Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música Aula Wagner

Paso a la juventud

Paso a la juventud

Paso a la juventud

El Aula Wagner en colaboración con nuestra Universidad celebró un Recital de Lieder a cargo de dos ya grandes artistas canarios pese a su juventud: el tenor Manuel Gómez Ruiz y el pianista Ignacio Clemente Estupiñán.

Vaya por delante que el concierto fue un éxito pleno por la calidad de la interpretación en la que el tenor mostró una técnica perfecta con dominio de todos los registros, fácil fraseo con un magnífico legato y, sobre todo, una dinámica que diferenciaba perfectamente los distintos grados de intensidad. El pianista formó con el cantante un dúo magnífico en el que cada uno interpretaba con independencia-dependencia su papel.

Una gran variedad de autores fueron desgranándose admirando la naturalidad del Schubert cíclico con cuatro Lieder de La bella molinera, en la que por dar unidad a este resumen, cantó Mein!, no con la alegría desbordante del que consigue el Sí de su amada, sino como si ya presintiese su final. La sencillez de Brahms en der Gang zum Liebchen contrastó perfectamente con lo anterior y en Mahler, quizás lo mejor de la velada, nos deleitó con la juventud que rezuman sus dos Lieder de La trompa mágica del joven. Volvió Schubert con Lieder sueltos (magnífico el balanceo panístico de La trucha y el vigor del precioso Hijo de las Musas de Goethe).

Nos cautivaron las canciones en inglés de Britten y Copland, con una gracia magnífica y esa mezcla estupenda de folklore imaginario que son Las Cinco canciones populares griegas.

A esos tres idiomas se unió el nuestro en el Zoron go que nos regaló ante la interminable ovación del público que aún pedía más.

Debemos felicitarnos de que las becas estén dando estos magníficos frutos, que no son los únicos, y esperamos con impaciencia una próxima actuación de ese magnífico tandem que forman el Vicerrectorado de Cultura y Atención Integral de nuestra Universidad y el Aula Wagner y de Estudios Estéticos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats