Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Scott mendigó en Arona

El joven alemán acusado de causar el incendio en La Palma pedía dinero junto a un perro ante un supermercado en Arona

Scott Verdini Stum, durante su traslado a los juzgados el pasado sábado.

Scott Verdini Stum, durante su traslado a los juzgados el pasado sábado.

El joven Scott Verdini Stum, actualmente en prisión preventiva en el centro penitenciario de la capital palmera acusado de ser el causante del incendio que ha arrasado 4.800 hectáreas en la Isla Bonita, permaneció un tiempo en el Sur de Tenerife, concretamente en Playa de las Américas, donde mendigaba a las puertas de un supermercado de la cadena Mercadona, según contó en Facebook, Marta Melo, exconcejal del Ayuntamiento de Arona.

Este mujer lo reconoció tras ver publicada su fotografía en diversos medios y escribió que llegó a comprarle algo de comida. Scott se hacía acompañar de un perro y pedía dinero, tal y como le comentó a Melo, para irse a La Palma ya que le gustaba vivir en el monte.

Ayer el diario alemán Bild publicaba que el acusado de haber desatado el incendio de La Palma, Scott Verdini Stum, desapareció de casa de sus padres hace 5 años, cuando tenía 22. El joven de 27 años, que está en prisión, es de un pueblo cerca de Fráncfort del Meno que se llama Hattersheim y tiene algo más de 26.000 habitantes.

Según recoge el diario, Scott Verdini Stum "desapareció de Hattersheim de un día para otro" y la única pista que habían tenido sus padres de su paradero en los últimos años fue una serie de multas de Stuttgart, a algo más de dos horas de su localidad natal.

Antes de eso, Scott había terminado un curso de panadería y pastelería e iba a incorporarse a un puesto de trabajo al que nunca llegó a presentarse.

El periódico alemán explica también que el joven vivía "en una de las múltiples cuevas" de La Palma y hace alusión a su detención, declaración y confesión como autor de la presunta imprudencia que dio origen al fuego que acabó con la vida de un agente de medio ambiente del Cabildo de La Palma mientras participaba en las labores de extinción.

Según se desprende de las diligencias policiales y del análisis forense, este joven no presenta alteración alguna de sus facultades mentales y se encuentra muy abatido al tener conocimiento del daño que ha causado su negligente acción, que provocó además la muerte del brigadista forestal teldense Francisco Santana, de 54 años,conocido como Fran el Ecologista, que deja cinco hijos.

Compartir el artículo

stats