Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La colada del volcán de La Palma sigue parada cerca de la planta fotovoltaica

Los efectos de la erupción alcanzan una superificie de 908 hectáreas y se espera un empeoramiento de la calidad del aire

El volcán de La Palma, desde Tacande. La Provincia

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El volcán de La Palma, desde Tacande. María Plasencia

El flujo de la lava del volcán de La Palma que sigue su camino hacia el oeste, en dirección al mar, se mantiene, mientras que la que discurre por el sur, hacia el Corazoncillo, está parada a unos 150 metros de la planta fotovoltaica, al igual que ayer, ha asegurado este mediodía el director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende. Valoró como "buena noticia" que el material lávico de las coladas 1 (la primigenia) y 4 avance por terreno ya destruido y que no afecte a nueva superficie.

Por otro lado, explicó Morcuende, el volcán de Cumbre Vieja sufrió ayer un derrumbe parcial del cono principal, lo que ha modificado su morfología y reiteró que ese nuevo derrame hacia el oeste lleva consigo que el flujo de magma continúe por zonas ya arrasadas.

En relación a la calidad del aire, es buena en la mayor parte de la Isla, aunque en las últimas horas se ha incrementado la cantidad de dióxido de azufre medido en la estación de Puntagorda, pero por ahora no está previsto un confinamiento de la población en esa zona, sino que se recomienda el uso de mascarillas protectoras FFP2, sobre todo, en personas con el sistema inmunitario débil.

Las condiciones meteorológicas favorecen la dispersión de partículas y la operatividad del aeropuerto.

Según los datos del Catastro, se han destruido 1.291 edificaciones, 4 más que la contabilizadas la pasada jornada, de las cuales 1.038 son residenciales. Asimismo, 135 construcciones agrícolas han sido arrasadas, 64 de uso industrial, 30 de hostelería y de ocio, 11 de uso público y 14 de otras utilidades.

La lava del volcán de La Palma, que continúa fluyendo con profusión en las últimas horas, ha aumentado la altura de las coladas ya existentes, mientras continúa la actividad sísmica en la zona, con terremotos de hasta 4,8 de magnitud que han podido sentirse en otras islas del Archipiélago.

Según los últimos datos del satélite Copernicus correspondientes a ayer 26 de octubre, las coladas han cubierto ya más de 908 hectáreas, una superficie que se ha ampliado en dos hectáreas en 24 horas. Sin embargo, este aumento no ha provocado la destrucción de ningún edificio.

La deformación del terreno en la estación más cercana al cono volcánico mostraba ayer martes un incremento de hasta 10 centímetros. Sin embargo, la misma ha ido disminuyendo a lo largo del día, mientras que en el resto de las estaciones, las más alejadas del núcleo de la erupción, continúa una ligera tendencia a la disminución.

Según el último informe del Departamento de Seguridad Nacional (DSN) emitido esta mañana, en las últimas horas la lava está aumentando la altura de las coladas y rellenando las islas que se han creado entre ellas.

El DSN asegura que el escenario meteorológico actual es favorable para la operatividad de los aeropuertos de la zona. Sin embargo, indica que la inversión térmica y los vientos débiles en la vertiente oeste "podrían provocar un escenario puntualmente desfavorable para la calidad del aire".

Esta mañana, según ha informado el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), se ha registrado un desprendimiento interior del cono principal del volcán, que entró en erupción el pasado 19 de septiembre.

Además, en las últimas horas se ha intensificado la actividad sísmica en la isla pasada la medianoche se ha localizado un terremoto de magnitud 4,8 en Villa de Mazo, el segundo con apenas siete horas de diferencia de la misma magnitud y en la misma localidad, según datos del Instituto Geográfico Nacional (IGN). Entre la medianoche y las 6:52 hora peninsular se han localizado 70 terremotos en La Palma, todos ellos concentrados en la zona de Villa de Mazo y Fuencaliente.

Compartir el artículo

stats