Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los remolinos de Canarias son «un oasis de vida en el desierto oceánico»

La primera campaña del proyecto e-IMPACT que lidera la ULPGC arroja luz sobre el papel de estas masas de agua en el clima y como fuente de nutrientes

Alumnos de grado y máster e investigadores de la ULPGC y el CSIC en el buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa durante la campaña e-IMPACT

Algunos de los remolinos que se forman en Canarias pueden incrementar la producción de las aguas hasta cien veces con respecto a las aguas empobrecidas del océano abierto, «constituyendo verdaderos oasis de vida marina en el desierto oceánico», mientras que otros actúan de forma inversa, transportando y secuestrando carbono orgánico a las profundidades. Estos son algunos de los resultados que arrojan la primera campaña oceanográfica del proyecto e-IMPACT que lidera la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, a través del catedrático de Ecología Javier Arístegui, realizada a bordo del buque científico Sarmiento de Gamboa durante el mes de agosto con investigadores de la ULPGC y el CSIC, y con la colaboración de la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan) y grupos internacionales de Francia, Austria, Alemania y Estados Unidos.

El proyecto e-IMPACT, financiado por el Plan Nacional I+D+i, y coordinado por la ULPGC, tiene como principal objetivo cuantificar la relevancia de los remolinos que se forman en Canarias, en el contexto de la bomba biológica de carbono y el cambio climático en el océano subtropical.

En esta primera campaña realizada en el Sarmiento de Gamboa, se han estudiado tres remolinos en sus procesos de génesis, que se han bautizado como Nublo -al sur de Gran Canaria-, Anaga -al sur de Tenerife- y Garajonay -entre La Gomera y El Hierro-. Dentro de cuatro meses, los investigadores realizarán una segunda campaña para estudiar los mismos remolinos ya maduros, «que se habrán trasladado cientos de millas a lo largo del denominado Corredor de Remolinos de Canarias», para comprobar cómo se han modificado durante su ciclo de vida, según anunció Javier Arístegui.

El crucero científico se ha realizado en el mes de agosto a bordo del Sarmiento de Gamboa

decoration

«Uno de los resultados más trascendentes de esta campaña ha sido descubrir que algunos remolinos, como Garajonay, pueden incrementar la producción de las aguas hasta cien veces con respecto a las aguas empobrecidas del océano abierto, constituyendo verdaderos oasis de vida marina. Mientras que otros remolinos actúan de forma inversa, transportando y secuestrando carbono orgánico a las profundidades», indicó el investigador principal del estudio e-IMPACT.

En su conjunto, los remolinos de Canarias forman un «sistema circulatorio» con multitud de «corazones» que pulsan con mayor o menor intensidad en ambas direcciones, y que se conectan mediante «arterias» entre sí, intercambiando calor, energía y materia orgánica. «Representan una pequeña Gaia, como diría James Lovelock -el padre de la Teoría de Gaia- un centro neurálgico de fecundidad, que da sentido a la fertilidad de las aguas isleñas, su producción pesquera, al equilibrio e integridad de su biodiversidad marina, y a su conexión con el resto del océano Atlántico subtropical». Algunos de estos «corazones» laten con una intensidad inmensa en un mismo lugar, como el de Garajonay, enriqueciendo los canales entre El Hierro, La Gomera y Tenerife -«de ahí la fertilidad de estas zonas»-, desvaneciéndose con el tiempo, hasta que vuelvan a activarse. Y otros como los de Nublo y Anaga, «derivarán hacia el océano abierto transportando su productividad y fertilizando aguas más lejanas», apuntó el investigador.

Los resultados de este proyecto de alcance internacional, contribuirán a entender y validar los modelos numéricos usados para predecir el papel que los remolinos oceánicos juegan en el contexto del cambio climático en el océano subtropical, produciendo y secuestrando materia orgánica y mitigando el incremento de carbono antropogénico en la atmósfera.

Escuela de ciencia

En la campaña realizada en el buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa, dentro del proyecto e-IMPACT, realizada entre el 28 de julio y el 26 de agosto en aguas canarias, han participado estudiantes de grado y máster de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. «Esta campaña representa para los alumnos una gran oportunidad para sumergirse de lleno en el mundo de la oceanografía y el cambio climático, a la vez que les permite llevar a cabo trabajos de fin de título», indicó el catedrático Javier Arístegui, coordinador del estudio. Muchas de las experiencias vividas durante el mes que ha durado el viaje, se narran en el blog del proyecto https://www.gob-iocag.ulpgc.es/blog, desarrollado por una de las alumnas de grado que participa en la campaña. | M. J. H.

Compartir el artículo

stats