Los 4.200 desalojados empiezan a regresar a sus hogares

Las llamas afectan a la casa de María y otras dos de su propiedad en alquiler vacacional: «Ahora no sabemos qué va a pasar»

Las autoridades que dirigen el operativo contra el incendio que se originó en la madrugada del sábado en el noroeste de La Palma decidieron anoche permitir el realojo de la mayoría de los 4.200 vecinos desalojados desde la parte baja de la LP-1 hacia la costa, incluido los pueblos de Tijarafe y Puntagorda. Según informó el Gobierno canario, la vuelta de los desalojados a sus hogares se hará siguiendo las instrucciones de seguridad. Mientras, permanece evacuada la parte superior de la LP-1 desde la zona del Fayal hasta la Torre del Time, además de el barrio de El Roque y la zona de Hacienda del Cura.

María es vecina de Puntagorda, probablemente una de las más afectadas por este incendio. El fuego no sólo afectó a su vivienda habitual, sino también a otras dos cercanas de las que obtenía un complemento a su renta. Se trata de dos viviendas vacacionales que también han quedado totalmente destruidas. Pero eso no fue todo. Además, un cuarto para guardar herramientas y también «el barco de mi hijo» ardieron. «Ahora no sabemos qué va a pasar», se lamenta.

Otra de las personas desalojadas es Luisa Castro. Pero ella no es residente en La Palma. Es una turista que también se vio sorprendida por el incendio. Ya ayer pudo regresar a Gran Canaria, pero con emoción señalaba que se va «muy agradecida». Para ella esta emergencia ha supuesto una nueva experiencia que también «nos ha ayudado a aprender mucho y a comprobar, sobre todo, la amabilidad de la gente de La Palma», recalca.

Los 4.200 desalojados empiezan a regresar a sus hogares

Los 4.200 desalojados empiezan a regresar a sus hogares / Ramón Pérez

En el pabellón de Los Llanos

María y Luisa fueron acogidas en el Pabellón Severo Rodríguez de Los Llanos de Aridane, donde uno de los responsables del operativo, Pablo Díaz Cobiella, recordaba que la gran mayoría de los afectados decidieron buscar por su cuenta el alojamiento para estas jornadas, unos en otras viviendas de su propiedad o de familiares, aunque también muchos, la gran mayoría, no abandonó su casa a pesar de las peticiones de las instituciones.

Díaz recordó que el dispositivo habilitado por el Cabildo palmero, en colaboración con los ayuntamientos, permitió poner en uso estas instalaciones deportivas para acogerlos, con un proceso de «mucha complejidad» en el que Díaz afirma que ha sido fundamental que «todos hemos estado unidos».

Hace hincapié en que «es emocionante la unión de todas las personas, tanto voluntarios como profesionales», lográndose de manera «rápida y fluida» estar preparados y dejando la sensación de «estar impresionados de cómo henos podido desarrollar todo». También, en el caso de Los Llanos de Aridane, se montó en las canchas anexas al Severo Rodríguez un dispositivo de acogida a los animales, donde «son muchos también los voluntarios que vienen a colaborar con las personas e incluso ayudando paseando a esos animales de compañía».

Los 4.200 desalojados empiezan a regresar a sus hogares

Los 4.200 desalojados empiezan a regresar a sus hogares / Ramón Pérez

Las palabras de Marcos Lorenzo

Entre los responsables públicos, el alcalde de Tijarafe, Marcos Lorenzo, tenía otra cara ayer por la mañana. Afortunadamente el trabajo realizado durante la noche del sábado «nos acompañó y entró un poco de aire fresco, estabilizando el frente de la parte alta del municipio, que es el que nos preocupa», señala. El viento no alcanzó la fuerza previsto. El trabajo en tierra y la utilización de los medios aéreos «nos permite ir anclando toda la zona y el frente que iba hacia la zona poblada y que no camine más».

La preocupación, manifestó Marcos Lorenzo, es el frente que continúa hacia el corazón de la Caldera de Taburiente. Tal y como se desarrolló el incendio con el viento y las pavesas cayendo hacia el interior, «era normal que se produjeran esos incendios», lamentó, apuntando que «lo favorable es que son riscos muy verticales y acota la incidencia del fuego». También destacó que durante la jornada se han permitido acompañamientos a los vecinos para que estos puedan ir a recoger enseres a sus viviendas. Ya a la tarde noche llegaron los permisos para que la mayoría vuelva a casa.

La zona cero del incendio forestal en La Palma

ACFI TV

Lorenzo también destacó que es importante que durante la noche no se vieron afectadas más viviendas e insistió en que «lo primero es salvaguardar la vida de las personas y por eso se decidió evacuar por el bien de todos».

El alcalde de Tijarafe tomó el pulso de la realidad señalando que «eso es muy difícil de coordinar», ya que «no había medios aéreos y la gente estaba durmiendo tranquilamente en sus casas» cuando se desató el fuego. Ahora sigue acompañando a sus vecinos y a los efectivos de extinción para evitar la reactivación de pequeños conatos en la cota inferior a los 700 metros.

El portavoz de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Reinaldo Estévez, afirmó que la oportunidad que dio la mañana fue aprovechada por el operativo, teniendo que cambiar las dinámicas de trabajo durante la tarde como consecuencia de la afección del viento.

A la izquierda, operarios luchan contra las llamas. Arriba, las llamas en los altos de Tijarafe. Debajo, el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, y el ministro de Turismo, Héctor Gómez, junto a otras autoridades y técnicos del operativo.