El Puerto de Las Palmas adjudica a Megaturbinas de Arinaga su primera hidrogenera

La empresa pública suministrará en 2026 hidrógeno verde a Guaguas Municipales y Global

La estación funcionará con placas solares y dispondrá también de baterías para almacenar la energía

La guagua de hidrógeno verde de Global.

La guagua de hidrógeno verde de Global. / LP / DLP

El Puerto de Las Palmas ha adjudicado a la empresa pública Megaturbinas de Arinaga la creación y puesta en marcha de una estación de hidrógeno que estará destinada a cubrir la demanda de Guaguas Municipales y de Global, entre otros usos además del transporte por carretera que se irán implementando más adelante, como es el suministro de este combustible renovable a los barcos que lo demanden o el desarrollo de otras alternativas a las fuentes fósiles de energía, entre ellas el amoniaco y el metano.

La Autoridad Portuaria de Las Palmas (APLP) dispone ya de una partida de la Unión de Europea asignada para subvencionar proyectos en Canarias vinculados a la generación eléctrica con energías renovables. 

La inversión prevista por Megaturbinas de Arinaga para montar la hidrogenera asciende a 1,4 millones de euros, de los que 740.945 euros provienen de las ayudas Next Generation. El resto, 665.483 euros, será financiado por fondos propios del Cabildo de Gran Canaria, según explican fuentes del Puerto de Las Palmas, que tramita el proyecto con la intención de tener la planta operativa en 2026.

Socios públicos

La empresa Megaturbinas de Arinaga está constituida por el Consejo Insular de la Energía como accionista a partes iguales con la Fundación Puertos de Las Palmas y el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) SA.

El Consejo Insular de la Energía, que depende del Cabildo, se encargará de poner la parte que no subvenciona Europa para poder adquirir la infraestructura, mientras que el Puerto de La Luz aportará el suelo para montarla y el ITC todo el conocimiento desarrollado en su biorrefinería experimental de Pozo Izquierdo.

Se trata de una planta pionera en Europa que ha sido promovida por el Gobierno de Canarias en las instalaciones tecnológicas del sureste de Gran Canaria para producir hidrógeno verde, esto es, a partir de la energía procedente del sol y del viento, sin ningún tipo de conexión a la red eléctrica convencional. En esas instalaciones del ITC repostará la guagua de Global, que solo está pendiente de homologación para comenzar a circular, y en La Luz se creará una nueva hidrogenera para cubrir la demanda de Guaguas Municipales.

Primeras unidades

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, en ese sentido, tiene previsto presentar en las próximas semanas su primera guagua de pila de hidrógeno. La empresa MAN, que ganó el contrato para suministrar el vehículo por 605.000 euros, está terminando de construirlo en la fábrica portuguesa de Caetano Bus, ubicada en Vilanoba de Gaia, cerca de Oporto. Tendrá 12 metros de largo.

Las baterías de este tipo de guaguas se cargan en diez minutos frente a las cuatro o cinco horas de las eléctricas convencionales, con una autonomía que le permitirá recorrer entre 500 y 600 kilómetros. Son propulsadas gracias a la reacción química que se produce en la pila de combustible al mezclarse el hidrógeno almacenado con el oxígeno que está en el aire del ambiente. Esa energía también sirve para cargar las baterías de iones de litio que mueven el motor eléctrico (180 kW).

Detalle de la unidad de hidrógeno de Guaguas Municipales.

Detalle de la unidad de hidrógeno de Guaguas Municipales. / LP / DLP

La única estación que genera hidrógeno en Gran Canaria para el transporte pesado por carretera es la del ITC en el Sureste. De ahí la necesidad de contar en la capital grancanaria con una segunda hidrogenera, municipio en el que tienen sus bases logísticas tanto Guaguas Municipales como Global. Esta última empresa, además, tiene la intención de adquirir más vehículos de este tipo si sale bien esta primera experiencia piloto con el ITC. De ahí que el Puerto de Las Palmas se perfile como el lugar idóneo para abrir mercado en el sector de las renovables por su actividad industrial.

Dos proyectos privados

Dos compañías privadas, Satocan y Disa, también han presentado sendos proyectos a la Autoridad Portuaria para abrir una gasolinera que dispense hidrógeno y gas licuado además de los combustibles habituales. El surtidor en disputa está situado a la entrada de La Luz y está ahora cerrado, por lo que el Puerto deberá analizar los proyectos y resolver a quién adjudica el negocio.

Esas iniciativas privadas, en cualquier caso, no están relacionadas con la inversión que promueve la Autoridad Portuaria de Las Palmas, la Spegc y el ITC para poner en marcha la hidrolinera con los fondos europeos. 

Prestaciones y ubicación

Los organismos públicos quieren tenerla operativa en el último trimestre de 2026. Antes hay que adquirir un electrolizador de 250 kW, las placas solares que alimentarán todo el sistema y las baterías para almacenar la energía. La infraestructura suministrará hidrógeno para cubrir la demanda de dos guaguas al año, pero la capacidad es ampliable hasta cinco unidades.

Toda esa tecnología se montará en contenedores de 20 a 40 pies que se colocarán al fondo del recinto portuario, en la trasera de los tanques de Oryx, un espacio de reciente creación que está pendiente de urbanización. Los paneles fotovoltaicos irán en las laderas que lindan con el Sebadal y desde allí se producirá la energía para toda la estación.

El objetivo es experimentar también con combustibles de síntesis como el metano y el amoniaco, ambos producidos a partir de hidrógeno, así como trasladar esos avances a pequeñas embarcaciones y el parque móvil de la Autoridad Portuaria una vez que se adquieran coches con ese sistema de alimentación.