Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los tribunales alejan el TMT de La Palma

Los jueces fallan a favor del Telescopio de Treinta Metros en Hawái aunque falta el permiso

Los tribunales alejan el TMT de La Palma

Los tribunales alejan el TMT de La Palma

Una reciente resolución judicial en Hawaii acerca un poco más el proyecto del Telescopio de Treinta Metros (TMT) a la isla estadounidense y lo aleja de La Palma, aunque según fuentes del proceso, la vía para que este gigante de la astrofísica se instale en el Observatorio del Roque de los Muchachos no está todavía cerrada. "Siguen abiertas las dos opciones", aseguran las mismas fuentes, que explican que el nuevo fallo de los tribunales hawaianos no resuelven el proceso ni aceleran la decisión que debe tomar la junta promotora del proyecto.

En concreto, según publican medios locales, los tribunales han desechado la audiencia de los colectivos contrarios a la instalación del Telescopio en Mauna Kea, que habían reclamado ante la Corte Suprema este derecho a audiencia en lo que se refiere al subarrendamiento del TMT. No obstante, si bien se considera que este proceso está cerrado con esta decisión judicial, el procedimiento en Hawaii sigue abierto en lo que se refiere a los permisos de uso de la zona, considerada como sagrada por parte de los nativos.

Respecto a este fallo, el presidente de la junta del proyecto, Henry Yang, asegura que a los promotores del telescopio les "complace" la decisión de la Corte Suprema de "mantener el subarrendamiento de la Junta de Tierras y Recursos Naturales entre la Universidad de Hawái y el Observatorio Internacional TMT". En primera instancia, la junta había autorizado este subarrendamiento, pero el colectivo apeló a la Corte Suprema y reclamó lo que se conoce como derecho de audiencia, con la intención de mostrar sus argumentos contrarios a la instalación de la infraestructura científica en el observatorio, hecho que niega ahora el fallo judicial.

"Agradecemos a todos los miembros de la comunidad que han contribuido con sus puntos de vista durante todo este proceso", apunta Henry Yang antes de añadir que "aunque ha sido un largo viaje hasta aquí, seguimos comprometidos con Hawái y agradecemos a todos su apoyo durante los últimos 10 años o más".

Sin embargo, a pesar de esta alegría, el propio presidente de la junta del Telescopio de Treinta Metros admite que aún no hay una decisión tomada acerca de la instalación del proyecto científico, que desde el principio mantiene Hawaii como prioridad y contempla La Palma como alternativa. "Evaluaremos los próximos pasos mientras esperamos la resolución de la apelación final ante el tribunal, relacionada con el Permiso de Uso del Distrito de Conservación", apunta Yang, en relación al otro trámite judicial que sigue sin resolverse en el estado americano.

Precisamente, estos conflictos administrativos y judiciales, enmarcados en parte en la oposición de los nativos, conllevaron un retraso en el proyecto tal, que los promotores del TMT optaron por buscar una alternativa viable para no dilatar más el inicio de las obras. Entonces, hace unos dos años, la respuesta se la dio el director del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) al proponer La Palma como lugar idóneo para la infraestructura, que será la más importante del futuro de esta disciplina científica junto al Telescopio Europeo Extremadamente Grande, actualmente en construcción en Chile.

Proceso

La junta del TMT, tras informes técnicos, científicos y administrativos dieron el visto bueno a La Palma y desde entonces tanto el IAC como el Gobierno de Canarias iniciaron de manera conjunta con los promotores de la infraestructura todos los trámites necesarios para que, en el caso de que finalmente se optara por el Archipiélago, se pudiera iniciar la obra cuanto antes. "Ambas vías siguen totalmente abiertas y el proyecto en La Palma está cien por cien en marcha", insisten fuentes cercanas al procedimiento, que inciden en que la decisión aún no está tomada.

A falta de que se cierre el permiso de uso en Hawaii, La Palma no ha perdido del todo hasta que en unos meses se opte definitivamente por un lugar u otro. No obstante, el fallo de la Corte Suprema en cuanto al subarrendamiento llega justo en un momento en el que desde el propio Ejecutivo canario admiten un retraso en los trámites burocráticos relativos a la declaración de impacto medioambiental del proyecto. El Gobierno achaca esta dilación a la falta de documentación remitida por el Ayuntamiento de Puntagorda y teme que no se pueda concluir el proceso a tiempo.

Compartir el artículo

stats