Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

papel vegetal

¿Hasta cuándo tendremos que aguantar?

Hasta cuándo tendremos que seguir aguantando a ese personaje tan despótico como fatuo llamado Donald Trump y continuar pretendiendo además que es el líder del "mundo libre"?

¿Hasta cuándo seguirán soportando los que se dicen sus aliados sus continuas impertinencias y mentiras groseras, poniendo además la mejor cara?

Produce rubor ver a todo un secretario general de la OTAN, socialdemócrata noruego por más señas, comportándose como un vasallo frente al emperador de la China.

Dondequiera que vaya, se comporta Trump con la zafiedad del patán ignorante y soberbio que es sin que nadie se atreva a decirle al emperador que está desnudo.

¿Por qué en lugar de aguantar sin mover un músculo sus continuas mentiras o reír alguna de sus dudosas gracias no se le dice a la cara lo que todos, salvo sus ignorantes incondicionales, piensan en el fondo de él?

¿Por qué cuando Trump se queja de que el mundo entero pretenda seguir viviendo a costa de su país nadie le habla de las bases militares que mantiene Estados Unidos por todo el globo para defensa sobre todo de sus intereses económicos y comerciales?

¿Por qué no se le explica que aumentando el gasto militar en lugar, por ejemplo, de la ayuda al desarrollo no se aleja el peligro de guerra sino más bien todo lo contrario?

¿Por qué, cuando habla del peligro terrorista, no se le recuerdan las guerras insensatas de Estados Unidos en Afganistán y Oriente Medio, que destruyeron países enteros y alimentaron el fenómeno que ahora con tanta dificultad se combate?

Alguien debería decirle a Donald Trump que la política es algo demasiado serio para dejársela a un cínico promotor inmobiliario aficionado a amenazas y faroles para desarmar al adversario.

Compartir el artículo

stats