Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Demografía

Uno de cada tres canarios se encuentra en situación de riesgo de pobreza

El 35% de los isleños engrosan esta estadística, que lideran los andaluces

Uno de cada tres canarios se encuentra en situación de riesgo de pobreza

Uno de cada tres canarios se encuentra en situación de riesgo de pobreza

La pobreza es una posibilidad real para uno de cada tres canarios. El 35% de la población isleña presenta riesgo de caer en ella al vivir con menos de 8.209 euros al año, según los datos recogidos en la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) que ayer presentó el Instituo Nacional de Estadística (INE) elaborada el año pasado sobre datos de 2015. Malas noticias para el Archipiélago, que se sitúa gracias a este mal dato como la segunda región con mayor tasa de riesgo de pobreza de toda España, sólo superada por Andalucía, que alcanza el 35,4%. Si ampliamos la estadística a todo el territorio nacional, nos encontramos con una media del 22,3%, lo que supone que uno de cada cinco españoles está en esta situación.

¿Pero qué significa realmente esta tasa? Esta tasa mide desigualdad, no pobreza absoluta, es decir, cuántas personas tienen menores ingresos que el conjunto de la población. El cálculo de riesgo de pobreza se fija en el 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo de las personas. El umbral de riesgo de pobreza para los hogares de una persona (calculado con los datos de ingresos de 2015) se situó en 8.209 euros, un 2,5% más que el estimado en el año anterior. Así, quienes estén por debajo de esta cantidad se consideran en riesgo de pobreza.

Otras estadísticas incoporadas al documento hecho público ayer no dejan a Canarias en mucho ejor lugar. Si nos atenemos a otro indicador importante, el de los ingresos medios anuales, nos encontramos con que los isleños registran sólo 8.702 euros, uno de los guarismos más bajos del panorama español. Sólo los extremeños (8.674 euros), los andaluces (8.398) y los murcianos (8,273) perciben menos dinero al año. La media española se sitúa en 10.708 euros, 2.006 euros más que lo que perciben los canarios, con el País Vasco (14.345 euros), Navarra (13.408) y Cataluña (12.660), señaladas como las comunidades autónomas más ricas en este sentido.En España, el ingreso medio por hogar de 26.730 euros al año.

Hay un amplio grupo de estadísticas que hacen referencia a las dificultades económicas que atraviesan los hogares. En ellas, Canarias aparece reiteradamente entre las comunidades autónomas más desfavorecidas, dibujando para el Archipiélago un desalentador panorama socioeconómico, con los isleños soportando unas depauperadas condiciones de vida.

El Archipiélago (34,5%), Comunitat Valenciana(25,7%) y Región de Murcia (24,5%) fueron las comunidades autónomas con mayores porcentajes de hogares que llegaban a fin de mes con "mucha dificultad" en 2016, frente a las que presentaron los menores porcentajes: Principado de Asturias (4,8%), Aragón (5,1%) y Castilla y León (5,2%).

El 60,4% de los hogares de Canarias, el 52,4% en Andalucía y el 47,9% de los de Región de Murcia no tenían capacidad para afrontar gastos imprevistos en 2016. En el lado contrario se situaban País Vasco (19,0%), La Rioja (21,1%) y Comunidad Foral de Navarra (22,7%).

Además, Canarias (56,4%), Andalucía (56,1%) y Región de Murcia (48,7%) presentaron los mayores porcentajes de hogares que no podían permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año en 2016. Los porcentajes más bajos correspondieron a País Vasco (22,4%), Comunidad Foral de Navarra (23,2%) y Comunidad de Madrid (24,7%).

En el caso de hogares con retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal, Castilla-La Mancha (13,2%), Canarias (12,3%) y Región de Murcia (10,7%) presentaron los porcentajes más altos. Por el contrario, Extremadura (3,8%), Comunidad Foral de Navarra (3,9%) y Castilla y León (4,4%) registraron los más bajos.

