Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Universidad | Investigación

El largo camino a Shanghai

La ULPGC escala posiciones en uno de los rankings científicos más prestigiosos con las áreas de Turismo, Oceanografía y Veterinaria entre las 150 primeras del mundo

El largo camino a Shanghai

El largo camino a Shanghai

La apuesta de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria por salir de los puestos de cola en los rankings científicos de mayor prestigio empiezan a dar sus frutos, a pesar de que la inversión en I+D+i en Canarias sigue bajo mínimos. En el último baremos internacional de Shanghai, la ULPGC se sitúa en la posición 833 del mundo y 32 de España, subiendo desde la zona 900 a 1000. Esto ha sido posible gracias a la investigación de excelencia que desarrollan áreas como Turismo, que aparece en el puesto 23 del mundo y cuarto de Europa; así como Oceanografía y Veterinaria, entre las 150 mejores del planeta.

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria gana peso mundial en ciertas áreas estratégicas. En la edición 2020 del denominado ranking Shanghai, mejora su posición con respecto a 2019, pasando del umbral de los 900 a 1000 mejores del mundo, al 833 y 32 de España. Aún así, el ascenso en estas listas es complicado, especialmente para una región pequeña, periférica, y con la inversión más baja en I+D+i del país, con 0,50% del PIB frente a la media nacional de 1,24%. En el caso de la ULPGC, los avances que se están dando vienen de la mano de áreas punteras que han logrado crear una estructura científica y docente con reconocimiento internacional, como es el caso de Turismo, Oceanografía y Veterinaria, que se hallan entre las 150 mejores del mundo; o Biología Humana, Salud Pública y Economía, entre los puestos 401 y 500 mundial.

A la cabeza en la ULPGC está Turismo, que en el último ranking internacional de universidades ARWU Shanghai referido a las áreas de conocimiento, ocupa el puesto 23 del mundo, primero de España y cuarto de Europa. El talento de los investigadores y el vínculo estrecho con el sector turístico en Canarias son, a juicio de Carmelo León, director del Instituto Universitario de Turismo y Desarrollo Económico Sostenible (Tides) de la ULPGC, las claves para situarse en lo alto de la tabla mundial.

“Nuestra fortaleza está en las capacidades humanas que tenemos en la Universidad, unos investigadores de mucho talento, formados en centros internacionales, que aportan ideas y técnicas novedosas, y conseguimos publicar trabajos de mucha originalidad, que constituyen una gran aportación al conocimiento de turismo”, indicó León. “Además, La ULPGC está muy relacionada con el sector, y esto es otra fortaleza, la integración con la industria turística porque está muy cerca de nosotros, y es un campo de trabajo extraordinario para el conocimiento. Profundizar en esa relación sería muy beneficioso para el desarrollo socio-económico de Canarias”.

Los oceanógrafos reclaman un barco en Canarias para conocer los efectos del cambio global

decoration

En el instituto de investigación Tides destacan líneas de investigación relacionadas con el consumidor turístico, el marketing de la imagen turística, de la promoción, estudios de planificación turística y planificación territorial estratégica, de gestión empresarial, innovación y emprendeduría, nuevas tecnologías aplicadas a la empresa, sostenibilidad ambiental y desarrollo sostenible, o innovación en métodos de control de calidad...

El catedrático de Economía Aplicada de la ULPGC considera que para seguir avanzando en esta línea es necesario el apoyo institucional en recursos económicos y materiales. “Es muy importante la financiación de I+D+I, hemos pasado una década de muchas dificultades pero esto se debe de corregir. Hay que darle a la estructura científica canaria un mayor apoyo”.

La investigación que se desarrolla en la ULPGC en Turismo, a través del Tides, tiene una importante repercusión para la región canaria, dado que aporta conocimiento de alto nivel para la gestión turística, tanto a nivel de producto turístico de destino, como de gestión empresarial. “Aportamos conocimiento avanzado para solucionar los problemas que se presentan, a corto y medio plazo, en la gestión estratégica de la industria a todos los niveles”, señaló Carmelo León.

