Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo Las grandes inversiones vuelven al municipio

Binter invertirá casi 11 millones de euros en su nueva sede de Las Rubiesas

La aerolínea pide la licencia para construir un edificio de última tecnología sobre el antiguo solar de Peláez Castillo

Binter invertirá casi 11 millones de euros en su nueva sede de Las Rubiesas

Binter invertirá casi 11 millones de euros en su nueva sede de Las Rubiesas

La aerolínea canaria Binter ha decidido retomar el viejo proyecto de construir una nueva sede en Gran Canaria y, para ello, invertirá a lo largo de los dos próximos años casi 11 millones de euros en levantar un edificio vanguardista en el Cruce de Melenara. La sociedad desarrollará parte de la parcela que posee en uno de los vértices del parque empresarial de Las Rubiesas, donde se alzará un inmueble de seis plantas (tres de ellas bajo rasante) que vendrá a dar otro toque de modernidad al complejo fabril.

La Concejalía de Urbanismo del consistorio, en manos de Pablo Rodríguez, recibió el 26 de diciembre el proyecto. En la institución confían en que este podrá recibir la licencia de obras en el plazo de un mes, una vez que los técnicos estudien la intervención esbozada por el arquitecto José Bernárdez Montero, quien estima en 10,880 millones de euros la inversión a realizar en un sector de la explanada que Apoyo y Logística Industrial Canarias SL tiene entre las calles Ignacio Ellacuría y Nelson Mandela. La parcela original, donde hace años se hallaba el establecimiento de Peláez Castillo, ocupa 8.766 metros cuadrados y sobre ella se desarrolló en el año 2007 un proyecto con licencia de construcción incluida que, por razones de oportunidad y estrategia económica del momento, quedó paralizado. El proceso de edificación estaba programado hasta el punto de que Binter había adjudicado por concurso-invitación su ejecución a una Unión Temporal de Empresas (UTE), pero no fue asumido.

La iniciativa quedó congelada, a la espera de que la compañía diese con una fórmula que permitiese resolver sus necesidades y sin tener que ocupar todo el solar. Al final, se optó en 2014 por una segregación de los terrenos que dio paso a la generación de dos solares. Uno de ellos, de 3.328 metros, será el que albergue la nueva sede.

En el inmueble tendrán cabida no sólo las oficinas de Binter en sí, sino las dependencias de empresas que desarrollan distintas actividades y servicios complementarios repartidas en cuatro de los seis niveles, pues los dos últimos estarán reservados para 166 aparcamientos. En todas las plantas se incorporarán salas de recepción en el punto de entrada y otros equipamientos comunes o específicos, tal como detalla Bernárdez Montero en su proyecto.

El volumen edificatorio sugerido se dispondrá en forma de bloque rectangular, con unas dimensiones de 33 metros de ancho y casi 48 de largo. "Se pretende que desde el momento en el que el visitante accede de forma peatonal al edificio tenga una sensación de confort, orden y singularidad espacial. Para ello, nos basaremos en la elección de los materiales, en el color ambiental y posiblemente en una variada música ambiental", destaca el arquitecto autor del proyecto. La fachada orientada al sur, con casi 48 metros de frente, recibirá la máxima iluminación por planta al contar con dos crujías. También disfrutará de la aportación lumínica de un lucernario diseñado de forma especial, con 7 metros de ancho y 32 de largo que estará acristalado con doble vidrio y acompañado por depósitos minerales para reducir al máximo la transmisión de temperatura y tamizar el paso de la luz. Esta solución tiene unas características similares a las que en su momento se definieron con objetivos idénticos en la fachada del Museo Elder de la Ciencia. Además, en general se pretende lograr una entonación ambiental verde manzana tenue.

En el sótano 1 se dispondrán aulas y comederos; en la planta baja, las oficinas de Binter Canarias y Naysa; en el primer piso se ubicarán a Gestión Aeronáutica Integral Canaria, Financiero, Binter Vende y Binter Swift; y en la segunda, la dirección general de Binter Sistemas y Sfyra. El total de superficie útil será de 12.254 metros, aunque la construida superará los 13.500. Dos ascensores panorámicas completarán el equipamiento. En cuanto al presupuesto, la mayor partida será para las instalaciones interiores, con 3,44 millones de euros, seguido por 1,22 para las fachadas y 1,007 para albañilería.

Compartir el artículo

stats