Síguenos en redes sociales:

Simón Bolívar tenía sangre guanche

Un estudio genealógico identifica a dos mujeres aborígenes entre los ancestros del Libertador

Retrato de Simón Bolívar. | lp/dlp

Simón Bolívar es un personaje universal. Su trascendencia va más allá de su propia vida. Falleció en 1830 pero sus ideas calaron en todos los países latinoamericanos. Mucho se ha escrito sobre sus proezas. Fue el artífice de la emancipación americana frente al Imperio Español y, según se acaba de demostrar, por sus venas corría sangre guanche.

Ya se había hablado de su procedencia canaria. No obstante, y gracias a un estudio elaborado por encargo del Instituto Genealógico de Venezuela, ha quedado claro que entre los ancestros del conocido Libertador estaban, al menos, dos aborígenes canarias.

El director del Centro de Documentación de Canarias y América (Cedocam), Manuel Hernández, acaba de traer desde Venezuela los resultados del primer informe genealógico completo del político y militar venezolano. "Es la primera vez que se habla con claridad de los ancestros de Bolívar. En la Historia ha habido épocas en las que se han pasado por alto a los hijos naturales y por eso esta ascendencia guanche no se había dado a conocer", explicó el historiador tinerfeño.

Según el informe, el prócer de los argumentos nacionalistas latinoamericanos tiene al menos dos ascendientes aborígenes por línea materna. Porque Bolívar fue, ante todo y como la mayoría de la población venezolana, un mestizo en el que se pueden encontrar desde vestigios portugueses a italianos. Hay que remontarse a diez generaciones, retrotraerse en el tiempo hasta la época de la Conquista, para encontrar en el árbol genealógico del conocido político venezolano sangre aborigen canaria.

Simón Bolívar desciende directamente del que fuera fundador de la Villa de Garachico, Cristóbal de Ponte. Éste, pese a estar casado con Ana de Vergara, mantuvo una relación extramatrimonial con la aborigen Juana Gutiérrez. Era habitual que los guanches adoptaran nombres castellanos cuando se convertían a la religión católica.

El otro antecedente guanche traslada sus orígenes hacia la isla de Lanzarote. Se trata de Maciot de Bethencourt, sobrino del conquistador de Lanzarote, Fuerteventura y El Hierro, Jean de Bethencourt. Maciot, a la postre primer gobernador de la Isla, se casó con la hermosa princesa Teguise dando lugar a una de las historias más recordadas de la Conquista. De nuevo, un ascendiente aborigen en el árbol genealógico del libertador.

"Incluso podría haber alguno más sin identificar", detalla Manuel Hernández. En los documentos estudiados por los historiadores venezolanos aparecen varios ancestros más que bien podrían corresponder con aborígenes canarios. "Es el caso de una Inés que nació en 1525 en La Laguna y que se casó con Domingo Pérez de Soto pero no se ha podido establecer ni su apellido ni su origen", añade el director del Cedocam.

Estos parientes aborígenes serían a Bolívar lo que en genealogía se denominan octavos abuelos. El orden de los ascendientes empieza con padres, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos, cuartos abuelos, quintos abuelos y continúa así de forma sucesiva. Ya desde los cuartos abuelos de Bolívar empiezan a sucederse nombres canarios. Desde Francisco de Rebolledo y Villavicencio, uno de los primeros alcaldes de Caracas, al lagunero Juan Ascanio y Guerra.

Con cada generación anterior, se multiplica la presencia canaria en el árbol genealógico de Bolívar: Juan de Ponte (1540, Garachico), Tomás de Ponte (1547, Garachico), Agustín de Herrera y Rojas (Gáldar), Martín Ascanio y Nieves (Tenerife) y Diego Sarmiento de Ayala (Lanzarote) son algunos ejemplos. "De hecho, los segundos apellidos de sus padres son canarios: De Ponte y Blanco", concluye el historiador del centro dependiente del Organismo Autónomo de Museos y Centros de Tenerife.

Pulsa para ver más contenido para ti