Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una voz para que hablen los niños

Alrededor de 500 estudiantes de Secundaria acudieron ayer a Infecar para asistir a distintas actividades contra la violencia de género - Actuaron el grupo Crash y el artista Javicombé

De izqda a dcha: Muñoz, Viera, Álamo y Pulido, ayer, ante los jóvenes, en el Palacio de Congresos de Infecar. ANDRÉS CRUZ

Alrededor de 500 niños y adolescentes, de siete centros públicos de enseñanza secundaria de todos los municipios de Gran Canaria, realizaron ayer, en la Institución Ferial de Canarias (Infecar), distintas actividades encaminadas a fomentar la igualdad entre géneros, así como erradicar la violencia contra la mujer en un acto que se encuadraba dentro del la III Jornada Iguálate.

Organizado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, y coincidiendo con el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el acto fue presentado por la concejala de Bienestar Social, Rosa Viera, y contó con la asistencia de la consejera de Juventud e Igualdad del Cabildo de Gran Canaria, María del Carmen Muñoz, y del consejero de Política Social, José Miguel Álamo.

La trabajadora social Mónica Pulido presentó una ponencia en la que hacía más visible la violencia de género desde la perspectiva de los niños, niñas y jóvenes. Pulido insistió en que "en el amor lo importante es ser feliz, y no sufrir y recordó que para que una relación de pareja funcione, debe basarse en el respeto, la confianza, la libertad o la igualdad." La trabajadora social presentó el libro Voces al viento y recordó que "los jóvenes podemos aprender, pero los mayores también pueden aprender de los jóvenes". El objetivo del libro ha sido dar voz a todos esos niños que han vivido en una situación de violencia de género ya que contiene seis cuentos que muestran cómo se sienten esos niños en sus casas. "Quizás ustedes conozcan a alguien que esté viviendo en esa situación y la comprendan", señaló. "La violencia afecta a las mujeres, pero también a las personas que están alrededor. Y estas seis personas estuvieron en una casa de acogida y han podido contar su historia, por lo que contiene información para que la gente sea consciente de que los niños sufren".

El escritor Alexis Ravelo ofreció un pequeño taller de literatura a esas personas para que escribieran sus historias. "El libro aporta otra visión de la violencia de género, centrado en las consecuencias que puede tener para los niños. De este modo, propone que todos sepan cómo funciona la violencia". Los estudiantes que acudieron al acto de ayer reciben este programa todo el curso escolar mediante tres sesiones de dos horas cada una en sus propios institutos donde trabajan cuestiones como la importancia de que el sexo no signifique un factor de discriminación.

El grupo musical Crash interpretó un tema acorde a las relaciones de pareja sana con un mensaje sensibilizador. Y el artista Javicombé realizó un sketch sobre la temática de la igualdad entre géneros. La CEO Omayra Sánchez recibió un reconocimiento por su labor en la prevención de la violencia de género. Y Lola Rodríguez, junto a su padre, Miguel Rodríguez, hizo una aportación sobre su vivencia personal como víctima del machismo.

Al inicio del acto de ayer, la consejera María del Carmen Muñoz recomendó una página web donde hay una asesora psicológica para los jóvenes sobre el maltrato, las relaciones de pareja, sexuales, etc. Por su parte, el consejero José Miguel Álamo recordó que la clave para evitar la violencia está en que en el día a día nos tratemos con igualdad y respeto. "Por encima de eso no hay nada, sino comportamientos y actitudes. Eso es lo que tenemos que proclamar los mayores para transmitir a los jóvenes. Si a mi novia la trato con respeto e igualdad, ya hemos ganado algo". José Miguel Álamo recordó que si al final "han tratado con respecto e igualdad a su amiga ha servido para dar un paso más en erradicar esa violencia contra las mujeres".

Compartir el artículo

stats