Sanidad

Los múltiples brazos de Hugo aterrizan en Gran Canaria para "democratizar la sanidad robótica"

La tecnología de la empresa Medtronic llega de la mano de Hospitales Universitarios San Roque junto al Gabinete de Urología y Andrología

El proyecto asciende a dos millones de euros y pretende mejorar el trabajo del personal sanitario y la recuperación de los pacientes

El Sistema de Cirugía Robótica Asistida Hugo aterriza por primera vez en Canarias

Carla Rivero/José Pérez Curbelo

El Sistema de Cirugía Robótica Asistida Hugo aterriza por primera vez en Canarias como una iniciativa del ámbito privado que pretende la mejora en las operaciones con una tecnología mínimamente invasiva que promete mayores resultados en precisión y seguridad tanto para el personal sanitario como para los pacientes. Hospitales Universitarios San Roque (HUSR) junto a GUA (Gabinete de Urología y Andrología) han promovido esta innovación liderada por el doctor Pablo Juárez del Dago dirigida al cáncer de próstata, quien ve este logro como una oportunidad para "democratizar la cirugía robótica, ¿por qué solo una élite puede acceder en Madrid cuando los canarios podemos tenerlo con unos precios competitivos?".

El saber y la técnica humana amplían su alcance a través de estos cuatro brazos mecanizados fabricados por la empresa Medtronic. El diseño modular y portátil posee un sistema en los mandos de los instrumentos de muñeca, una consola abierta que facilita la comunicación del cirujano con su equipo o una pantalla 4k en 3D que aporta mayor definición y precisión de visión en la diferenciación de los tejidos y estructuras en el campo quirúrjico.

Todas estas actualizaciones vienen acompañadas de un minucioso trabajo de investigación y una práctica en la que estarán involucrados tanto personal médico, enfermero e, incluso, administrativo, destacó el también director de la Unidad de Cirugía Robótica y director médico de GUA: "Empezaremos a formarnos en otros centros internacionales y en agosto mandaremos a la primera tanda del equipo a formarse, luego, estimamos que en diciembre tendremos los primeros casos".

En principio, Hugo se encuentra en el sur de Gran Canaria debido a cuestiones logísticas, explicó Juárez, aunque entiende que el traslado será fluido entre los centros hospitalarios que posee HUSR. La adquisición de esta tecnología ha supuesto 1.350.000 euros y el proyecto, en total, asciende a los dos millones de euros. Un coste que Juárez Dragó considera más que justificado dado que ayudará a mejorar la salud de los pacientes, sobre todo con relación al cáncer de próstata. "El robot es un esclavo del cirujano", afirmó, "los brazos del robot replican los movimientos y la técnica del cirujano con más precisión, de forma más ergonómica, lo cual reduce la fatiga después de una oepración de tres o cuatro horas, así que que mejora nuestro trabajo".

El cáncer de próstata

El sanitario estuvo acompañado durante la mañana en las instalaciones de HUSR de Maspalomas por Mario Rodríguez, presidente de HUSR, quien destacó la naturaleza de "un proyecto difícil y valiente, pero nos fiamos de la tecnologia que hemos elegido porque tenemos una buena casa detrás -Medtronic- que nos soporte", y Sebastián Sansó, director gerente de HUSR. Además, estaba Herminia Rodríguez, vicepresidenta de HUSR, que aportó en su intervención algunos datos con respecto al auge de la intervención robótica, que alcanza "el 15% en Estados Unidos y apenas un 2% en el resto del mundo, sin datos concretos en España".

Asimismo, hizo referencia a la cantidad de personas afectadas por el cáncer: "A nivel mundial se diagnostican un millon de pacientes de cancer al año y, aproximadamente, 35 mil están en España, por tanto, la verdadera pandemia no era el covid, sino el cáncer". Acerca de las "bondades" de la cirugía robótica, señaló que prima la disminución del dolor postoperatorio, la menor necesidad de trasfusión de sangre, la reducción de estancia hospitalaria y la reincorporación precoz a las actividades cotdianas. El cáncer de próstata, una de las afecciones más frecuentes en la población masculina, es diagnosticado en un estadio inicial el 85% de las ocasiones, "seguimos mejorando en la praxis", aunque, como pretende el equipo que manipulará Hugo, la cirugía robótica podría abordar en un futuro el campo de la cirugía general o la ginecología.

Alianza público y privada

La propia vicepresidenta dejó una puerta abierta a las posibles colaboraciones con el Sistema Canario de Salud, "queremos aportar la mejor cuando hemos sido únicos en importar nuevas tecnologías". El ámbito público cuenta en la actualidad con la cirugía robótica Da Vinci y su aplicación en quirófano desde el año 2021. No obstante, la representante de HUSR recordó que "es una decisión que tienen que tomar ellos", y manifestó que "cuanto más pacientes usen el robot, mejor para todos, como que esta tecnología evita el desplazamiento a otros lugares y evita la distorsión familiar".

En este sentido, Rodríguez añadió que la paralización mundial por la crisis del coronavirus puso en jaque a la sanidad y, como región ultraperiférica, "tenemos que disponer de esta tecnología para evitar este desplazamiento, como puso de manifiesto la pandemia". De todas formas, el director gerente Sebastián Sansó aludió a que, en estos momentos, "no hay ningún acuerdo" entre los sectores público y privado, pero "en las comisiones de seguimiento pondremos de manifiesto la disponibilidad, por lo que quedará en mano de la administración una respuesta".

En cuanto a las posibles complicaciones que haya en la mesa de operación, el doctor Pablo Juárez advirtió que Hugo, cuyo nombre es pronunciable en cualquier idioma, "reduce riesgos". La premisa es clara: "Cualquier cirugía tiene complicaciones, pero en este caso, el robot a la hora de sistematizar todo el proceso reduce este riesgo. Aparte, tiene muchísimos mecanismos de seguridad, por ejemplo, si fallara, simplemente lo retiraríamos y en segundos estaríamos operando con nuestras manos", subrayó, "tenemos un plan A, B y C siempre". Después de seis años de desarrollo, el profesional asevera que Hugo traerá a la población isleña un "proyecto posible", ya que, "la sanidad canaria merece lo mejor".