Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia

El juego del calamar se hace realidad en Vigo

Dos hermanos organizan en el monte Alba un evento con pruebas similares a las de la serie de Netflix, pero sin sangre

Ricardo y Luis Terrón en las instalaciones del monte vigués.

Es el estreno más visto de la historia de Netflix, con más de 110 millones de espectadores en sus primeros 28 días de emisión, y su popularidad desborda las redes sociales. El éxito que ha cosechado la serie 'El juego del calamar' en todo el mundo es tal que dos vigueses cautivados por la producción surcoreana se han puesto manos a la obra para trasladar la ficción a la vida real. Eso sí, sin sangre. Son Ricardo Luis Sánchez Terrón, responsables de las instalaciones de Humor Amarillo Vigo, ubicadas en el monte Alba, donde, precisamente, se desarrollarán los días 29, 30 y 31 de octubre y 1 de noviembre las seis pruebas recogidas de la grabación asiática, que serán adaptadas: el escondite inglés, la cuerda, las canicas, las galletas de azúcar –recortar la forma a la perfección–, el puente de cristal –en este caso, no habrá cristal: será un puente de madera muy inestable, a 6 metros de altura, de 30 centímetros de ancho y sin barandillas; la caída se amortigua con una red elástica– y, finalmente, el propio juego del calamar –será el juego de la mariquitilla, también conocido como la rayuela–. En total, en torno a una hora y media de duración.

El cambio más relevante: las balas se sustituyen por bolas de pintura –para protegerse, los asistentes llevarán chaleco, guantes y máscara–. Habrá cartelería relacionada con la serie, música inspirada en la banda sonora, personas encargadas de controlar a los participantes que portarán la funda y la máscara características –se determinará el número en función de la gente que se sume a esta experiencia–, un líder que también llevará la ropa que se muestra en la producción de Netflix e incluso sala VIP, en la que estarán unas cuatro o cinco personas –invitados por la organización– con máscaras y donde se les servirá comida y bebida. Y, cómo no, premios: 1.000 euros para el ganador y 2.000 euros para los finalistas en pases grupales para disfrutar de la oferta de Humor Amarillo –fútbol burbuja, paintball o 'escape'–.

Los hermanos Sánchez Terrón, en el puente. Pablo Hernández

“A los participantes, les damos una camiseta numerada como la que llevan los actores de la serie; tendrán que llevar ropa deportiva: si es verde, mejor. Se trata de un evento puntual que se celebrará en un espacio de 20.000 metros cuadrados. La edad mínima para asistir es de 16 años. Son 22 euros por persona. Hemos abierto hoy [por ayer] las reservas y ya hay 18 personas apuntadas. Nuestra idea es que lleguen a acudir unas 500”, concretaban ayer a la mañana Sánchez y Terrón a Faro de Vigo, diario del grupo al que pertenece este periódico, antes de indicar que los concursantes tendrán un tiempo limitado para superar las pruebas y no podrán vestir como los controladores ni como el líder o los VIP.

“Cada persona se puede apuntar las veces que quiera antes de la final. A modo de recuerdo, se podrán llevar fotos de la experiencia”

decoration

El 29, 30 y 31 de octubre, se harán rondas de 20 personas: no dejarán de jugar una vez sean eliminadas del juego o pierdan, completarán todos los juegos e irán sumando puntos. Los ganadores serán los que más puntos sumen, que pasarán a la final: se disputa el 1 de noviembre. En la final, sí hay eliminaciones con el objetivo de que solo quede un participante. “Cada persona se puede apuntar las veces que quiera antes de la final. A modo de recuerdo, se podrán llevar fotos de la experiencia”, detallaban los promotores de esta idea. Para ellos, la prueba del puente colgante es la más complicada: “Apenas entran los pies”.

La bombilla de estos dos vigueses se encendió hace unas dos semanas, cuando se engancharon a la serie de Netflix. “Viendo el tirón que tenía, pensamos que era sencillo adaptarla, puesto que ya contamos con muchos de los elementos: el arenero para el juego de las canicas, la soga, el puente colgante…. Nos gusta hacer eventos diferentes. Vimos la serie y sacamos los puntos más importantes; para los detalles, volvimos a ver algunas partes”, concretaban, a la vez que avanzaban que la idea es celebrar esta experiencia una sola vez: “Si el éxito es desbordante, valoraremos repetir, pero no es nuestra intención. No queremos caer aburridos con lo mismo”.

Una última petición que lanzan Sánchez y Terrón: “Para no congestionar el parking y las vías de acceso, pedimos que, una vez acabado el juego, los participantes abandonen el recinto para dejar sitio a los que vienen a participar en las siguientes horas. Pueden quedar en la pista que está por encima del recinto y ver a la gente jugar desde el “área de lecer” del monte Cepudo. Para reservar, los interesados pueden acceder a www.humoramarilloenvigo.com/juego-del-calamar/, donde se ofrece la opción de hablar por WhatsApp con los organizadores y un formulario, o en el teléfono 695 19 13 78.

Los hermanos Sánchez Terrón con la cuerda que se usará. Pablo Hernández

Éxito en todo el mundo

La trama de El juego del calamar arranca con el protagonista Seong Gi-hun, un hombre endeudado que contacta con el organizador de una competición que podría suponer la solución a todos sus problemas. Allí, encontrará a 455 personas de diferente clase social, todas con los mismos números rojos, dispuestas a luchar a vida o muerte por un premio millonario.

El éxito de la serie sorprendió a Netflix, que solo promocionó su lanzamiento en Corea del Sur. El algoritmo de la plataforma, que detecta el contenido más exitoso en una región y lo potencia en otras, llevó a esta ficción al número uno en más de 90 países.

Compartir el artículo

stats