Las mujeres han padecido el 74% de las complicaciones causadas por la vacuna contra el coronavirus. Y por franjas de edad, el 87% de los efectos adversos los han vivido personas de entre 18 y 65 años. Estos datos se desprenden del último informe de Farmacovigilancia publicado por el Ministerio de Sanidad, que recoge que desde el inicio de la pandemia hasta el 6 de febrero, en España se han registrado un total de 60.030 notificaciones de «acontecimientos adversos» relacionados con la vacunación contra el coronavirus.

Esa cifra equivale a 62 notificaciones por cada 100.000 dosis administradas. El 70% de las complicaciones han sido comunicadas por profesionales sanitarios y el 30% restante por la ciudadanía.

Por grupos de edad y sexo, entre los menores de 12 años se han contabilizado 81 reacciones adversas en niños y 76 en niñas y entre los 12 y los 17 años, 510 y 463, respectivamente. Pero en el caso de los adultos, las mujeres con problemas tras la vacunación casi triplican a los hombres: 39.249 casos frente a 12.699. La tendencia continúa en el caso de los mayores de 65 años: 1.947 hombres sufrieron efectos adversos frente a 3.860 mujeres.

De las 60.030 notificaciones totales, 11.873 fueron consideradas graves. Esa clasificación incluye cualquier acontecimiento adverso que requiera o prolongue la hospitalización, dé lugar a una discapacidad significativa o persistente o malformación congénita o ponga en peligro la vida o resulte mortal.

Del total de notificaciones, 400 fueron por fallecimiento, aunque el informe de Farmacovigilancia precisa que estos acontecimientos no pueden considerarse relacionados con las vacunas por el mero hecho de notificarse.

«En la gran mayoría de los casos notificados en los que consta información sobre los antecedentes médicos y la medicación concomitante, el fallecimiento se puede explicar por la situación clínica previa del paciente y/u otros tratamientos que estuviera tomando y las causas de fallecimiento son diversas, sin presentarse un patrón homogéneo», remarca el Ministerio de Sanidad.

Los problemas notificados con más frecuencia siguen siendo los trastornos generales (fiebre y dolor en la zona de vacunación), del sistema nervioso (cefalea y mareos) y del sistema musculoesquelético.

Siguen en evaluación los trastornos menstruales, como las alteraciones en la cantidad de sangrado o la duración del ciclo. Aunque los datos disponibles hasta el segundo semestre de 2021 no apoyaban la hipótesis de una posible relación causal de estos trastornos con las vacunas, recientemente se han dado a conocer recientemente los resultados de dos estudios que sugieren un aumento en la frecuencia de estos trastornos tras la vacunación, «con cambios leves y transitorios en los ciclos menstruales».

Asimismo, con respecto al embarazo y la lactancia, no se muestran efectos negativos en la mujer vacunada durante el segundo o el tercer trimestre ni en el recién nacido, y no hay nueva información sobre el aumento del riesgo de aborto espontáneo en el primer trimestre.

En cuento a los últimos datos, España roza los 99.000 fallecidos (98.936) desde el inicio de la pandemia, 12.000 en la sexta ola, tras notificarse 301 decesos en el último día, en un contexto en el que prosigue el descenso de la incidencia hasta los 676 casos (59 puntos menos), pero con un repunte de contagios , con 33.911 nuevos casos. La cifra de fallecidos en lo que va de sexta ola, que comenzó hace poco más de cuatro meses, asciende a 12.019, por lo que casi duplica los consignados en la quinta oleada, que rondaron los 6.500.

Tres nuevas compañías farmacéuticas (Moderna, Novavax y Valneva) se han unido al consorcio COVIDrive que estudia la efectividad de las vacunas.