Opinión | Reflexión

José Juan Ojeda Quintana

Diego Angulo, maestro y amigo de Matías

Matías Díaz Padrón.

Matías Díaz Padrón. / LP/DLP

La oleada de artículos y alabanzas, tan merecidas, recibidas a la muerte de nuestro querido amigo, me han hecho rebuscar en mi archivo y mi memoria, mas datos de su vida y su obra y me encuentro con la figura de Diego Angulo, de la que me habló hace años en mi casa de Valleseco. Era un atardecer de un verano lluvioso con el implacable alìsio subiendo desde el mar empaquetado en su albornoz blanco nuboso.

En varios aspectos las actividades de Angulo se solaparon, especialmente en el campo de la enseñanza y del Museo del Prado. Angulo nació en Valverde del Camino en 1901 murió en Sevilla en 1986. Catedrático de la Universidad Complutense. Fue alumno de Manuel Gómez Moreno y de Elías Tormo. Ingresó en la Real Academia de la Historia en 1942. Estudió a Diego Velázquez, lo que les unió en sus constates investigaciones. Fue Conservador Adjunto a la Dirección del Prado y Director del Museo (1968-1970). Dirigió la Revista Archivo Español el Arte. Asimismo dirigió la tesis doctoral de Matías

Matías en su conferencia y publicación: «Sugestiones e influencias del arte flamenco en la obra de Velázquez»., dice: «No es nuevo buscar fuentes de inspiración en Velázquez que magistralmente, estudió nuestro maestro D. Diego Angulo, fijando las líneas conductoras en divergencia con la inspiración ensoñadora del Romanticismo. o la directa repetición de la Naturaleza». «Algunos de los grabados de las antiguas ediciones de Las Metamorfosis podrían servir en esta búsqueda de fuentes compositivas. D. Diego Angulo. Vió el esquema en uno de los compartimentos abovedados de la Capilla Sixtina en el juego de ritmos opuestos del grupo situado sobre la Sibila.

En estas cortas líneas se encierra la sensibilidad y el interés por las líneas flamencas que Matías compartió con Angulo, sin plagios ni engaños, hoy tan propios de esos bastardos que no se dignan citar a los autores. Matías en sus citas y descubrimientos mostró siempre su dignidad y su honradez .