Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma | Medidas de urgencia para salvar las plantaciones

La segunda desaladora de Puerto Naos ya sirve agua a los agricultores afectados por el volcán de La Palma

La nueva instalación permite suministrar 12.000 metros cúbicos diarios a las fincas perjudicadas por los daños ocasionados por el avance de las coladas

Siguen los terremotos con una magnitud superior a 4 en el sur de La Palma Agencia ATLAS

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Siguen los terremotos con una magnitud superior a 4 en el sur de La Palma Ramón Pérez

La puesta en marcha del sistema de desalación instalado en la costa de Los Llanos de Aridane permitirá contar con hasta 12.000 metros cúbicos de agua de riego diarios y facilitará el mantenimiento de las plantaciones de plátano de una de las comarcas más productivas del Archipiélago.

Los recursos hídricos originados en la infraestructura montada en Puerto Naos comienzan a llegar a los agricultores de la zona de exclusión del volcán de Tajogaite dándoles un respiro y, sobre todo, dando la oportunidad de intentar salvar sus cosechas. La segunda de las unidades portátiles se puso en marcha ayer para suministrar agua y así dar continuidad al riego de mantenimiento que comenzó el domingo en las fincas afectadas por las coladas.

Desde que se inició la emergencia volcánica se idearon distintas alternativas que fueron consideradas complejas ya que su ejecución se podía alargar durante meses. Pero se optó por la instalación a contrarreloj de estas dos desaladoras próximas al litoral del Valle de Aridane, ante la urgencia a la hora de restablecer el suministro de agua tras la destrucción de muchas canalizaciones de las comunidades de regantes de Cuatro Caminos, El Manchón y un tramo de Dos Pinos, así como por pérdida de aquellas otras que podían verse dañadas por los efectos del volcán, como ocurrió en la zona Hoyas-Remo.

Aunque con una semana de retraso sobre lo previsto inicialmente, los dispositivos estarán a pleno rendimiento en los próximos días. Más de 600 agricultores se han visto afectados por la rotura de las distintas conducciones de agua que mantienen a sus plantaciones sin abastecimiento de riego. En total, son 486 hectáreas que han sufrido la pérdida de caudal de riego y que reclaman una solución de inmediato para evitar que se mueran las plataneras. También el Consejo Insular de Aguas trabaja con toda urgencia en la construcción de una conducción para el suministro desde Las Hoyas al Canal LP - II y Canal Dos Pinos - Barranco Los Hombres. Así, se ha logrado establecer un sistema integrado por cinco entradas de generación de agua que son el buque cisterna aportado por el Estado; las dos desaladoras portátiles; el pozo de Peña Horeb, en la zona; y una desaladora adicional de un hotel de Puerto Naos.

Los caudales desalados se completan con la aportación que el barco cisterna (Tomassa) realiza días alternos con agua extraída del subsuelo de la Isla y que es cargada en el buque en el puerto de Tazacorte, incorporándose a los volúmenes de agua desalada a través de bombas de impulsión desde el mar. De esa manera se logran las condiciones de mezcla adecuadas con la aportación de agua dulce, del barco y de un pozo cercano, para lograr la que califican como agua de calidad, y que les va a permitir cubrir demandas de entre 6.000 y 12.000 metros cúbicos diarios.

Problemas de perforación

Los trabajos se han ejecutado en 20 días con problemas como los surgidos en el proceso para abastecer a las dos desaladoras de agua de mar. Los operarios realizaron perforaciones en las que encontraron obstáculos y tuvieron que repetirlas en varias zonas al no hallarse un punto que facilitase el agua con la suficiente calidad para empezar el proceso. En un primer momento no se consiguieron resultados satisfactorios al perforar en un terreno con mucha arena, callado y otros materiales que dificultaban la labor. La zona de sondeo se trasladó hasta encontrar un subsuelo más propicio y estable para la perforación.

El responsable regional de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, recalcó que «no es agua para que puedan consumir, sino para mantenimiento» de las plantaciones y que sobrevivan en los próximos meses. Los sistemas han permitido ya contar con recursos hídricos, aunque en los próximos días habrá que seguir resolviendo el correcto funcionamiento de la infraestructura ubicada en un solar de Puerto Naos. Valbuena destacó que «la calidad del agua al principio es buena para poder garantizar ese mantenimiento», y que ahora se está trabajando en una fase para poder incorporar más plantas desaladoras que sustituyan al barco cisterna.

90

personas en tres turnos

  • Casi un centenar de operarios han trabajado 24 horas del día -en tres turnos- para activar las dos desaladoras portátiles que van a bombear agua desde Puerto Naos. 

25.000

litros en cada depósito

  • Esa es la cantidad de agua que pueden almacenar los depósitos donde se prepara la mezcla para distribuir el caudal de riego en la zona de Valle de Aridane.


Compartir el artículo

stats