El primer edificio de la reposición de Las Rehoyas se retrasa hasta julio

Urbanismo concede una prórroga de seis meses. La constructora justifica el retraso de la obra, que debía acabar en enero, por toparse con una masa rocosa

Obras en el bloque de la reposición de las viviendas de Las Rehoyas

Obras en el bloque de la reposición de las viviendas de Las Rehoyas / ANDRES CRUZ

El primer edificio de la reposición del barrio de Las Rehoyas, en Las Palmas de Gran Canaria, cuyas obras tendrían que haber terminado el próximo mes, se retrasará al menos hasta el próximo julio, tras concederle una prórroga de seis meses el concejal de Urbanismo, Mauricio Roque. La empresa Construplan Construcciones y Planificación SL ha justificado el retraso de la actuación por la aparición de una «masa rocosa» de gran dureza no prevista por lo estudios geotécnicos, así como por la necesidad de adaptar las instalaciones eléctricas y de telecomunicaciones a la normativa actual.

En concreto, la empresa señala en el informe presentado al servicio de Urbanismo que, «una vez iniciado la excavación y vaciado de la parcela, se descubrió» en una zona del solar «una masa rocosa de origen basáltico y gran dureza». La excavación de la roca, añade, «ralentizó las labores de excavación, afectando a la programación de la cimentación y muro de sótano».

Según consta en la resolución de Urbanismo por la que se aprueba la prórroga del plazo de construcción, a la que ha tenido acceso este periódico, la empresa añade que «durante la ejecución de la obra se ha detectado» la necesidad de «adecuar los proyectos de instalaciones a la normativa vigente». Las instalaciones que tienen que adaptarse a la normativa, según la compañía, son los ascensores, la instalación de baja tensión, la ventilación mecanizada, la acometida eléctrica y el montaje de las telecomunicaciones.

«Se están estudiando los requisitos de cumplimiento de la normativa actual y la necesidad de redacción de un proyecto modificado que incluya dichos aspectos técnicos normativos. Como medida preventiva, se ha ralentizado el rendimiento de varias partidas del proyecto que han afectado al planning de obra aprobado».

La dirección de obra ha emitido un informe favorable a la petición de prórroga, al considerar que «las causas de la demora no son imputables al contratista», por lo que se le ha dado el 17 de julio de 2024 como nueva fecha de finalización, una decisión que se refleja en la resolución de Roque emitida el pasado 23 de noviembre.

Aunque la obra se adjudicó en junio de 2021, el contrato para construir 148 viviendas en el extremo oeste del parque de Las Rehoyas no se formalizó hasta el 16 de diciembre de 2021, medio año más tarde, por «diversos problemas administrativos» surgidos en el Ayuntamiento, según manifestó el anterior concejal de Urbanismo, Javier Doreste. Esta demora obligó a cambiar la programación plurianual prevista, eliminando los 328.000 euros que se preveía gastar en 2021.

La obra se adjudicó por 10,8 millones y, según el reajuste anual del plan plurianual de inversión aprobado en el pleno de diciembre de 2021, se fijó un gasto de 5,06 millones en 2022 y 6,51 en 2023.

La resolución no aclara si la modificación que hay que hacer implica el incremento de la inversión.

En este momento sólo están en marcha dos edificios de la reposición de Las Rehoyas. Las obras del segundo inmueble, localizadas en la calle Doctor Chiscano, comenzaron a finales del pasado mes de marzo y prevén la construcción de 152 viviendas y una inversión de 14,04 millones de euros.

El Ayuntamiento concluyó a finales de marzo pasado el sorteo de estas primeras 300 viviendas a sus adjudicatarios y los vecinos no ven la hora de poder dejar sus viejas casas y mudarse a las nuevas.

Las viviendas de Doctor Chiscano tardarán como mínimo veinte meses en terminarse y las del parque de Las Rehoyas, estarán listas para iniciar el proceso de entrega el próximo verano, salva que se produzcan nuevos contratiempos.

Estas dos promociones representan el 11,7% del conjunto de hogares que conforman todo el Plan de Reposición de Las Rehoyas-Arapiles, que prevé la reconstrucción de un total de 2.558 viviendas y requiere una inversión gobal que ronda los 200 millones.

La previsión inicial del Gobierno municipal era llevar a cabo la reposición en un plazo de diez años, a un ritmo de 300 casas por año, con una fecha de terminación en 2032, unos cálculos que seguramente habrá que corregir, en vista de lo ocurrido con el primer edificio.