Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Justicia

La Ciudad de la Justicia empieza a padecer problemas de espacio

La Memoria del TSJC asegura que las plantas de reserva están inutilizables para su uso inmediato y propone que sean acondicionadas cuanto antes

Complejo de edificios de la Ciudad de la Justicia, en Las Palmas de Gran Canaria. | | ANDRÉS CRUZ

La Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria se ha quedado pequeña, pues empieza a padecer problemas de espacio, según se recoge en la Memoria del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC). A pesar de su reciente construcción y de que se trata de un inmueble de referencia a nivel nacional, sufre crecientes problemas de espacio. Según dicho documento, las plantas de reserva están inutilizables para su uso inmediato y el Decanato pide que se acondicionen lo antes posible.

También se plantea que en el espacio cedido al Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (Semac), aledaño a los nuevos edificios que conforman el complejo de la Ciudad de la Justicia, se estudie establecer la gestión de penas y medidas alternativas, que ahora está en la prisión Las Palmas II. Otras demandas consisten en crear una sala de espera en los juzgados de familia, modificar la distribución del mostrador de atención al público en los juzgados de Primera Instancia y creación de un consultorio médico. Asimismo, el Decanato demanda que se transforme el espacio de información de la entrada en una Oficina de Atención al Ciudadano.

Pero no es este el único problema en las instalaciones de Justicia de la capital grancanaria que refiere el TSJC en su Memoria. También recoge que su propia sede, situada en el Palacio de Justicia de la Plaza de San Agustín, un edificio noble del casco antiguo, requiere de una profunda y completa renovación. El texto destaca que en este edificio del barrio de Vegueta se han hecho reformas, si bien reconoce que ninguna de la suficiente importancia para un inmueble de estas características. Así, por ejemplo, el pasado año solo se rehabilitaron los dos archivos existentes en la planta de semisótano y la adaptación de un baño para personas con movilidad reducida.

Las estrecheces no se limitan solo a las instalaciones judiciales de Las Palmas de Gran Canaria, también afectan a otros juzgados de la provincia de Las Palmas. Así, sin salir de Gran Canaria, en San Bartolomé de Tirajana «es prioritario resolver los graves problemas de espacio», según recoge la Memoria. Detalla que ahora existen dificultades para disponer de salas de vistas, no hay lugares de espera adecuados para ciudadanos ni para hacer ruedas de reconocimiento.

A las dificultades de espacio, se une que, con cierta frecuencia se registran problemas en el sistema informático. Debido a las estrecheces que van en aumento y al incremento del volumen de trabajo en San Bartolomé de Tirajana, el TSJC plantea en su Memoria la necesidad de poner en marcha nuevos juzgados y requiere al Gobierno canario que alquile locales próximos para ubicar dos nuevos órganos .

Equipamientos

En el partido judicial de Santa María de Guía se aprecian problemas con las videoconferencias y falta una pantalla en la que exhibir documentos y reproducir vídeos.

Los problemas tampoco se ciñen solo a los juzgados de Gran Canaria, también se reproducen en las islas periféricas de Lanzarote y Fuerteventura. Así, en Arrecife hace falta renovar los equipos informáticos, impresoras, fotocopiadoras y escáneres. También se pide un equipo de grabación y simultánea transcripción.

Por lo que se refiere a Fuerteventura, la Memoria recoge que en Puerto del Rosario es fundamental tener unas dependencias en exclusiva para el Juzgado de Guardia. Ahora, este servicio se presta en la sede de cada órgano, lo que genera falta de espacio y de privacidad, además de incidentes, entre otras problemas. Al mismo tiempo, se demanda una sala Gessell –idónea para tomar testimonio a testigos o víctimas de delitos de corta edad– y un espacio para las pruebas preconstituidas.

En el documento se pide también mejorar la desinfección en la zona de los médicos forenses, así como las instalaciones de electricidad. A su vez, se deja constancia de la falta de extintores. Y otra de las reivindicaciones consiste en reforzar la seguridad del edificio.

Compartir el artículo

stats