejor», subrayó Carmen Santana.

Roberto Herrera, el encargado de presentar el acto final del programación de celebración de este medio siglo de vida, también tiene un vínculo muy especial con Lomo Blanco. Aquí, en una de sus calles, fue donde comenzó a dar sus primeros pasos en la comunicación, cuando tenía unos 16 años, en la mítica Radio Guiniguada. 

«Venía con mi moto desde La Paterna, en aquella época que no existía la circunvalación y había que venir por debajo, y los sábados tenía un programa al que llamaba la gente del barrio y nos contaba sus historias. El tiempo pasa rapidísimo, parece que fue ayer. Además, por cosas de la juventud se hacía una Escala en hi-fi, veníamos todos los años y aquí fue incluso donde comencé a presentar actos. Veníamos todos los años desde el antiguo colegio 18 de julio, que ahora se llama Drago en La Paterna, y hacía de Los Pecos con mi hermano», rememoró Herrera.

«Llevo toda la vida viviendo aquí, y ha cambiado todo para mejor aunque todavía falta, pero estamos mejor»

decoration

Actuación musical

Él no fue el único que vivió sus comienzos profesionales en este barrio de la capital grancanaria que pasa del medio siglo del vida. 

El cantante galdense Arístides Moreno, que fue el encargado de poner el toque musical al evento junto con la 101 Brass Band, debutó musicalmente en el barrio en 1991, en uno de los múltiples actos que celebraban y que quieren volver a recuperar. 

Moreno quiso hacer su propio homenaje recordando en su actuación la figura de Miguelín, uno de los creadores y propulsores de los encuentros de cantautores.

El alcalde de la capital grancanaria, Augusto Hidalgo, asistió junto al concejal de Distrito y Participación Ciudadana, Prisco Navarro, y elogió la capacidad de lucha y tenacidad de los vecinos por conquistar mejoras para todos durante este medio siglo de vida. «Es un barrio jalonado por las reivindicaciones que han diferenciado siempre al barrio», apuntó Hidalgo.

Compartir el artículo

stats