PLENO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Doreste anuncia más mediciones para ampliar el horario de las terrazas en Joaquín Costa

El edil habla de un acuerdo con los empresarios para suavizar las restricciones si disminuye el nivel de ruido

Terrazas cerradas en la plaza de Los Betancores

Terrazas cerradas en la plaza de Los Betancores / José Carlos Guerra

El concejal de Urbanismo Javier Doreste aseguró este viernes que se ha llegado a un acuerdo con la Asociación de Empresarios hosteleros para mantener las mediciones que evalúan la contaminación acústica durante dos meses en la zona de ocio de Joaquín Costa y la plaza de los Betancores, con la finalidad de «retocar los horarios» que obligan a una decena de locales de la zona a cerrar las terrazas a las diez de la noche. Mientras duran esas mediciones, se mantendrá las restricciones horarias.

  Doreste anunció la posibilidad de que las terrazas puedan cerrar más tarde durante el debate de una moción de la portavoz de Ciudadanos (Cs), Lidia Cáceres, que reclamó la implantación de medidas correctoras del ruido en la zona de ocio menos lesivas que el cierre de terrazas a las diez de la noche, que implantó el ayuntamiento hace casi un mes. 

La moción fue rechazada con los votos del gobierno tripartito y la abstención del PP y sólo contó con el apoyo de Coalición Canaria y dos concejales no adscritos. 

Lidia Cáceres habló del riesgo de que Las Palmas de Gran Canaria se convierta en una «ciudad dormitorio» con medidas como el adelanto del cierre de terrazas y añadió que en el estudio del ruido en la zona en el que se basa el ayuntamiento para restringir el horario se contemplan otras medidas menos perjudiciales para los empresarios.

«Está usted matando moscas a cañonazo señor Doreste, cuando podía haber puesto en marcha un mayor control policial o crear una mesa de trabajo con el sector para alcanzar un acuerdo. No es de recibo causar un perjuicio tan grande a los negocios», sostuvo.

Doreste por su parte se quejó de la «manía de contraponer el descanso al ocio. Lo primordial es el derecho al descanso. Nadie se ha metido con el derecho al ocio, sino con las consecuencias perjudiciales de un negocio». 

En palabras del concejal, el adelanto del horario de cierre nocturno fue la «medida menos lesiva» del informe, que contemplaba también reducir el número de mesas y sillas a la mitad, para reducir el ruido en tres decibelios o cerrar directamente las terrazas. 

Subrayó que el ayuntamiento fue «tremendamente generoso» con las terrazas durante la pandemia. Añadió que en estos momentos hay 668 terrazas en la ciudad.