Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ocho desafíos que afronta Carmen Hernández

La alcaldesa, Carmen Hernández, con el bastón de mando. | |

La alcaldesa, Carmen Hernández, con el bastón de mando. | |

El cambio de Alcaldía de Héctor Suárez a Carmen Hernández supone para el Gobierno una revisión general de los objetivos marcados a principios de mandato, en la que debe concretarse qué aspectos se han podido cumplir y qué es mejorable. En su discurso de investidura, la nueva alcaldesa confesó que, como ciudadana que es del municipio, es consciente de que aún quedan problemas por resolver y desafíos pendientes y adelantó que las necesidades que la ciudadanía han ido manifestando en los últimos dos años serán las que marcarán la hoja de ruta a seguir en el periodo que queda antes de las próximas elecciones.

Para concretar, Hernández señaló ocho retos principales a los que enfrentarse para mejorar considerablemente la calidad de vida de los ciudadanos, centrándose en la mejora de los servicios básicos y las infraestructuras públicas, así como el cumplimiento de los principios de sostenibilidad medioambiental.

Hernández aseveró en su comparecencia que trabajarían para conseguir que la ciudadanía pudiera recuperar la confianza en la administración local y para «fortalecer la autoestima como ciudad, el orgullo perdido». Confía en que los próximos años sean fructíferos, defendiendo que la estabilidad política conseguida en este mandato continuará como hasta ahora inalterable. La mandataria aprovechó para agradecer y alabar durante el relevo el trabajo realizado por sus socios de Gobierno; Juan Martel, portavoz del partido Juntos Por Telde, y Juan Francisco Artiles, líder de Más Por Telde, además del propio Héctor Suárez.

Plan General

El instrumento que marca las directrices que debe seguir la administración municipal para impulsar el desarrollo de la ciudad lleva obsoleto desde hace casi 20 años. La alcaldesa defiende que desde su llegada al Ayuntamiento en el año 2015 se han podido poner en marcha las maquinarias necesarias para su aprobación inicial, un primer paso imprescindible. Sin embargo, la aprobación de la Ley del Suelo en el año 2018 tiró por tierra gran parte del trabajo que ya se había avanzado, retrasando por mucho más tiempo los trámites necesarios para aprobar definitivamente el documento. Tras muchos esfuerzos, parece que ya se ha llegado a la etapa final y los próximos meses estarán centrados en llegar a la línea de meta. Según fuentes municipales, queda pendiente aprobar el plan de forma inicial con la inclusión de las alegaciones de la ciudadanía que han sido aprobadas. Después se establecería un tiempo en exposición pública antes de solicitar los informes de las administraciones competentes y, finalmente, sería elevado a Pleno, el último paso para publicar el documento final. Este proceso podría alargarse hasta el próximo año, aunque desde el área de Urbanismo habían fijado este verano como fecha clave en el calendario antes de la pandemia.

Ayudas sociales

La regidora municipal resaltó durante su comparecencia de investidura que con respecto a los Servicios Sociales «nos vemos obligados a más», prometiendo que incidirían en los próximos años para que ningún teldense sintiese que le han dejado en la estacada. Para ello esperan mejorar los servicios que se ofrecen desde el área, aumentando principalmente la plantilla de trabajadores a través de ayudas concedidas por otras administraciones. A corto plazo esperan poder reforzar el servicio con otras seis trabajadores sociales y seis auxiliares de gestión, que contarán con un contrato temporal. También planean conceder subvenciones y colaborar con organizaciones sin ánimo de lucro para poder mejorar la calidad de vida de los ciudadanos desde otros sectores, aunque una de las propuestas estrella es la creación de oficinas de orientación en cada distrito del municipio. Este servicio ahorrará a los vecinos el trasladarse hasta las dependencias del área para preguntar por trámites sencillos. Por otro lado, el Gobierno también pretende enfocarse en la creación y cesión de viviendas públicas de la mano del Gobierno de Canarias, la autoridad competente. En ese sentido, desde el Consistorio ya han anunciado la intención de construir más de 1.400 inmuebles residenciales en suelos municipales.

Apuesta por la cultura

El entretenimiento, la cultura y el deporte son parte fundamental para el desarrollo de una buena sociedad. Y aunque en la última década la inversión en estos sectores ha sido escasa, el saldo reciente de la deuda permite a partir de ahora apostar por estos ámbitos. De hecho, ya está pasando. Según fuentes de Gestel, la empresa pública que gestiona las actividades culturales, afirma que las tres salas de exposición con las que cuenta la administración están reservadas hasta el año que viene. La realidad es que no falta oferta, pero el reto es poder volver a ofrecer subvenciones a las asociaciones y colectivos culturales para impulsarles a continuar con sus acciones, algo que ya se está tramitando en el sector del deporte. Ayer mismo se publicó en la sede electrónica del Ayuntamiento de Telde las bases específicas para que los clubes puedan acceder a las diferentes ayudas ofrecidas. 

