Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | Situación sanitaria en Canarias

La presión asistencial en las Islas baja un 16% en las últimas dos semanas

Gran Canaria pasa a nivel 3 tras 21 días en riesgo máximo y las unidades de críticos de Tenerife obligan a mantener las máximas restricciones en la isla

Un joven pasea con su mascarilla. | | Andrés Gutiérrez

La presión asistencial ha bajado en todas las Islas un 16% en las últimas dos semanas, pasando de registrar 549 ingresos el pasado 12 de agosto a los 461 registrados en el día de ayer. Sin embargo, ese alivio de las hospitalizaciones no ha sido equitativo en todas las islas, y aun menos en las capitalinas, que sufren las mayores tasas de presión hospitalaria. En los últimos 15 días Gran Canaria ha reducido un 25% sus pacientes con covid-19 en ingreso hospitalario, pasando de 183 a 136. En el caso de Tenerife, además de partir de prácticamente el doble de los casos de ingreso que Gran Canaria, el descenso ha sido mucho menor, del 11%, pasando de 354 a 314 y con solo 8 casos menos en UCI que en aquel momento.

El Gobierno de Canarias presentará el lunes un decreto ley que blinde las medidas anticovid

decoration

Es justamente el nivel extremo de la ocupación en UCI lo que ha propiciado que Tenerife continúe al menos una semana más –ya lleva cinco– en nivel 4, mientras que Gran Canaria ha logrado bajar a nivel 3 después de pasar tan solo 21 días en el semáforo del riesgo extremo. Sin embargo, y con las modificaciones judiciales de la normativa anticovid, el alivio de las normas que se le debería referir a la bajada de nivel no se hará efectiva.

Un lío normativo.

Es el caso, por ejemplo, del grupo máximo de personas que se podrá juntar en un mismo lugar, que sigue siendo de 4 en el nivel 3. Además, se da la circunstancia que, por los distintos autos judiciales, las normas en nivel 3 pueden ser incluso más restrictivas que las que había hasta ahora. En el caso de Gran Canaria, que regresa a este nivel de riesgo, deberá acatar de nuevo el toque de queda de la restauración y otros establecimientos y actividades que deberán volver a proceder a su cierre total entre la medianoche y las 6 de la mañana. Una circunstancia similar afecta a los gimnasios que deberán acotar el aforo del 55% que se permite en nivel 4.

27% menos de positivos

  • Durante esta última semana Canarias ha registrado un 27% menos de positivos en coronavirus que en semanas pasadas. Gran Canaria los reduce un 30% y Tenerife un 26%. 

Blindaje judicial.

El Gobierno de Canarias espera poder acabar con estos sinsentidos normativos a partir del próximo lunes, cuando celebrará un Consejo de Gobierno extraordinario en el que pretende presentar un decreto ley que impida que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) tumbe medidas específicas para frenar el avance de los contagios por coronavirus como el toque de queda, imponer aforos en la restauración u otros tipo de interiores concurridos o la petición de un certificado vacunal en distintos supuestos. El pasado 15 de agosto, el presidente del Gobierno, Ángel Victor Torres, anunció que se estaban llevando a cabo estos trabajos junto al Ministerio de Sanidad para «pulir» el texto.

Reducción de casos.

Los casos de coronavirus mantienen una bajada en picado en todas las Islas. En toda Canarias, el número de positivos se ha reducido un 27% con respecto a la semana anterior, mientras que en Tenerife esta reducción es del 26% y en Gran Canaria del 30%. En el día de ayer, Tenerife registró 86 nuevos contagios, por lo que suma 784 en la última semana. Mientras, Gran Canaria registró 112 que, sumados en su balance semanal, hacen un total de 662 casos. El descenso de casos se ha producido también en las islas menores, que continúan también rebajando tanto sus niveles de contagio como sus presiones asistenciales.

82,2% vacunados con una dosis

  • El 82,2% de la población de las Islas mayor de 12 años ha sido vacunada con al menos una dosis. Esto significa que en cierto punto la inmunidad de grupo llegará al menos al 82%. 

Casi el 75% ya está vacunado.

Mientras la quinta ola se va disipando, la campaña vacunal intenta seguir captando a los rezagados. De esta manera, ya se ha vacunado con dos dosis al 74,44% de la población en mayor de 12 años en las Islas, mientras que el 82,2% ha recibido al menos una dosis. Desde que comenzó la campaña, el Servicio Canario de la Salud ha administrado 2.915.811 dosis de vacunas, de las 3.307.610 recibidas, lo que representa un 88,15% del total. Los grupos de mayor riesgo están vacunados prácticamente al 100%, esto incluye a residentes y personal sanitario y sociosanitario de residencias; personal sanitario; grandes dependientes y cuidadores principales; personas vulnerables; colectivos con función esencial como docentes y policías y personas con condiciones de muy alto riesgo. Por edades, el que tiene mayor proporción de vacunados es el grupo de 50 a 59 años (95%), seguido del de 60 a 65 (82%) y los de 40 a 49 (75%). Entre los jóvenes son los de 12 a 19 años los que cuentan con mayor protección (67,7% con una dosis), seguido de las personas de 30 a 39 años (62,5). Rezagados a la cola de vacunación se quedan los de 20 a 29 años de los que tan solo se han vacunado el 57,2%.

74,4% vacunados con dos dosis

  • Ya se encuentra vacunado con dos dosis casi el 75% de la población de las Islas Canarias, mayor de 12 años. El SCS ha administrado un total de 2.915.811 inyecciones.

CC cuestiona la vuelta al cole.

A pocos días de empezar el curso escolar, las medidas propuestas por la ministra de Educación, Pilar Alegría, para la vuelta a las aulas no han convencido a Coalición Canaria. Entre sus propuestas, la ministra aboga por mantener la mascarilla obligatoria desde los seis años, aboga por la presencialidad en todas las etapas, el mantenimiento de los denominados grupos burbuja, ampliar las ratios y acortar la distancia entre alumnos a 1,2 metros en lugar del metro y medio. Para el secretario general nacional de Coalición Canaria, Fernando Clavijo, estas medidas –que han sido igualmente acatadas por el Gobierno de Canarias– suponen una nueva «improvisación» por parte del Ejecutivo regional y una forma de «cargar aún más a los docentes y equipos directivos». El líder de los nacionalistas canarios mostró su preocupación porque el mensaje que se ha trasladado «da a entender que la alerta sanitaria ya no es tan preocupante, una situación –agregó– que no es real». Por su parte, la portavoz de la Comisión de Educación del Grupo Nacionalista Canario, Beatriz Calzada, calificó la decisión de reducir el distanciamiento del alumnado de 1,50 a 1,20 metros como «errática» atendiendo a lo que dicen los expertos y a las recomendaciones del Estado que «no lo establece como norma, sino que lo deja a criterio de la situación epidemiológica».

Compartir el artículo

stats