Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los negociadores

NC, PSOE y Más por Telde comienzan a abordar la parte difícil del futuro pacto

Los seis miembros de la mesa de trabajo reconocen que para el diseño de la nueva organización municipal y el reparto de áreas tendrán que consultar a sus partidos

"Estamos en la fase de sondeo, de conocer la posición que tiene cada cual y es evidente que no son muy coincidentes, pero pactar es transigir, perder cada uno un poquito para que ganemos todos y en esa dinámica estamos". Así definió anoche el proceso de trabajo para alumbrar el nuevo gobierno municipal de Telde el socialista Juan Sánchez Martín, uno de los seis negociadores del pacto tripartito entre Nueva Canarias, Más por Telde y PSOE después de finalizar la reunión sostenida durante cuatro horas y media en la sede de Más por Telde, donde tocaba el encuentro en el turno rotatorio establecido.

Mañana será en la sede de los socialistas, a partir de las seis de la tarde. Acabado el estudio de los programas, hoy ya se ahondará en la organización administrativa, en la distribución de áreas de gobierno y de las concejalías. Este asunto solo ocupó anoche los últimos 20 minutos de la reunión y se presenta quizás como el primer gran escollo a superar por los comisionados. De hecho, se plantea que será también la hora de coger el teléfono y hablar con los respectivos partidos para fijar las posiciones.

Las negociaciones mantenidas ayer han supuesto, según Sánchez Martín, un avance en "los temas que quedaban pendientes de resolver respecto al programa, ha sido un trabajo en bruto, hecho en áreas y ahora habrá que conformar un documento unitario y luego pulirlo". Esta limpieza de asperezas que se producen después de las tres reuniones de los seis negociadores se están realizando en un clima de cordialidad y cooperación, aunque no significa que no haya roces.

Lo que se ha intentado en esta fase de estudios de los programas electorales, finalizada anoche, "es evitar errores, malas interpretaciones, habrá que redactar un documento definitivo en el que se recoja el proyecto del posible pacto de gobierno en Telde", apuntó uno de los dos representantes socialistas en la mesa de trabajo junto a Gregorio Viera.

Así las cosas, hoy será en la sede local de los socialistas donde empiece a diseñarse el organigrama de la próxima administración municipal, que se pretende sea ágil, efectiva y lo más económica posible para evitar muchos gastos. Y en este apartado es donde pueden aparecer los escollos y donde los negociadores van a tener que utilizar el 'comodín del teléfono', es decir, llamar a sus respectivos partidos para consultarles los pasos a seguir, ya que se entra en temas más complejos, serios y difíciles. En un principio, según aclaró Sánchez Martín, "trataremos de elaborar un organigrama simple para decidir cuántas áreas de gobierno habrá, de qué manera se organizarán las concejalías y ver las propuestas de cada uno".

Por lo expresado por el representante del PSOE, el camino empieza a empinarse y con curvas. De hecho, admitió que ha habido alguna que otra discusión en voz alta, pero sin que se perdiera con ello el clima de respeto y cordialidad entre todos.

Otro mensaje: no hay un plazo definido para cerrar las negociaciones. Para Sánchez, "lo conveniente es ir sin prisas y lo que parezca que se puede perder ahora lo ganaremos en el futuro". En la cuarta jornada de reuniones, como se insinuaba anoche podría estar la sesión más 'movida' de este sin prisa, pero sin pausa negociador.

Como comentaba Sánchez, acompañado en la rueda de prensa por Marino Alduán y Juan Pablo Rodríguez, mientras los otros tres negociadores intercambiaban impresiones en tono distentido en la puerta de la sede de Más por Telde, "por experiencia sé que lo más difícil no es ahora, ni con los programas ni con el reparto de las áreas y concejalías, sino el día a día del gobierno porque en todos los pactos hay una competencia para hacerlo mejor que el otro que beneficia a la ciudadanía".

Compartir el artículo

stats