Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Myriam Z. Albéniz

Desde la sala

Myriam Z. Albéniz

‘Otro mundo es posible y necesario’

El Consejo Social de la Universidad de La Laguna celebró el pasado martes 25 de mayo una nueva entrega de sus Encuentros con el futuro, un foro de expertos creado para debatir asuntos de actualidad e interés para la sociedad canaria. En esta ocasión se centró en repasar la situación de los servicios públicos esenciales, la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, y la implantación de las nuevas tecnologías a raíz de la pandemia. Abundando en estos aspectos, los excesos producidos por la mala administración de nuestros recursos y la apuesta por otro mundo posible y necesario han inspirado un manifiesto que lleva ese título: Otro mundo es posible y necesario. En sus líneas se pone de manifiesto que iniciamos la tercera década del siglo XXI con la esperanza puesta en la salida de la crisis sanitaria global provocada por la pandemia Covid-19 y siendo conscientes de los enormes desafíos que nos plantea el hecho de tener que afrontar sin dilación las consecuencias del cambio climático en todos sus órdenes. Expandidas la precariedad laboral y la vulnerabilidad social tras la gran recesión surgida de la crisis financiera de 2008, urge señalar la necesidad de un cambio de rumbo que permita a las generaciones más jóvenes aspirar a unas vidas plenas y dignas en un contexto que requiere de nuevas políticas que combatan las desigualdades y hagan avanzar los derechos humanos.

En esta nueva era protagonizada por los avances en la ciencia y la tecnología, y con la inteligencia artificial como vector de grandes transformaciones que derriben fronteras, nos disponemos a formar parte de una sociedad global en la que el conocimiento se extiende rápidamente y las evidentes transformaciones han llegado para quedarse. Por ello, las mujeres también queremos conducirlas y sentar junto a los hombres las bases de otro modo de vida representado por un modelo inclusivo y respetuoso con todos los seres vivientes, así que propondremos cuantas modificaciones sean precisas para que las nuevas leyes derivadas de estos imparables avances tecnológicos no generen nuevas discriminaciones. Limitarnos a los logros obtenidos hasta la fecha no resulta suficiente. Resulta perentorio establecer los principios de una nueva gobernanza como fundamento y base de otro ideal de mundo, y no vamos a resignarnos a esperar cien años más para conseguir la plena igualdad real y efectiva.

Nos corresponde reafirmar el derecho a la igualdad de todos los seres humanos como fuente de toda legitimidad y, para ello, juzgamos necesario dotar a la Corte Penal Internacional de una nueva Sección que sancione a los gobiernos infractores por las desigualdades por razón de sexo, así como elaborar un Código Penal Internacional que determine dichos delitos y sus penas asociadas, abogando por que se califiquen y persigan como delito de lesa humanidad la ablación o mutilación genital femenina, la violencia de género y la trata de mujeres, entre otros.

Consideramos igualmente que los seres humanos debemos asumir una serie de obligaciones en favor de otros seres vivientes que, relacionadas con el cuidado, amparo y protección de la naturaleza, incluyen la obligación de velar y colaborar a su conservación para las generaciones futuras. Asimismo, y ante la multiplicación a nivel mundial de fenómenos migratorios que hacen necesaria una respuesta democrática y tolerante en la que destaquen valores como la solidaridad, la pluralidad y el respeto a la diferencia, apoyaremos el derecho a que todos los seres humanos gocen de una digna subsistencia, exigiendo a los gobiernos del mundo que combatan con rigor y convicción las desventajas y desigualdades existentes. Realizamos, por último, un llamamiento a todos los movimientos sociales e instituciones públicas y privadas del mundo entero para que se sumen a este manifiesto, en la búsqueda del mayor número de apoyos que hagan posible la toma en consideración de estas propuestas y desde el convencimiento más absoluto de que otro mundo es posible y necesario.

Compartir el artículo

stats