El personal de Salud Pública denuncia la «agonía» que sufre el departamento

El comité que representa a los trabajadores asegura que la situación laboral es cada vez más precaria ante la falta de medios y la eliminación de seis plazas 

Trabajadores de Salud Pública en una concentración celebrada en la capital grancanaria en 2021.

Trabajadores de Salud Pública en una concentración celebrada en la capital grancanaria en 2021. / Andrés Cruz

El personal de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud (SCS) asegura que su situación laboral es cada vez más precaria , tanto a nivel de medios como de recursos humanos. «Salud Pública agoniza y nos sentimos completamente abandonados. Por eso, en los dos últimos años hemos salido a la calle a protestar, pero la situación actual es aún más grave porque nuestro Gobierno quiere suprimir seis plazas más», explica uno de los integrantes del comité que representa a los trabajadores. «Esta es la gota que colma el vaso de la desesperación. Lo que se pretende con esto es subir los sueldos de otros trabajadores de la sanidad pública a costa de nuestro departamento», agrega. 

Tal y como asegura la misma fuente, tres de las seis vacantes que se pretenden eliminar corresponden al área de administración del servicio de Régimen Jurídico, Registro y Sanciones; una al servicio de Epidemiología y Prevención; y dos a la jefatura de Negociado. Desde la Consejería de Sanidad aclararon este lunes que esta acción obedece a una reorganización interna del SCS, que implica modificaciones en la relación de puestos de trabajo y que fue aprobada por la Junta de Personal por unanimidad. «Son plazas que estaban desocupadas, la mayoría de ellas con la condición de personal laboral, que son a extinguir por ley», precisaron desde la administración. 

Según detallan los afectados en un escrito, la plantilla técnica y administrativa no solo no ha aumentado desde 1996, sino que ahora mismo cuenta con menos personal que en aquel momento –en total hay unas 100 personas, entre personal laboral y funcionarios–. De hecho, aseguran que son más de 50 los puestos de trabajo que se encuentran vacantes y que el Ejecutivo autonómico ha dejado sin dotación presupuestaria. «Las tareas de salud pública se han incrementado en más de un 400%. El recorte de empleados públicos en esta Dirección General provoca que a diario se deban priorizar las actuaciones, retrasando otras que son menos urgentes pero no menos importantes y que afectan a la población en general, principalmente a nuestros mayores enfermos y a los niños», reza parte del texto. 

La agrupación celebrará mañana una reunión con el director general del área

En el documento también recuerdan que, desde hace años, los trabajadores han informado a los directores del área y a la propia Consejería de Sanidad de «la urgente necesidad» de dotar al órgano de los recursos suficientes para llevar a cabo sus funciones y tareas. «Hemos solicitado que se cubran todos los puestos de trabajo que tiene asignados Salud Pública, incluyendo las bajas laborales o las jubilaciones de sus trabajadores, y que aumenten la plantilla», manifiestan.

A esto se suma la petición de ser reconocidos como profesionales sanitarios dentro del SCS. «Ningún responsable político ha querido, podido o sabido tomar las medidas para solucionar el problema», lamentan. 

El comité celebrará el próximo miércoles una reunión con el director general del área, José Díaz-Flores, para abordar el conflicto. Ahora bien, la agrupación también ha solicitado organizar un encuentro con el director del SCS, Carlos Díaz, y la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Esther Monzón. Sin embargo, según afirma el representante de los trabajadores, no han obtenido respuesta. «En función de lo que nos digan, tenemos pensado manifestarnos, e incluso, plantear una huelga», asevera. Además, han trasladado su situación a los grupos parlamentarios. «Los diputados con los que hemos contactado parece que nos han comprendido y dicen que van a plantear el asunto durante la tramitación de los presupuestos», anota el portavoz. 

En base al mensaje transmitido hoy por fuentes de la Consejería, el nuevo equipo del SCS es «sensible a la demanda de los trabajadores», por lo que están buscando fórmulas «para atender las necesidades que argumentan». 

Los afectados recuerdan que la Dirección General de Salud Pública es el órgano responsable de velar por la promoción de la salud y la prevención de enfermedades entre la población del Archipiélago. «¿Esta es la recompensa que recibimos después del gran esfuerzo que realizamos durante la pandemia de coronavirus?», cuestionan desde el comité de trabajadores. «No sabemos si las decisiones que está tomando el Gobierno están encaminadas a eliminar esta dirección general, o bien, si no comprenden la complejidad y la importancia de nuestras funciones. El personal ya está agotado física y mentalmente, y merecemos un trato digno», defienden.