Colegios más seguros

Durante años los centros de educación primaria y secundaria del municipio de Telde han soportado abiertos aún teniendo infraestructuras en estados completamente deficientes. De hecho, más de un colegio ha sufrido la caída de cascotes provocando las denuncias de cientos de padres del alumnado teldense e incluso de los claustros de profesores. Sin embargo, desde hace dos años se ha puesto en marcha un plan para la mejora de las instalaciones de estos complejos y en los próximos dos años de mandato continuarán las actuaciones para mejorar fachadas, patios, aulas e incluso las instalaciones eléctricas y de agua, con tal de garantizar la seguridad a los niños y trabajadores. Asimismo, tras la recuperación de las tres escuelas infantiles (situadas en Jinámar, La Herradura y Las Remudas), la mandataria añade que el ahora se encuentra en continuar trabajando para mejora su servicio.

Ciudad más verde y sostenible

La preocupación creciente por el cambio climático obliga a las administraciones a impulsar proyectos que sigan las criterios de sostenibilidad y amabilidad con el medio ambiente. En Telde son múltiples las ideas para crear un municipio más verde, especialmente centradas en el sector de la movilidad y el ciclo del agua. La mandataria ya ha anunciado que el Ayuntamiento ha encargado un informe de movilidad para adoptar medidas para mejorar el transporte público, aunque también incluyeron hace meses un proyecto para crear una línea de guagua circular en los planes europeos para combatir las consecuencias de la pandemia. Por otra parte, Héctor Suárez adelanta que desde el área de Aguas tienen la intención de poner en marcha un proyecto para el aprovechamiento del agua residual, convirtiéndola en agua regenerada que pueda servir para el riego de los parques y jardines, de los campos municipales de fútbol o para las fuentes, entre otras infraestructuras.

Apertura de infraestructuras

Por mucho tiempo se ha devaluado la imagen del municipio en base a sus infraestructuras inacabadas y aunque en los últimos años la administración ha conseguido culminar algunos de los inmuebles y espacios que más tiempo llevaban abandonados, como el edificio de El Cubillo o el área polivalente del Narea, aún queda trabajo por hacer. Entre los retos que se marca el Gobierno está la apertura de la piscina de La Barranquera, una infraestructura de cinco millones de euros que lleva cerrada a cal y canto por la falta de sistema eléctrico en sector. Los trámites para dotar de luz el área continúan en marcha, pero de momento el Gobierno ha anunciado que alquilará motores eléctricos para poner en funcionamiento el complejo cuanto antes. Faltan los permisos del área de Transición Ecológica y el contrato de alquiler de los grupos electrógenos, pero esperan que el año que viene sea posible la apertura.

Impulso a las áreas comerciales

Además del sistema sanitario, los sectores económicos se han visto fuertemente asestados por la pandemia del coronavirus y las administraciones continúan buscando fórmulas para salir de la crisis. Desde el Ayuntamiento de Telde no tardaron en encontrar medidas para poder paliar los efectos inmediatos del virus, pero ahora es necesario centrarse en proyectos que terminen de impulsar a la pequeña y mediana empresa. Desde Desarrollo Local defienden la aprobación del plan director del área para dinamizar y aumentar la atracción hacia las zonas comerciales. También es preciso centrarse en las áreas industriales, pues suponen el mayor motor económico de la localidad ahora mismo. La creación de entidades de conservación para los espacios que aún no cuentan y la adaptación de la tipología de las parcelas para atraer a empresas de otros sectores son las principales estrategias.

Mejora de la limpieza viaria

La limpieza de calles, el reasfaltado de las carreteras o la instalación de luminarias en las inmediaciones del casco son algunos de los requerimientos que efectúan constantemente los ciudadanos teldenses desde hace muchos años. La alcaldesa promete incidir en lo que queda de mandato para ofrecer a la sociedad teldense prestaciones de calidad y subraya especialmente el servicio de recogida de residuos y limpieza de calles. Queda pendiente su regularización, pues aunque está adjudicado y se efectua de forma diaria, quedan pendientes trámites para ajustar el contrato a las necesidades de la actualidad. La empresa contratada espera que el Ayuntamiento aumente el presupuesto y compre maquinaria y vehículos para poder efectuar con eficacia sus labores, pero desde la administración deben resolver primero los desacuerdos que mantienen con la entidad que realizaba anteriormente este encargo. 

Compartir el artículo

stats