También hizo hincapié en el papel de la ULPGC en la capacitación de los profesionales de sector. “Somos una herramienta de formación fuerte para tener unas capacitaciones humanas y tecnológica en el sector en Canarias de renombre internacional, que además contribuye a que la imagen de sector turístico de las Islas -en servicios y conocimiento-, esté a la vanguardia de la gestión turística”.

Invertir en conocimiento turístico tiene, a juicio del director del Tides, importantes repercusiones para la imagen del producto turístico canario, que va más allá de la inmediatez de la solución de los problemas técnicos o de gestión del día a día. “Además nos posiciona como sector líder a nivel mundial. La situación actual de pandemia, con especial repercusión en el sector turístico, es una llamada de atención de lo importante que es invertir en ciencia y en conocimiento, porque la sociedad avanza con la base de este conocimiento”.

La Oceanografía es otra de las áreas de la Universidad mejor valoradas en el ranking de Shanghai. Se mantiene entre los puestos 101 y 150 del mundo, y quinto de España. Alonso Hernández, director del Instituto de Oceanografía y Cambio Global (Iocag) de la ULPGC considera que dicho logro obedece a una apuesta decidida de por la investigación de calidad. “Hemos enfocado nuestra producción científica hacia una investigación de excelencia, publicar solamente en las revistas más importantes y de mayor impacto, y gracias a eso hemos subido en el ranking de Shanghai”.

Como ejemplo, señaló que actualmente tienen como objetivo conseguir la acreditación nacional de unidad de excelencia María de Maeztu. Para ello deben reunir tres requisitos: que un 75% de las publicaciones sean en revistas de alto impacto, en la categoría más alta, Q1, que al menos siete investigadores del Instituto tengan un índice normalizado -la relación de las citas que reciben a nivel internacional sea mayor del 1,5-, y que, al menos, siete científicos sean investigadores principales de proyectos.

“Ya cumplimos un requisito, y estamos muy cerca de lograr los otros dos. El 65% de nuestras publicaciones son en revistas Q1, y espero que en un año podemos llegar al 75%; al menos siete investigadores tienen un índice normalizado mayor del 1,5; y cuatro de nosotros es investigador principal de un proyecto, a ver si en la próxima convocatoria se suman al menos tres compañeros más y tendríamos los tres requisitos”, subrayó.

La biodiversidad animal y la posición geoestratégica en el Atlantico Sur, fortalezas del IUSA

decoration

La ciencia del Iocag destaca en las áreas de Oceanografía -química, física y biológica-, en gestión de playas -geografía y geología-, y en teledetección -aplicación de imágenes de satélites a estudios oceanográficos y del cambio global-. Colaboran en proyectos internacionales del cambio global, de hecho han participado en campañas oceanográficas en todos los océanos del mundo. “Nuestra fortaleza ha sido pedir proyectos coordinados con otros grupos de investigación nacionales potentes también. La sinergia que ha existido entre todos ha sido muy buena”, apuntó el catedrático de la ULPGC, especialista en Oceanografía Física.

Hernández considera que la producción científica del Iocag ha contribuido a que la ULPGC suba en los rankings internacionales. Y a nivel autonómico, lanza un mensaje al Gobierno de Canarias sobre la necesidad de un buque oceanográfico en una región especialmente sensible al cambio climático. “En una comunidad rodeada de mar por todos lados, debemos contar con barco oceanográfico con unas capacidades mínimas, para conocer y entender las consecuencias del calentamiento global. Ahora estamos con la problemática de la pandemia del Covid, pero la del cambio climático va a ser muy superior en las islas y no estamos tomando medidas. No sabemos, o sólo parcialmente, las consecuencias para Canarias, y para conocerlas necesitamos un buen barco oceanográfico que es, a la oceanografía y al cambio climático, lo que un telescopio es a la astrofísica. El IAC cuenta con muchísimos telescopios, pero no contamos en esta comunidad autónoma con un barco”.