La estadística agregada de todas las regiones da, para el conjunto español, que el 38,1 % de los hogares no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos; el 39,5%; casi cuatro de cada diez no puede irse de vacaciones ni una semana al año, y el 8,4 % se retrasa en los pagos de su vivienda (hipoteca, alquiler, gas, electricidad, comunidad,...).

La estadística del INE segrega la población en cinco grupos homogéneos, a los que llama quiniles, atendiendo al nivel de ingresos. Así. el primer quinil se correspondería con los españoles que tienen unos ingresos inferiores y el quinto con aquéllos que disfrutan de los más altos. Pues bien, la región que muestra una distribución de la riqueza menos equitativa es precisamente la canaria, que es la que tiene un mayor porcentaje de población en el grupo de menores ingresos (primer quintil): el 33%. Siguen al Archipiélago en esta clasificación Andalucía (31,9%) y Castilla-La Mancha (30,0%).

Si nos vamos al otro extremo del espectro, hallamos que las comunidades autónomas con mayor porcentaje de población con rentas altas (quinto quintil) eran País Vasco (38,2%), Comunidad Foral de Navarra (30,7%) y Comunidad de Madrid (29,8%).

Edades vulnerables

La Encuesta de Condiciones de Vida dibuja un cuadro no sólo segregado por comunidades autónomas. También se detiene en el análisis por edades, para dilucidar el impacto que la pobreza tiene en España atendiendo a esta circunstancia. Los que presentan mayor riesgo de pobreza son los menores de 16 años, con una tasa del 28,9%, mientras que los menos vulnerables son los de 65 años o más, con un 13%, aunque han visto crecer su vulnerabilidad. Por su parte, el 23% de las personas en edad laboral, es decir las situadas entre 16 y 64 años, se sitúan en esta franja de riesgo.

Si combinamos el factor de la edad con la tenencia de una vivienda en propiedad, obtenemos que la a población mayor de 65 años, que en mayor proporción es propietaria de su vivienda, presentó el menor porcentaje de riesgo de pobreza (6,3%). Por su parte, el mayor porcentaje se dio entre los menores de 16 años (28,4%).

Es interesante evaluar la tasa de riesgo de pobreza que se da en España puesta en relación con características como el nivel de estudios o el tipo de hogar.

Respecto a la importancia que tiene el nivel de formación, el 29,2% de la población que ha alcanzado un nivel educativo equivalente a primera etapa de educación secundaria estaba enriesgo de pobreza. Por su parte, cuando el grado alcanzado es la educación superior, dicha tasa se reducía hasta el 10,3%.

Atendiendo al tipo de hogar, el 42,2% de personas que vivían en hogares formados por un adulto con hijos dependientes a cargo se situaban en riesgo de pobreza en 2016. Las menores tasas de riesgo de pobreza se daban en los hogares sin niños dependientes.

En relación con la actividad, el 48,5% de los parados estaba en riesgo de pobreza, frente al 11,0% de los jubilados.

Según la nacionalidad, el porcentaje de personas por debajo del umbral de riesgo de pobreza era del 18,8% para los españoles, del 40,3% para los extranjeros de la Unión Europea (UE) y del 52,1% para las personas cuya nacionalidad no era de un país de la UE.

FInalmente. el porcentaje de españoles que vive en riesgo de pobreza se eleva al 27,9 % (0,7 puntos menos que un año antes) si se utiliza el indicador Arope (siglas de At Risk Of Poverty or social Exclusión) que es el que figura en la estrategia Europa 2020 de la UE. Este indicador, además del riesgo de pobreza, tiene en cuenta la baja intensidad de empleo y la carencia material severa, como no poder comer carne, pollo o pescado cada dos días, no poder tener coche, calefacción, o lavadora, o no disponer de 650 euros para gastos imprevistos, entre otros factores.

Compartir el artículo

stats