Salud

Medio millar de personas exigen una salud pública de calidad

La situación de la sanidad canaria lleva a organizar una manifestación en Tenerife

La cabecera de la manifestación celebrada en la mañana de ayer. |

La cabecera de la manifestación celebrada en la mañana de ayer. | / Carsten W. Lauritsen

Domingo Ramos

Camas en los pasillos, listas de espera interminables, profesionales desbordados... La situación de la sanidad en Canarias llevó a alrededor de medio millar de personas a recorrer en la mañana de ayer el centro de Santa Cruz, desde el parque La Granja hasta Presidencia del Gobierno, para reivindicar un cambio de rumbo. «No nos queda otra alternativa; no vemos que nuestros políticos estén en estas luchas», expresó en los prolegómenos de la manifestación Cándido Quintana, portavoz del Grupo de Luchas Sociales por Tenerife, la organización convocante. El diagnóstico de Quintana es que existen «listas de espera inaceptables» e «instalaciones obsoletas», y considera necesario que tanto el Norte como el Sur cuenten con «hospitales completos» en lugar de las actuales dotaciones.

«Por una sanidad pública, amplia y de calidad», «Por un hospital digno en el Norte, no un CAE» o «¡Basta ya!» eran algunos de los lemas que presidían las pancartas que encabezaron una protesta a la que no faltaron caras conocidas del activismo social, como Andrés Pérez o Pedro Delgado, dirigentes vecinales de San Lázaro y Camino de La Villa, respectivamente. «Cada vez nos quitan más derechos y parece que nos da igual», se quejó el primero, al tiempo que criticó problemas como las listas de espera o la «saturación» que sufre el personal sanitario. Delgado puso el foco en que, si el Norte y el Sur contaran con infraestructuras de calidad, se desahogarían los hospitales del área metropolitana.

Al ritmo de cánticos como «sanidad pública y de calidad», «Atención Primaria, la más necesaria» o «la salud es un derecho, no un negocio» empezó el recorrido por la capital tinerfeña. Si bien antes del inicio la afluencia parecía más reducida, al comienzo, y una vez que se estiró, en la marcha se podían contabilizar alrededor de 500 personas, a título particular en algunos casos y pertenecientes a organizaciones que se sumaron a la protesta en otros, como Intersindical Canaria o Comisiones Obreras.

«Estamos aquí contra el proyecto a favor de las privatizaciones el Gobierno de Canarias», expresó el líder de Unidas se Puede en La Laguna, Rubens Ascanio, que se encontraba entre los asistentes. El concejal lagunero criticó que el Ejecutivo regional está «al servicio de la sanidad privada y no del interés general».