Veterinaria está en ARWU Ranking Shanghai 2020 -que sólo sitúa a 41 universidades españolas entre las mil primeras del mundo-, entre los puestos 101 y 150 mundial y en el noveno de España. Antonio Fernández, director del Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA), considera que la principal fortaleza de esta área en la ULPGC es la hoja de ruta trazada desde su creación (2002) en relación a lo que hoy se denomina Una salud (One Health) en un mundo globalizado y sin fronteras, sometido al cambio global. “Nuestra localización biogeoestratégica como laboratorio atlántico en la frontera sur de Europa, actualmente Centro de la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE) para la salud de los mamíferos marinos, el Laboratorio de control de cigüatera vinculado a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria y nuestra incorporación a las redes nacionales (RedRisa) e internacionales (IWC, IUCN), entre otras, y nuestro máster y doctorado SASA, constituyen nuestro mejor posicionamiento a nivel regional, nacional e internacional”.

La investigación del Tides sitúa a la Universidad de las Palmas entre las 23 mejores del mundo

decoration

El catedrático de Patología Animal puntualiza el esfuerzo añadido del personal consolidado del IUSA, con una carga docente importante, en una estructura universitaria como la de la ULPGC, lo que hace que las actividades de I+D+I reciban una dedicación parcial, “no plena”, como los OPIS -organismos públicos de investigación-. “Para ser competitivos desde la universidades, claves en el sistema científico español, se requiera de un mayor esfuerzo, en mi opinión. El que la Universidad reciba más apoyo de personal, infraestructuras y financiación, es crítico para la mejora tanto del IUSA, como de cualquier unidad de investigación que quiera ser competitiva desde la Universidad”. Fernández también precisó la necesidad de integrar los centros de I+D+I en redes y plataformas estatales e internacionales con programas estratégicos regionales -proyectos, infraestructuras y captación de talento-, que optimicen recursos y contribuyan a hacerlos más competitivos como centros de investigación universitarios.

Ventajas

“Desde la Facultad de Veterinaria que se ha acreditado internacionalmente, y aunque nadie creía inicialmente en nuestra potencialidad, hemos ido especializándonos en ámbitos de la medicina, sanidad, producción y seguridad alimentaria, con la inteligencia de poner en valor nuestras ventajas geoestratégicas atlánticas y de biodiversidad animal en el marco internacional. Y enfocando, con humildad y colaboraciones estratégicas nuestras ciencias veterinarias”.

Las principales líneas de investigación y transferencia del IUSA se centran en áreas como los pequeños rumiantes y las especies animales marinas, tanto peces como fauna terrestre y marina silvestre. También son punteros en micoplasmosis, micobacteriosis, resistencia antibiótica, resistencia genética frente a parásitos, biotoxinas marinas, inmunidad innata, apicultura, oncología comparada, y bienestar y en salud y conservación de cetáceos -siendo los impulsores de la moratoria antisónar, la de mayor impacto internacional en la conservación de la naturaleza-. “Tenemos laboratorios de altas prestaciones científico-tecnológicas al servicio de la salud, bienestar y conservación animal, y a la salud pública. Como ejemplo, nuestra incorporación como centro de apoyo de diagnóstico de Covid-19, un virus de procedencia animal”.

Presencia en el ‘THE 2021’ 

En el Ranking THE 2021 (Times Higher Education World University Rankings 2021) la ULPGC vuelve a estar presente junto a las mejores universidades del mundo. En esta clasificación, se agrupan 1.527 instituciones de 93 países, evaluadas por más de 22.000 académicos que analizan 13,6 millones de publicaciones de investigación y 86 millones de citas bibliométricas de los últimos cinco años. En esta edición, la ULPGC se sitúa en el mismo ratio que el año pasado, entre las mil mejores universidades del mundo (801-1000), al mismo nivel que universidades españolas como la de Salamanca, Córdoba, Carlos III de Madrid, Alcalá o el País Vasco. Este ranking analiza cinco aspectos: docencia, relación con el sector industrial, investigación, citas de trabajo de investigación y la internacionalización. La ULPGC ha destacado principalmente en las citas de trabajos de investigación, situándose por encima de la media mundial, al igual que en internacionalización. | M. J. H.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats