Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma | El volcán provoca más destrozos por el sur

La lava del volcán de La Palma arrasa con una cooperativa de plátanos y amenaza Las Norias

La nave de Covalle contaba con 350 socios y 40 empleados que se quedan sin trabajo v Un apéndice de la última colada se acerca a la localidad turística

La lava sigue arrasando con edificaciones en La Palma La Provincia

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La lava sigue arrasando con edificaciones en La Palma Alberto Castellano

El volcán de La Palma hace y deshace a su antojo. Empezó destruyendo todo lo que había a su oeste hasta acabar con Todoque. Luego se dirigió al sur para formar la fajana en la playa del Guirre. Después arrasó con todo lo que había al norte, llevándose por delante el polígono industrial de Los Llanos de Aridane hasta pararse frente a la iglesia de La Laguna, barrio al que casi hizo desaparecer. Y, por último, se ha vuelto a activar por el flanco meridional, engullendo las casas que aún quedaban en pie en Todoque. Durante las últimas horas, la lava ha seguido avanzando por este apéndice hasta sepultar la cooperativa de plátanos Covalle y amenazar a la pequeña localidad turística de Las Norias, que anoche se encontraba en el punto de mira de este nuevo frente formado al sur.

Hasta 60 kilómetros de carreteras y caminos han quedado sepultados por el volcán

decoration

Esta ramificación que se creó durante la madrugada del pasado jueves llegó a caminar en un principio a unos 300 metros por hora, derruyendo más de una treintena de casas que aún quedaban del barrio de Todoque. El avance se ralentizó con la presencia de los inmuebles, que obstaculizaron su camino, pero ello no impidió que siguiera sepultando a un menor ritmo todo el paisaje que se había librado de las coladas primigenia y la denominada número 9, aquella que se detuvo cerca del mar sobre las plantaciones de plataneras de la isla baja de Las Hoyas.

El gran aporte de lava que este frente tenía por detrás hizo que en cuestión de 24 horas consiguiera progresar casi un kilómetro hasta destruir aproximadamente un centenar de edificios y enterrar a primera hora este viernes la Cooperativa Covalle, dejando sin almacén a 350 socios y sin trabajo a 40 empleados. “Lucharemos por recuperar nuestra capacidad de producción de plátanos y aguacates anuales. Lucharemos y trabajaremos por seguir siendo una gran empresa, referente de nuestra isla y nuestro Valle. Resurgiremos”, indicó la cooperativa en un comunicado, en el que señaló que el volcán «nunca se podrá llevar nuestro compromiso desde 1964 ni el alma de la empresa» que se había salvado de la colada primigenia por apenas 15 metros. Esta es la segunda infraestructura de este tipo que sepulta la erupción después de que hace dos semanas enterrara la nave de Banaguna en La Laguna.

La destrucción de esta instalación agrícola era la antesala de la anexión de este reboso con la colada número 9, que se produjo minutos después. Pero al mismo tiempo, este nuevo frente intentaba dividirse en dos para dirigirse directo al Camino Aniceto, Las Majadas y Las Norias, este último un pequeño núcleo turístico de medio centenar de viviendas. El director técnico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, aclaró ayer en rueda de prensa que, «ahora mismo», Puerto Naos no está en riesgo, sino que la lava está dañando a la carretera LP-213 que conectaba este barrio con Los Llanos de Aridane.

En este sentido, Morcuende dio los detalles de las vías afectadas por la erupción. Así, indicó que hasta casi 60 kilómetros han quedado hasta el momento enterrados bajo la tierra volcánica. De las carreteras, la más perjudicada es la LP-2 (Los Llanos - Fuencaliente) con 2,172 kilómetros, seguida de LP-2132 (Puerto Naos - Tazacorte por La Costa) con 2,099 kilómetros, la citada LP-213 con 2,003 kilómetros, LP-212 (Tacande) con 1,527 kilómetros y LP-211 (Todoque) con 0,666 kilómetros.

El nuevo frente formado al sur de la colada principal avanzó 900 metros en sólo 24 horas

decoration

El director técnico del Pevolca adelantó que ya se está trabajando para habilitar algunos caminos secundarios de Puerto Naos puesto que la carretera general, la única que conecta esta localidad turística con el resto de la Isla, ha quedado sepultada por la lava. «La alternativa siempre es ampliar la carretera que ahora mismo es de subida desde Puerto Naos hasta El Charco», en Fuencaliente, para garantizar su conexión con la LP-2, dijo.

En cuanto al comportamiento del volcán, este sigue mostrando en las últimas horas una cierta estabilidad. Los tres parámetros que pueden predecir una menor intensidad (deformación del terreno, emisión de dióxido de azufre y sismicidad) registran disminuciones, aunque los científicos recalcan que aún es muy pronto para prever si el volcán se está desactivando. La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, hizo referencia a la desaparición de los temblores a profundidades mayores de 20 kilómetros después de que entre las 00.00 y las 21.00 horas de ayer sólo se registraran dos y de poca magnitud. «No tiene ningún significado a medio plazo», indicó la científica. En lo que se refiere a los terremotos en general, volvieron a reducirse este viernes tanto en número como en magnitud en comparación con los dos días anteriores. Asimismo, disminuyeron los movimientos de tierra sentidos por la población a siete, siendo el mayor de magnitud 3,7 e intensidad IV.

El otro elemento que continúa con su particular descenso es la emisión de dióxido de azufre en el penacho del volcán, que ayer alcanzó las 15.000 toneladas, una cifra similar a la del día anterior y considerablemente inferior que el alcanzado el pasado domingo, cuando se llegó a las 53.600 toneladas. Blanco recalcó que estos registros «siguen siendo altos y acordes al proceso eruptivo» puesto que tiene que estar en torno a las 100 toneladas para vislumbrar el final. El tercero de los parámetros, la deformación del terreno, se mostró igual que el día anterior sin novedad alguna después de que se revirtiera la elevación de diez centímetros que se había detectado a principios de semana en la estación de Jedey. En cambio, la emisión difusa de dióxido de carbono en el edificio de Cumbre Vieja prosigue su aumento desde el pasado 22 de octubre y el jueves registró 1.372 toneladas.

Protocolo de la calidad del aire

El Pevolca presentó ayer el nuevo protocolo de seguridad relacionado con la calidad del aire, que se simplifica en un modelo de semáforo para así facilitar la comprensión por parte de la población. Así, se medirán el óxido de azufre (SO2), ozono (O3), dióxido de nitrógeno (NO2), partículas menores de 10 micras (PM10) y partículas menores de 2,5 micras (PM 2.5) como buena (azul), razonablemente buena (verde), regular (amarilla), desfavorable (naranja), muy desfavorable (marrón) y extremadamente desfavorable (morado).

María José Blanco declaró que durante las últimas horas estos parámetros se encontraban dentro de la normalidad en todas las estaciones, con algunos picos de dióxido de azufre en Puntagorda a las seis de la tarde del jueves y de micropartículas en la estación de Los Llanos de Aridane, estos últimos relacionados con el tráfico rodado y la presencia de cenizas. Para el fin de semana preocupa el descenso de la inversión térmica, que puede empeorar la calidad del aire en el Valle de Aridane.

915

Hectáreas afectadas

  • El Pevolca informó ayer de que hay ya 915 hectáreas afectadas, 10 más que el día anterior. El sistema europeo Copernicus cuantifica en 941 hectáreas la superficie enterrada por el volcán.

266

Hectáreas de plantaciones

  • La superficie agrícola enterrada bajo la lave asciende a 266 hectáreas, según los datos publicados ayer por el Pevolca. De estas, 145 son de plataneras, 58 de viñas y 23 de aguacateros.

60

kilómetros de carreteras

  • Casi 60 kilómetros de carreteras y caminos ya han quedado sepultados bajo la lava del volcán. La vía más afectada es la LP-2 (Los Llanos - Funcaliente), con 2,172 kilómetros. 

2.519 

Edificaciones destruidas

Copernicus reseñó en su informe publicado ayer que un total de 2.519 construcciones han quedado destruidas. Este sistema no difiera de casas, estanques, piscinas o aperos.


Compartir el artículo

stats