Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

El ‘Relámpago’ parte del Arsenal Militar con «un beso y una flor»

El Buque de Acción Marítima zarpó de la base naval capitalina rumbo a la costa occidental de África y el Golfo de Guinea, con un total de 86 tripulantes a bordo

El BAM 'Relámpago', de misión al litoral occidental africano

El BAM 'Relámpago', de misión al litoral occidental africano

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El BAM 'Relámpago', de misión al litoral occidental africano Xavier Leal

Se vistió el cielo de la capital con nubes pasajeras, como si quisieran acompañar en su partida al Buque de Acción Marítima (BAM) Relámpago, que ayer tomó rumbo hacia la costa occidental de África y Golfo de Guinea donde llevará a cabo labores de vigilancia durante los próximos cuatro meses.

31

Salida del BAM Relámpago desde la Base Naval de Las Palmas (agosto 2022) JC Guerra

Los 86 tripulantes que comenzaban su misión vieron cómo sus familiares y allegados se dieron cita en el Arsenal de Las Palmas para dar «más que un adiós, un hasta luego», con la firme certeza de que el tiempo pasará más rápido de lo esperado y pronto podrán reencontrarse en tierra. 

Como no podía ser menos, la Armada estuvo representada en la figura del almirante comandante del Mando Naval de Canarias, José Lago Ochoa, que presidió el acto, así como con el comandante del Mando de las Unidades de las Fuerzas de Acción Marítima de Canarias, Juan Evangelista, y el comandante del BAM Relámpago, Alberto Ligero. 

Tras el acto protocolario que se celebró en la cubierta del buque, los marineros pudieron volver al muelle a recibir los últimos gestos de cariño antes de zarpar. 

No había terminado de bajar la escalinata Francisco Antonio Hernández cuando su familia, encabezada por su pareja María José Cordero y su bebé Urién, y sus amigos comenzaron a entonar la canción del cumpleaños feliz, recibiéndolo con una magdalena de las grandes que sostenía dos velas para representar el número 33. 

Familiares y amigos se dieron cita en el muelle para dar «más que un adiós, un hasta luego»

No obstante, lo mejor fueron dos carteles, uno que rezaba «Feliz Cumpleaños», mientras que el otro, en tono jocoso pero totalmente acertado hacía alusión a una conocida canción de Nino Bravo: «Al partir, un beso y una flor... pero vuelve cabr...». Aunque la rima no era precisamente consonante, la realidad es que viene a reflejar esa dualidad de las despedidas. Por un lado, «fuerza y ánimo» para la travesía que empieza; por otro, «vuelve sano y salvo, que aquí se te espera». Muchos besos, varios abrazos, bromas y alguna lágrima, dieron buena muestra de la emotividad reinante. 

Con las mismas sensaciones, también estaba a pie de barco Rocío Carrasco, una primeriza en estos trances, ya que su pareja Cristo Noda no había estado tanto tiempo destinado. «Con anterioridad, sí que estaba él en Madrid, pero venía a Gran Canaria cada dos semanas», comentó Rocío, que añadió que prefería «no pensar lo que será la ausencia». 

Siempre queda el consuelo de que «con las nuevas tecnologías» se pueden comunicar por videollamada, aunque «a veces la wifi falla», pero los tripulantes pueden hacer uso del teléfono a bordo y «hablar durante algunos minutos». Cristo (Noda) también recibió su merecida ración de achuchones por parte tanto de Rocío, como de su bebé y sus familiares allí presentes, para volver como un Relámpago al BAM y prepararse para la partida. 

Durante la arenga, Lago Ochoa centró el mensaje en la importancia de la misión del BAM que por primera vez navegará por la costa occidental de África y el Golfo de Guinea, una zona de especial valor estratégico para España ya que es «un caladero para los pesqueros españoles» y «una importante fuente de importación de hidrocarburos y gas». Sin embargo, está afectada por la piratería, contra la que el BAM peleará durante su periodo de vigilancia y control de las aguas, esta vez reforzado por un helicóptero, que se unirá a la misión en la base naval de Rota, en Cádiz. 

Compartir el artículo

stats