Movilidad retrasa al próximo año la prueba piloto de la taxi-guagua

José Eduardo Ramírez indica que falta cerrar la financiación con la Autoridad Única del Transporte

Vecinos de Ciudad del Campo reclaman una mejora del transporte.

Vecinos de Ciudad del Campo reclaman una mejora del transporte. / LP/DLP

Movilidad pondrá en marcha el próximo año la prueba piloto de la taxi-guagua en el distrito de Tamaraceite-San LorenzoTenoya, según adelantó este lunes el concejal del área, José Eduardo Ramírez, durante su intervención en el pleno municipal. El arranque de este proyecto, que consistirá en establecer líneas de transporte colectivo a demanda con vehículos pequeños en los barrios más periféricos de Las Palmas de Gran Canaria, lleva anunciándose desde 2019.

«El 2024 será el año del transporte a demanda», apuntó Ramírez durante su intervención en respuesta a una moción presentada por el PP que instaba a revisar las líneas de Guaguas Municipales en el distrito Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya. La propuesta, según adelantó, está a falta de cerrar la financiación con la Autoridad Única del Transporte, entidad dependiente del Cabildo que tiene las competencias para coordinar las distintas empresas de movilidad a nivel insular. 

Esta medida permitirá dar respuesta a la falta de movilidad en transporte público que hay en un buen número de barrios de la periferia capitalina. «Esta pudiera ser una solución», matizó Ramírez. La idea sería utilizar taxis colectivos o microguaguas que pudieran recoger a los pasajeros «a través de una aplicación o llamando en las horas que no cubra Global», de tal manera que pueda trasladarlos al intercambiador de Cruz del Ovejero, en Tamaraceite.

«Hay que hacerlo de manera coordinada con las empresas y las asociaciones», señaló el edil; al tiempo que indicó que se trata de una propuesta que los vecinos «llevan muchísimo tiempo demandando». De hecho, la concejalía lleva varios años anunciando y retrasando su puesta en marcha. En principio, será una prueba piloto que «si funciona» se irá extendiendo por barrios. Reiteró que uno de los problemas es que son «barrios complejos, dispersos, algunos en fondos de saco». Por el momento, puso en valor la puesta en marcha de las líneas exprés.

«No está Juana»

El edil Ignacio Guerra, quien defendió la moción presentada por el PP, recordó que la reestructuración de la red de Guaguas de hace una década «no fue suficiente», por lo que hecho en falta cambios en esta zona de la ciudad. Recordó además la concentración que hicieron los vecinos de Ciudad del Campo el pasado sábado demandando una mejora en el transporte público y también habló por residentes en otros barrios, «nos ha planteado una empresa de récord, pero en esos 47 millones de pasajeros no está Juana, una señora de Las Mesas que no puede ir al hospital en condiciones».

Ramírez señaló que en estos cuatro años el área ha tenido que hacer frente a «complicaciones» que no estabas previstas, entre las que destacó la pandemia y las diferentes restricciones que se fueron aplicando al transporte público durante casi dos años y la gratuidad de las guaguas, «que tensionó a los operadores y aún así se estuvo a la altura del reto».

El grupo Vox, además, presentó otra moción en relación a la conectividad de Las Mesas. Ramírez indicó que la concesión para este y otros barrios de la periferia como Ciudad del Campo la tiene Global «mediante un acuerdo que firmamos» y que vence en 2027, «habrá que trabajar de cara a ese año, la ciudad ha cambiado y queremos operar en esas zonas».