Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tómatelo en serie | Los estrenos

11-S: revivir un día aciago

No se puede salir indemne de esta sucesión de imágenes de destrucción, gente pidiendo auxilio y cuerpos cayendo al vacío

Una espectacular imagen de ‘11-S: Testigos...’. | | LP/DLP

Hablamos con los responsables de ‘11-S: Testigos de la tragedia’, la producción audiovisual más ambiciosa jamás creada alrededor de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 justo ahora que se cumplen veinte años y que EEUU abandona Afganistán. Una miniserie que no deja indemne.  

Los catastróficos eventos del 11 de septiembre de 2001, cuatro ataques simultáneos de Al Qaeda contra los rascacielos del World Trade Center y otros objetivos, han sido ya muchas veces documentados o recreados cinematográficamente, pero nunca como en 11-S: Testigos de la tragedia, la serie documental de National Geographic que se emitió desde el lunes 30 de agosto durante cuatro noches consecutivas.

Producida por la compañía británica 72 Films, especializada en documentales de archivo, en colaboración con el Monumento Nacional y Museo al 11-S, se trata de una inmersión exhaustiva y cronológica en aquel día fatídico «a través de los ojos de aquellos que lo presenciaron, sufrieron y sobrevivieron», como explica la introducción. El productor T.J. Martin (ganador del Oscar en 2012 por Imbatidos) desarrolla la idea a través de videollamada: «El propósito era explicar el 11-S a través de la visión de quienes estuvieron allí. Sobre todo en EEUU, cada persona tiene su propia relación con aquella jornada, y casi siempre se opina sobre ella desde la geopolítica. Si observas el día desde dentro, tu comprensión sobre lo que sucedió cambia mucho».

Kevin Leary salió de una cámara frigorífica 15 minutos después del impacto y halló un infierno

decoration

El equipo de la serie, liderado por el director Daniel Bogado (La muerte vende), revisó casi mil horas de material de archivo durante dos años. «En algunos casos», dice Bogado, «era material que no se había visto antes, que llevaba años guardado en un cajón. También había muchas cintas de las que solo se habían visto 10 o 20 segundos en la tele y nosotros tuvimos ocasión de revisar las cintas completas. Tuvimos que desarrollar todo un sistema para organizar todo el material. Por suerte, T. J. y Dan [Lindsay] ya habían trabajado de forma parecida para LA 92 [su película sobre los disturbios de Los Ángeles por el caso Rodney King, disponible en Disney+] y ayudaron con ello. A veces, los árboles no nos dejaban ver el bosque».

Cuando pregunto a Bogado por los documentales que tuvo como referencia, vuelve a citar LA 92: «Como la serie, gira en torno a un gran acontecimiento, se basa en material de archivo y se apoya en un enfoque cinematográfico».

Nuevos testimonios

Al material de archivo (de vídeo, pero también audio), cuidadosamente seleccionado y montado, se añaden entrevistas originales con testigos presenciales. En el primer y mejor episodio, Respuesta inicial, estrenado en sección oficial del festival de Tribeca, conmueven los testimonios del jefe de bomberos Joseph Pfeifer, que había empezado el día chequeando un posible escape de gas y acabó observando e investigando la primera explosión, o supervivientes como el ejecutivo Ron Clifford y el chef Kevin Leary, que emergió de una cámara frigorífica quince minutos después del impacto del primer avión y encontró ante sí un paisaje dantesco de destrucción y cuerpos mutilados. La propia 11-S: Testigos de la tragedia es un trago difícil de asimilar. Sus responsables saben jugar con perspectivas y cortes de montaje para crear una experiencia inmersiva alrededor de uno de los días más tristes en la historia de la humanidad.

«Como documentalista, no pretendo en ningún caso higienizar lo que sucedió», explica Bogado

decoration

No se puede salir indemne de esta sucesión de imágenes de destrucción, gente pidiendo auxilio en vano y cuerpos cayendo al vacío; de llamadas de miedo, ansiedad y, sobre todo, amor. Qué mostrar y qué no fue, al parecer, una pregunta constante durante la producción. «Como documentalistas, no queríamos en ningún caso higienizar lo que sucedió. Tenemos la responsabilidad de transmitir la magnitud del horror», explica Bogado. «Pero sí que hablamos todo el tiempo de buscar un equilibrio». Al final encontraron el camino de la mano de los propios testigos. «Esta serie trata, a fin de cuentas, sobre la gente que dio un paso adelante y quiso compartir su historia con nosotros», dice Martin. «Queríamos hacer justicia al relato de aquellos que quisieron hablar. Ellos eran la guía y nuestro trabajo consistía en seguirles de la forma más respetuosa posible».

Homenaje

Dicho todo lo dicho y a pesar de acabar en mitad del caos, la serie no es solo exhibición de atrocidades: también incluye rescates catárticos o muestras de la bondad de los extraños. Es un homenaje a los bomberos, policías y otros colectivos que respondieron en un primer momento a la inimaginable tragedia, así como a los ciudadanos de a pie capaces de mostrar empatía en mitad de algo parecido al fin de los tiempos.

Los efectos y consecuencias del 11-S serán mejor cubiertos en Momentos decisivos. El 11-S y la guerra contra el terrorismo, la serie de Brian Knappenberger que llegó a Netflix el miércoles. Además, HBO acaba de estrenar (no todavía en España) la serie documental de Spike Lee NYC epicenters 9/11-2021½.

Compartir el artículo

stats