Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus Situación sanitaria en Canarias

Las PCR y las App de localización ganan peso para mejorar el diagnóstico del virus

Atención Primaria asume el control y la detección de casos en la nueva fase de la pandemia en las Islas con equipos profesionales específicos en cada centro de salud

Ciudadanos ayer en las inmediaciones de Vegueta, en la capital grancanaria.

Ciudadanos ayer en las inmediaciones de Vegueta, en la capital grancanaria. JUAN CASTRO

La incorporación de nuevos síntomas para el diagnóstico, la realización de test PCR en las primeras 24 horas desde la sospecha de un nuevo caso de coronavirus, o la incorporación de tecnologías para la localización de los contactos de los positivos. Estos son algunos de los cambios que ha incorporado Canarias desde el pasado 4 de mayo en la estrategia de diagnóstico, vigilancia y control de la pandemia de Covid-19, tras la modificación por parte del Ministerio de Sanidad de los criterios diagnósticos y de sospecha clínica. Un nuevo escenario en el que Atención Primaria asume el control y la detección de casos a través de equipos específicos de profesionales en cada centro de salud de las Islas, según indicó Lluis Serra Majem, portavoz del Comité de Expertos que asesora al Gobierno de Canarias en la crisis sanitaria.

"Hasta ahora, como no había mucha capacidad de laboratorio de PCR, lo que se venía haciendo era aislar a la gente en su domicilio ante un posible contacto con una persona con Covid-19, o a un sanitario con cierta sintomatología. Además, la sospecha de casos y la realización de PCR venía determinada exclusivamente por la clínica respiratoria", apuntó Serra respecto a un sistema diagnóstico que presentaba muchas lagunas dado que no contemplaba los casos de Covid-19 asintomáticos, ni el largo período de incubación del virus en el que tampoco hay clínica. "El problema es que, tanto si es un caso asintomático como si está en fase presintomática, el paciente puede ser contagioso, por tanto, si al SARS-CoV-2 no lo buscas, el brote le pasa por encima, porque a través del contagio entre presintomáticos y asintomáticos se hace una nube de casos muy importante, que surgen en la fase clínica más grave".

Desde el pasado lunes, uno de los cambios más importantes en la estrategia de diagnóstico es la mejora de la sensibilidad en la definición y sospecha de casos, para la petición de PCR, de forma que a la sintomatología respiratoria, se añaden otros síntomas que antes no se tenían en cuenta como la pérdida del olfato o gusto súbita, o incluso el haber estado en zonas de alto riesgo, o en contacto con un caso positivo del virus.

En base al nuevo protocolo aprobado por el Ministerio, a partir de esta semana, ya se considera caso sospechoso de infección por SARS-CoV-2 a cualquier persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad que cursa, entre otros, con fiebre, tos o sensación de falta de aire; o con síntomas atípicos como el dolor de garganta al tragar alimentos, pérdida del sentido del gusto o del olfato, dolores musculares, diarreas, dolor torácico o cefaleas, entre otros.

A partir de ahí, a las personas que presenten algunos de estos síntomas, se les hará un test PCR dentro de las 24 horas siguientes a la notificación de los mismos, en cualquier punto de las Islas.

Además, la nueva estrategia incluye un plan de rastreo de las personas con las que el nuevo positivo ha estado en contacto en los últimos 14 días, entendiendo por contacto una persona que ha estado a menos de 2 metros del paciente, sin mascarilla y durante 10 o 15 minutos.

"A los contactos hay que avisarlos, aislarlos preventivamente y en un plazo de 48 horas hacerles la PCR. No se hace de forma inmediata porque la prueba es negativa en las primeras 48 horas de la infección, y si se hace muy pronto daría un falso negativo. Si estos contactos dan positivos, hay que buscar a sus propios contactos, con lo cual hay que hacer una encuesta en racimos de contactos positivos, aislar y hacer PCR".

Esta búsqueda siempre se ha hecho a través de la propia persona que da positivo y notifica los teléfonos de sus contactos en los últimos 14 días -familiares, compañeros de trabajo, vecinos...-. Pero a partir de ahora se van a incorporar las nuevas tecnologías, para el seguimiento o localización de contactos de personas positivas, fundamentalmente a través de aplicaciones móviles. Como ejemplo, Serra citó las App para las que es necesario activar el Bluetooth. " Si alguien está en la guagua, por ejemplo y entra en contacto con una personas desconocida que luego resulta positivo, la aplicación te avisa que has estado con un contacto de riesgo. Hay varios sistemas, pero parece que los mejores son estos que utilizan el Bluetooth", e indicó que dicha tecnología es recomendable para quienes utilizan el transporte público y, a medida que se avance de fases, se acuda a actos culturales, una vez se autoricen, o a otras actividades masivas. Además, se trata de una herramienta muy accesible para los jóvenes, principales transmisores del virus, con las escuelas cerradas.

Este control se va a sustentar en la Atención Primaria, reforzada con la atención telemática, TIC, teléfono 112... "Canarias ha reforzado la Atención Primaria para asumir estos controles. Hay una agenda Covid en cada centro de salud a cargo de un equipo específico, encargado del seguimiento, tanto de los positivos como de las sospechas. Incluso, en la programación de llamadas de cada médico se incluyen los pacientes de su cupo que están en la lista de la agenda Covid".

Compartir el artículo

stats