Tribunales

Un acusado absuelto y rebaja de penas para tres narcotraficantes de Vecindario

La Fiscalía retira los cargos de pertenencia a grupo criminal y solicita entre dos y tres años de cárcel para los encausados, que reconocieron los hechos en la vista oral

Tres de los acusados de narcotráfico escuchan al cuarto en el juicio celebrado este jueves ante la Audiencia de Las Palmas.

Tres de los acusados de narcotráfico escuchan al cuarto en el juicio celebrado este jueves ante la Audiencia de Las Palmas. / B. M.

Benyara Machinea

Benyara Machinea

El juicio a la banda acusada de dedicarse a la venta de sustancias estupefacientes en cuatro viviendas de Vecindario, en el municipio de Santa Lucía de Tirajana, ha terminado con un encausado absuelto y con rebajas de las peticiones de pena para los otros tres detenidos. En la vista oral que tuvo lugar este jueves ante la Audiencia Provincial de Las Palmas, la fiscal ha retirado la acusación de pertenencia a grupo criminal y ha mantenido los cargos de tráfico de drogas para tres encausados, que cumplirán penas de entre dos y tres años de cárcel y multas de hasta 245.625 euros.

La fiscal sostenía en su escrito de acusación que E. G. T. pertenecía a la supuesta banda y participaba en las transacciones de sustancias estupefacientes, ya que los agentes de la Guardia Civil del Puesto Principal de Vecindario hallaron en su vivienda, ubicada en el barrio de Balos, un envoltorio de plástico coincidente con los utilizados por otro de los acusados para envolver resina de cannabis. Sin embargo, la representante del Ministerio Fiscal ha suprimido en sus conclusiones finales que este elemento sea inculpatorio de los dos delitos que le atribuía inicialmente y ha retirado la acusación al considerar que no ha quedado acreditado que formara parte de las operaciones delictivas.

El presunto líder del grupo, identificado con las iniciales J. C. T., es el que se enfrentaba inicialmente a la pena más alta, de hasta siete años y ocho meses de cárcel, después de que los agentes incautaran en su vivienda de Sardina del Sur 9.095 gramos de resina de cannabis y 603 euros en billetes fraccionados. Sin embargo, el acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes ha reducido la condena a tres años de cárcel, al aplicar la atenuante del reconocimiento de los hechos y al alegar toxicomanía. Su abogado ha avanzado a los magistrados que solicitará en la ejecución de la sentencia que se cancele su entrada en prisión para continuar con el tratamiento de desintoxicación.

En el caso de A. S. A., la fiscal pedía una pena de seis años de prisión, que ha reducido a dos años con la aplicación de las atenuantes y al resolver que no pertenecía a un grupo criminal. El registro de su vivienda, en el barrio de Balos, se saldó con la intervención de 55,64 gramos de cocaína y 17,76 gramos de hachís, junto a recortes de plásticos, una gramera y 135 euros en billetes fraccionados.

Los agentes encontraron cocaína, hachís, éxtasis y anfetaminas en cuatro viviendas

El acuerdo alcanzado también rebaja la petición de pena para B. D. D., que cumplirá dos años de cárcel en lugar de los cuatro años y dos meses que pedía inicialmente la acusación pública. Su abogado, Rafael Jiménez de Oliva, solicitará la suspensión de la entrada en prisión, al igual que para A. S. A. Los agentes encontraron en su vivienda de El Doctoral 0,92 gramos de MDMA (éxtasis), 8,68 gramos de cocaína, 2,96 gramos de anfetamina, 24,73 gramos de resina de cannabis y 45,77 gramos de cannabis, además de 1.240 euros en billetes fraccionados.

La Fiscalía señala en el escrito de acusación que el valor de la sustancia intervenida a B. D. D. asciende a 41.663 euros y el dinero, en billetes fraccionados, a 1.240 euros. Las drogas incautadas en las viviendas de los otros dos acusados tiene un valor total en el mercado de 61.406 euros, que se suman a los billetes de 738 euros.

Operación Gertrude

Los encausados fueron detenidos por estos hechos en el marco de la operación Gertrude, que implicó el registro de siete viviendas de Vecindario en agosto de 2022. Los agentes de la Guardia Civil tuvieron conocimiento de que los acusados se dedicaban a la venta de sustancias estupefacientes a finales de abril y solicitaron una orden de registro, que fue concedida el ocho de agosto por el Juzgado de Instrucción número tres de San Bartolomé de Tirajana.

Los policías detuvieron inicialmente a siete hombres y dos mujeres e investigaron a otras cuatro personas por las sustancias y objetos incautados en el interior de sus domicilios. La investigación comenzó a raíz de una serie de quejas vecinales, pues algunos residentes del barrio de Balos informaron de la presencia constante de personas drogodependientes que se dirigían a dos viviendas de la localidad.