Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud

Médicos de la UMI del Insular plantean trasladar pacientes a la sanidad privada

La mayoría de intensivistas pide a la dirección del centro ampliar los conciertos tras cuatro meses de saturación

Médicos de la UMI del Insular plantean trasladar pacientes a la sanidad privada

Trece doctores de la Unidad de Medicina Intensiva (UMI) del Hospital Insular, la mayoría de los facultativos del área, propusieron el pasado viernes a la dirección del complejo sanitario ampliar los conciertos con las clínicas privadas para evitar el traslado de enfermos críticos a los centros públicos y, al mismo tiempo, desplazar a pacientes crónicos a los hospitales privados.

La solicitud de los intensivistas, que prefirieron no desvelar sus nombres, se produjo después de cuatro meses de colapso en la UMI por un aumento en el ingreso de pacientes, que incluso obligó tanto a trasladar enfermos críticos a la Unidad de Despertar y Reanimación como a suspender casi una veintena de operaciones programadas durante febrero. Tras las informaciones publicadas a lo largo de esta semana, casualmente, el área de Despertar y Reanimación amaneció ayer con un solo paciente de la UMI, y con orden prioritaria de traslado a planta, según desvelaron trabajadores del servicio, antes de cifrar en catorce personas los convalecientes críticos en la unidad el pasado lunes y sorprenderse del inusual número de altas tramitadas en fin de semana.

En concreto, los trece de la UMI atribuyeron la actual situación, "en la que se han visto superados los medios con los que contamos para la atención al paciente crítico adulto", a 17 causas, que acompañan de las respectivas propuestas "imprescindibles para mejorar la actual y futura demanda" asistencial. Como tercer motivo, los firmantes citan el "incremento de traslados de enfermos críticos desde las clínicas privadas del sur de la isla (en relación directa con el aumento de turistas y los conciertos con centros privados del área sur)".

Y como propuesta, los intensivistas públicos plantean "revisar los conciertos con hospitales privados con el fin de que puedan asumir ciertos perfiles de pacientes y no requieran traslado a los hospitales de tercer nivel. Además, que contemple, entre otras cuestiones, la posibilidad de evacuación de pacienets crónicos ingresados en la UMI de nuestro hospital que puedan seguir su evolución en las UMI privadas", concluye la tercera reivindicación de los facultativos, expresada por escrito tras formularse verbalmente durante una reunión con la dirección del complejo hospitalario el pasado miércoles.

Médicos del Insular no pertenecientes a la UMI se sorprendieron de la propuesta de sus colegas: "Siempre hablamos de lo contrario, capitalizar la sanidad pública, no dar dinero a la privada. Se han equivocado radicalmente". La apuesta de los médicos públicos por la sanidad privada coincide con las críticas vertidas desde la oposición política al Gobierno de Canarias, sustentado en minoría parlamentaria por Coalición Canaria, tras el nombramiento como consejero del área de José Manuel Baltar a principios de enero.

Hasta entonces director del Grupo Hospitales San Roque, una de las principales empresas del sector en Gran Canaria, Baltar sustituyó en el cargo al socialista Jesús Morera tras la ruptura del pacto de gobernabilidad autonómico entre CC y PSOE en vísperas de Nochebuena, después de meses de desencuentros con la sanidad, las carreteras y el reparto del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) como principales áreas de conflicto. Licenciado en Matemáticas con especialidad en Estadística e Investigación Operativa y máster tanto en Economía de la Salud y Gestión Sanitaria como en Dirección Económica y Administrativa de Hospitales,Baltar asumió los retos de atajar el desfase presupuestario y rebajar las listas de espera quirúrgicas, una meta que cifró el pasado septiembre en 16 millones de euros mediante conciertos con el sector privado.

Tras su designación como consejero de Sanidad, José Manuel Baltar procedió al tradicional relevo de los altos cargos del departamento,incluidos los responsables de los principales centros públicos del Archipiélago, pero mantuvo a la dirección del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil.

Compartir el artículo

stats