Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma | Pleno del Parlamento canario

Las primeras cien viviendas se entregarán en octubre a los afectados por el volcán de La Palma

El Gobierno canario va a adquirir de forma inmediata las casas en Tazacorte, Fuencaliente y Los Llanos para los damnificados

Ángel Víctor Torres hablando ayer en el pleno del Parlamento canario con otros diputados. | | CARSTEN W. LAURITSEN

El Gobierno de Canarias entregará a principios de octubre las primeras 100 viviendas, de las 300 que preve adquirir hasta final de año, para ofrecerlas a las personas que fueron desalojadas por los efectos del volcán de La Palma y que no cuentan con alojamiento. La Consejería de Vivienda ya ha localizado varias promociones en los municipios de Tazacorte, Fuencaliente y Los Llanos de Aridane que suman algo más de 75 casas y que se comprarán de manera casi inmediata por parte de la Comunidad Autónoma a fin de hacer frente a la emergencia habitacional que viven la familias que se han quedado sin hogar por las coladas volcánicas, expuso ayer el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, en el pleno del Parlamento canario. De hecho, personal de la Consejería y de la empresa pública Visocan llevan una semana en La Palma buscando viviendas.

A esas 75 viviendas se sumarán otras que cederá una entidad bancaria y algunas más que son propiedad del Instituto Canario de Vivienda (Icavi) hasta alcanzar el centenar de inmuebles que podrían entregarse durante el mes de octubre, anunció Franquis. El objetivo a medio plazo es comprar unas 150 casas más hasta hacerse con un lote de 267 y, junto a las cedidas, poder ofrecer cerca de 300 viviendas a los afectados a finales de este mismo año. Además, si la demanda de viviendas es mucho mayor dependiendo de la evolución del volcán tienen prevista la posibilidad de comprar e instalar viviendas prefabricadas.

La Comunidad Autónoma afrontará la adquisición de estas viviendas con recursos propios a los que se sumarán los fondos del Gobierno de España, que ayer aprobó un Real Decreto por el que se destinan 10,5 millones de euros a Canarias solo para atender la emergencia habitacional que ha provocado el volcán en la comarca oeste de La Palma.

Franquis explicó, además, que su departamento prepara la firma de un convenio con el Colegio de Trabajadores Sociales de Tenerife para destinar en torno a una quincena de estos profesionales a La Palma para que puedan realizar sobre el terreno un diagnóstico de las necesidades reales de la población afectada por la erupción del volcán, como los enseres que necesitan dado que muchas personas lo han perdido todo y también su sustento de vida. «Hay técnicos de la Consejería en la isla de La Palma localizando viviendas y otros estudiando cada una de las carreteras afectadas para planificar el plan de reconstrucción que hay que desarrollar en los próximos meses con soluciones mucho más estructurales», expuso el consejero. Recalcó que el Gobierno canario tiene claro cuál debe ser la prioridad política, económica y social en estos momentos que «no pasa por otro objetivo que no sea recuperar cuanto antes la normalidad en la isla de La Palma».

«No le vamos a fallar a los palmeros; esta es la mayor prueba de reconstrucción a la que se va a enfrentar Canarias»

Ángel Víctor Torres - Presidente del Gobierno canario

decoration

Esta es una de las distintas medidas que desglosó previamente el presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, durante sus intervenciones en el pleno, donde valoró la coordinación institucional, pese a no tener el mismo color político, el trabajo del Pevolca, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, las ONG y a la sociedad palmera en general en la respuesta a la crisis volcánica.

Torres resaltó también las acciones emprendidas por el Gobierno de Pedro Sánchez, como la declaración ayer de La Palma como zona catastrófica, así como la ayuda urgente para enseres y viviendas. Además, recordó que ya hay comprometida una reunión con la UE para recabar fondos de solidaridad, donde «lógicamente vamos a acudir», subrayó. El presidente calculó que los daños están por encima de los 400 millones de euros que es lo que se exige como condición mínima en Europa.

Entre las acciones del Gobierno canario en sí, ya van a liberar créditos de, como mínimo, de 28 millones de euros, de ellos diez millones para viviendas, además de once millones de euros para ayudas al empleo y autónomos, y a derechos sociales se destinan siete millones para responder a situaciones vulnerables. También se deben valorar aún los daños del sector primario. El presidente citó como positivo la aprobación de la propuesta de los ERTE del cien por cien de exoneración para quienes han perdido la productividad. En cualquier caso, avisó que «lo peor está por venir y va ser así», y la reconstrucción es «un reto tremendo», quizás uno de los más importantes de las islas en las últimas décadas, porque hay muchos daños económicos y sociales y el volcán sigue en erupción. Pese a todo, Ángel Víctor Torres aseguró en el pleno que no le va a fallar a los palmeros y hará todo lo que esté en su mano para que las ayudas lleguen lo antes posible, aunque admitió que el plan de reconstrucción de los daños que está causando el volcán de Cumbre Vieja va a ser difícil.

«Lo peor está por venir y es un reto tremendo, porque esto no será cuestión de días, semanas o meses»

decoration

El presidente se enfrentó ayer en el pleno del Parlamento canario a una batería de preguntas sobre la erupción del volcán en La Palma, para conocer las medidas que se están adoptando, la coordinación institucional o la financiación que se va a destinar. Todos los grupos políticos mostraron su solidaridad con la sociedad palmera. Para Ángel Víctor Torres «esta es la prueba de reconstrucción más importante a la que se ha tenido que enfrentar Canarias, no va a ser fácil, no va a ser cuestión de días, semanas ni meses, hay que responder de manera inmediata pero reconstruir pueblos enteros no se hace de la noche a la mañana, las ayudas van a ser exigidas y no le vamos a fallar a los palmeros y palmeras».

El Parlamento de Canarias donará 200.000 euros a La Palma para ayudar a los damnificados. Para ello, se coordinará con el Cabildo palmero a a fin de determinar cómo se canaliza este dinero a través de las ONG.

Nueva oficina de atención para los palmeros


El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, anunció ayer en el Parlamento regional la puesta en marcha de la Oficina de Atención a la Ciudadanía por la Emergencia Volcánica, que se crea para dar respuesta a quienes han perdido su casa, sus terrenos o su empleo. En esta oficina, que entrará en funcionamiento en los próximos días, se recogerá y organizará toda la información necesaria para atender sus necesidades y poder elaborar un plan infraestructuras. En las nuevas instalaciones trabajarán funcionarios de todas las administraciones y será coordinada por el viceconsejero de Presidencia del Gobierno de Canarias, Antonio Olivera, que contará a su vez con un equipo director. La oficina estará ubicada en la Casa Massieu, en el Valle de Argual, en el municipio de Los Llanos de Aridane. Se trata de una instalación que cede el Cabildo de La Palma y que permitirá centralizar allí todas las gestiones, convirtiéndose de esta forma en una oficina única de coordinación y atención a la ciudadanía afectada por la erupción volcánica. | F. M.

Compartir el artículo

stats