Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jérez: "Lo que más me interesa del arte es la acción como proceso de trabajo"

La creadora grancanaria recibe el Nacional de Artes Plásticas por su "dimensión pionera en el uso de las tecnologías, en el tránsito de la era analógica a la digital"

Jérez: "Lo que más me interesa del arte es la acción como proceso de trabajo"

Jérez: "Lo que más me interesa del arte es la acción como proceso de trabajo"

La artista Concha Jerez (Las Palmas de Gran Canaria, 1941) se alzó ayer con el Premio Nacional de Artes Plásticas, dotado con 30.000 euros y concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El anuncio de su reconocimiento coincidió ayer con su estancia en la Feria Artissima de Arte Contemporáneo, en Turín, donde la creadora trabaja en el montaje del stand que inaugura mañana y que plasma, precisamente, una muestra de su larga trayectoria profesional. "Este es un reconocimiento que está bien y me alegro mucho de que me lo hayan concedido; pero yo pienso, al mismo tiempo, que hay muchos otros artistas que no lo han recibido y que lo merecen igual que yo, algunos incluso más", razonaba ayer la artista, en conversación telefónica desde la ciudad italiana. Junto a esta distinción, Jerez también recibió el pasado abril de 2011 la Medalla de Oro al Mérito a las Bellas Artes.

El jurado, presidido por Miguel Ángel Recio, director general de Bellas Artes, distinguió a la creadora grancanaria por "su dimensión pionera en el uso de tecnologías, por ser representante de artistas que ha marcado el tránsito de la era analógica a la cultura digital y por su transformación del lenguaje artístico en el uso de diferentes formatos, desde lo escrito a la audiovisual, pasando por lo sonoro, y por su constante conciencia crítica que expresa una fecunda relación entre el arte, la cultura y la vida de nuestro tiempo".

Generación

La trayectoria de Concha Jerez se inscribe en esa primera generación de artistas conceptuales nacida en la década de los 70. Su discurso artístico ha permanecido fiel a esa mirada crítica de la realidad que inspiró sus inicios y que hoy impregna toda su obra, en la que cuestiona, a través de los múltiples soportes y formatos que frecuenta, la naturaleza del mundo que nos rodea. Además, a partir de 1989, la artista simultanea su creación individual con la realizada en colaboración con el compositor, artista sonoro e InterMedia José Iges, en las que ahondan más en la dimensión tecnológica. "Mi obra es como una dualidad, como dos líneas abiertas y ello hace que la insistencia sea doble", indicó la artista en declaraciones a Efe.

En cuanto a sus líneas de trabajo principales, Jerez opera, sobre todo, en los terrenos de la performance y de la instalación, que desarrolla en paralelo a una profunda exploración de soportes, medios y lenguajes. No obstante, también ha realizado obras de arte radiofónico para diversas emisoras europeas, toda vez que la música y lo audiovisual son otras de las fuentes que también nutren sus creaciones.

Sin embargo, la artista se define a sí misma como una "trabajadora de ideas", donde el medio sólo es el medio, y el fin es el arte. "Reconozco que no me identifico en especial con ningún medio de expresión, puesto que yo siempre parto de ideas en mi trabajo y, luego, utilizo los medios que considero más necesarios para el desarrollo de esas ideas", explica Jerez, "por esta razón, creo que me siento cómoda con muchas formas de resolución de esas obras artísticas". El diálogo entre lo analógico y lo digital constituye otra de las dimensiones más sobresalientes de su obra, tanto individual como compartida con Iges. "El tránsito desde lo analógico a lo digital ya se ha producido; ya hemos dejado ese terreno de lo analógico y hemos pasado a lo digital, aunque ahora también hay una cierta corriente interesada en volver a lo analógico; pero yo creo que el problema no está tanto en esa cuestión de soportes, el problema está en qué es lo que quieres decir con ello", reflexiona la artista, "si este diálogo es lo que te estimula para desarrollar la obra, es interesante seguir en esa dirección".

A modo de balance "quizás, lo que más me interesa del arte son dos ejes fundamentales: uno es el campo del desarrollo de obras in situ en instalaciones; y el otro es la performance, y ambos son las líneas básicas de mi obra", revela. "La acción como proceso de trabajo o de obra en el arte me sigue interesando muchísimo", concluye.

Licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad de Madrid, Concha Jerez cursó la carrera de piano en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y ejerció como profesora de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca entre 1991 y 2011. En los años 70, comienza a desarrollar el concepto de instalación en grandes espacios y, a comienzos de los años 80, Jerez amplía su mirada artística a través de la exploración en el campo de la performance como obra in situ. También ahonda en otras vertientes, como el arte radiofónico y los medios de comunicación, en los que ha trabajado en múltiples ocasiones para distintos países, junto con José Iges.

Desde entonces, la obra de Jerez reviste una importante proyección internacional y cuenta con numerosas exposiciones en todo el continente europeo, en países como España, Portugal, Francia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Italia, Alemania, Austria, Polonia, Serbia y la República Checa; pero también en el continente americano, donde ha expuesto piezas en Estados Unidos, México, Argentina, Venezuela y Colombia. Hasta el presente, Jerez ha participado en encuentros y festivales de gran relevancia internacional, y ha realizado un gran número de obras de arte sonoro y visual, obras InterMedia, libros de artista y ediciones de artista.

Compartir el artículo

stats