Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Ruiz: “La integración en el CSIC es buena opción para el Oceanográfico”

“La integración en el CSIC es buena opción para el Oceanográfico”

“La integración en el CSIC es buena opción para el Oceanográfico”

Como han sido estas semanas al frente del IEO?

De trabajo muy intenso tanto por mi parte como por la del nuevo secretario general, Iñaki Sanjuan, que también se ha incorporado en el proceso de reestructuración en el que está inmerso el IEO. La situación reclamaba medidas rápidas tanto para la resolución de problemas inmediatos como para sentar las bases con las que evitar que estos problemas se reproduzcan o que surjan otros nuevos en el futuro.

¿Cuáles han sido esas medidas?

Estas medidas han permitido saldar muchos pagos por servicios y material necesario para el funcionamiento de los proyectos que ejecuta la institución; se ha realizado también la programación presupuestaria del ejercicio 2021, de forma que se eviten los problemas de éste, incluyendo partidas para pagos pendientes en años previos al 2020; se han iniciado los procedimientos presupuestarios para poder dar un importante empuje a la contratación de personal; se están revisando cobros que la institución tenía por recibir; se está reforzando el equipo de administración que da apoyo a la actividad científica y asesora al del IEO; se ha encargado la acción en el exterior de la institución a científicos con la más alta cualificación… Son muchas las acciones realizadas en el transcurso del verano con un mes como agosto y el Covid por medio, pero la situación lo exigía.

¿Qué ha pasado para que una institución tan importante llegase a este punto casi de colapso?

Ha sido la consecuencia de la acumulación a lo largo de los años de dificultades en la gestión. Las reglas de funcionamiento de la administración pública han crecido y se han vuelto cada vez más exigentes. Es un proceso que hubiera demandado una adaptación progresiva al escenario cambiante y la incorporación de suficiente personal con la cualificación necesaria. Sin esta adaptación se produce un desajuste entre la capacidad del organismo para ejecutar ciencia y asesoramiento de calidad y su capacidad de administrar los recursos necesarios para ello. Este desajuste no ha resultado en un colapso, pero si en una situación financiera y administrativa muy compleja; fundamentalmente en un desfase presupuestario entre la cuantía que se recibe y su distribución para poder ejecutar los compromisos recibidos.

La integración del IEO en el CSIC generó controversia. ¿Es irrevocable o hay alternativa?

El CSIC es un organismo que sí ha sido capaz de evitar el desajuste y la carga administrativa que conlleva el trabajo científico. La resolución de cualquier problema siempre abre opciones, pero la integración en el CSIC es una opción muy efectiva dada la situación actual del IEO y muy eficiente en el uso de los recursos públicos. Otras opciones serían posibles, pero probablemente demandarían un tiempo de implementación del que ahora no disponemos y con menor eficiencia. Se está preparando un Real Decreto por el que el IEO será un centro nacional del CSIC y en el que se respetará su estructura de funcionamiento. Esto permitirá hacer lo que siempre ha venido haciendo, pero con el refuerzo y la mejora que supone el respaldo del CSIC.

“Será un centro nacional del CSIC y se respetará su estructura”

decoration

¿Le preocupan la cascada de dimisiones, como el de la directora de uno de los centros más importantes, el de Vigo?

Obviamente yo no puedo más que respetar las decisiones que han tomado y reconocerles el sacrificio que han hecho en circunstancias excepcionalmente difíciles. No obstante, el capital humano de calidad del que dispone el IEO es muy amplio y hay personal muy cualificado para asumir esta importante responsabilidad, incluyendo el centro de Vigo, y cualquier otro.

¿De qué depende que la situación no se vuelva a repetir?

La situación futura será muy sensible a la aprobación de los presupuestos generales del estado para el 2021, pero se ha iniciado un proceso de racionalización presupuestaria de ingresos y gastos para el futuro, que es el camino a seguir para resolver la situación actual y evitar que se vuelva a producir. Se debe partir de un modelo de gestión y a partir de él generar la estructura necesaria para poder ejecutar eficientemente los recursos disponibles. Este modelo incorporará una estrategia y una planificación general que incluya la revisión y mejora continua de procedimientos. Se mejorará el flujo de información, una mayor descentralización y delegación de funciones hacia los centros y una acción más coordinada. En términos generales, se buscará una gestión más proactiva y menos reactiva.

¿Se tramitó ya la inyección de 4,5 millones de euros anunciada? ¿Habrá más movimientos de este tipo?

Esta inyección está ya operativa y está permitiendo desbloquear muchas actividades de investigación y asesoramiento, así como del funcionamiento operativo de los centros. El Ministerio ha ofrecido su ayuda continua para resolver la compleja situación, pero no todos los problemas son financieros. De hecho, el IEO ha venido arrastrando durante años un problema de inejecución presupuestaria. Es también necesario tener mecanismos de gestión adecuados para distribuir ese dinero en el presupuesto y agilidad en su gestión dentro del ejercicio presupuestario en el que ya nos encontramos.

¿Afectará esto o el Covid-19 a inversiones como la construcción del nuevo oceanográfico?

Las dificultades de gestión no han afectado al diseño y programación de la construcción del nuevo buque como parte del proceso de inversión en la flota oceanográfica. En el Plan de Choque del Ministerio se contempla el refuerzo de la investigación oceanográfica española mediante la construcción de es te buque, que ampliará la capacidad operativa del IEO y le permitirá abordar nuevas responsabilidades y retos. Ya se ha tramitado la partida presupuestaria, que llegará al IEO en las próximas semanas.

Compartir el artículo

stats