Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seis playas canarias pierden sus banderas azules en pleno verano por deficiencias en sus servicios

La auditoría de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor dejan sin galardón a Matagorda, Los Pocillos y Playa Chica en Lanzarote, Meloneras y San Agustín, en Gran Canaria, y La Enramada, en Tenerife

Bandera azul en Playa Chica, en Puerto del Carmen (Lanzarote). Ayuntamiento de Tías

La reciente auditoría realizada por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) obliga a retirar la Bandera Azul en seis playas de Canarias en plena temporada de verano, cuando se incrementa la afluencia de los usuarios a los arenales. El motivo es el incumplimiento de diversos "criterios imperativos", es decir, imprescindibles para que ese galardón continúe presente en esos litorales, ha explicado este viernes Ana Pérez-Montero, responsable del programa de Bandera Azul.

En la isla de Lanzarote, el Ayuntamiento de Tías ha tenido que arriar la Bandera Azul en las playas de Pocillos, Matagorda y Pila de la Barrilla (Playa Chica), en la localidad turística de Puerto del Carmen. La auditoría realizada el pasado mes de julio reveló, según Adeac, deficiencias relacionadas con el servicio de socorrismo y los destinados a personas con discapacidad exigidos por Bandera Azul en las playas urbanas.

En Gran Canaria son dos las playas que también se han quedado sin esa distinción. Se trata de Meloneras y San Agustín, ambas situadas en el municipio de San Bartolomé de Tirajana. La Adeac detalla que hay deficiencias en las prestaciones dirigidas a personas con discapacidad.

Por último, en Tenerife, ha sido La Enramada, en el municipio de Adeje, la que ha tenido que bajar su Bandera Azul por deficiencias en relación con el servicio de socorrismo y actividades incompatibles con el baño.

Por ahora, en toda España son siete las playas en esta situación. A las seis canarias se suma la de Las Dunas, en Palos de la Frontera (Huelva), por carencias en los servicios de socorrismo y para personas con discapacidad.

En declaraciones este viernes a LA PROVINCIA, Pérez Montero, ha precisado que cada año para otorgar la Bandera Azul, tanto el jurado nacional, que se reúne en febrero, como el internacional, en abril, "tienen en cuenta la información que aportan los ayuntamientos en noviembre y la inspección del verano anterior". El veredicto se da a conocer en mayo de cada año y "se conceden las banderas azules antes de que comience el verano en función de la temporada estival anterior y con posterioridad se pasa a comprobar los requisitos imperativos necesarios para mantener el galardón y si no se cumplen se retira la bandera azul", ha indicado la directora del programa, al que los ayuntamientos presentan su candidatura de forma voluntaria cada mes de noviembre.

"A nosotros no nos gusta retirar la bandera y con la información del año anterior y el compromiso de los ayuntamientos de ir mejorando, lo que buscamos es que se queden en las playas. Dejar una bandera en una playa que incumple los criterios desprestigia la Bandera Azul, la cual es una garantía de unos servicios de calidad, que si no se dan hay que retirar el galardón", ha insistido Pérez-Montero.

La Comunidad Autónoma de Canarias recibió este año 59 galardones del programa Bandera Azul a playas y 5 a puertos deportivos.

La Bandera Azul es un galardón anual y un sistema de certificación de la calidad ambiental desarrollado por la FEE (Federación de Educación Ambiental). En España coordina esta iniciativa Adeac.

Compartir el artículo

stats