Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento rehabilitará una de las viviendas más antiguas de San Juan

El inmueble, ubicado frente a la sede de El Casino, data del siglo XVI | Fue la residencia de numerosos alcaldes y albergó el primer hotel del municipio

Vivienda histórica que está ubicada entre la plaza de San Juan y la calle frente al Rincón Plácido Fleitas (donde está la terraza de El Casino). | Andrés Cruz

El casco histórico del municipio cobrará cada vez más relevancia turística. El Ayuntamiento de Telde continúa planteando actuaciones para destacar y relevar el gran valor que poseen los edificios e infraestructuras de los barrios de San Juan y San Francisco, que conforman la parte más antigua de la localidad, como ha hecho recientemente con la rehabilitación de la Casa de los Sall.

Ahora toca el turno de una de las viviendas más emblemáticas de la zona, ubicada frente al Rincón Plácido Fleitas (donde se encuentra la terraza de la sociedad de recreo El Casino) haciendo esquina con la propia plaza de San Juan. Desde el área de Patrimonio han buscado financiación para poder redactar un proyecto de reforma integral del inmueble, que se encuentra abandonado desde hace varios años.

Héctor Suárez, concejal responsable del departamento, solicitó en una reunión que mantuvo con el director general del área de Patrimonio del Cabildo insular, Juan Sebastián López, una subvención para llevar a cabo el documento, que finalmente fue concedida. De este modo, la administración adelanta que está a punto de adjudicarse la redacción del proyecto a un experto en patrimonio.

La arquitectura de sus balcones es única e inspiró a Néstor Álamo para hacer la Casa Colón

decoration

Asimismo, inciden en la importancia de recuperar esta vivienda por su alto valor histórico, aunque aún desconocen que utilidad se le dará en el futuro; si será destinada para acoger nuevas dependencias municipales, como centro turístico u otro uso. Suárez subraya que desde su área se encuentran inmersos en la tarea de «recuperar determinados inmuebles en los que hasta ahora no se ha podido intervenir» y añade que «por su relevancia histórica y su ubicación este inmueble cobra especial relevancia y aportaría valor añadido tanto al patrimonio del municipio como al turismo, convirtiéndose en un atractivo más para los visitantes del casco histórico».

«El objetivo es tener ya redactado el proyecto este año para, una vez sabida la inversión y necesidades que tiene la edificación, poder buscar la financiación en entidades supramunicipales que permita ejecutarlo», añade el concejal. Los vecinos de la zona han denunciado en varias ocasiones que la falta de mantenimiento del interior del inmueble ha provocado el surgimiento de ratas e insectos, que en ocasiones han acabado saliendo a la vía pública, por lo que su rehabilitación parece además más necesaria que nunca.

Según explica el cronista oficial del municipio, Antonio González Padrón, esta sería una de las viviendas más antiguas que posee el municipio. «En los planos de la ciudad efectuados por el ingeniero cremonés Leonardo Torriani ya aparece ese solar ocupado por una casa de idénticas proporciones a finales del siglo XVI», concreta.

La casa cuenta con un balcón y dos ventanas de tipo mudejar que poseen ajineses, unas celosías que permite mirar a la calle sin que desde la calle te puedan ver a ti. Es la unica casa en Gran Canaria que tiene este sistema antiguo, muy común en Andalucía y fueron la inspiración directa de Néstor Álamo para ponerlos en la Casa de Colón.

No hay más información sobre el inmueble hasta mitad del siglo XIX, cuando es adquirida por León y Joven, alcalde del municipio y antecesor de los hermanos León y Castillo. “Hay registros en donde este señor solicita a la administración local que le sea cedido la estrecha calle que separa la vivienda con el actual Rincón Plácido Fleitas, que antes sería su huerta-jardín”, sostiene González, que además recuerda que el inmueble acabó convirtiéndose en el primer hotel del municipio tras su puesta en venta.

El Cabildo planteó convertir el edificio en la segunda sede de la casa museo León y Castillo

decoration

Lo siguiente que se conoce de su historia es que acabó siendo adquirido por los conocidos hermanos Medina, empresarios del sector de la agricultura que exportaban plátano y tomate. “María del Pino Medina, la hija de uno de estos comerciantes, acabó heredando el edificio”, asevera el cronista, que añade que la propietaria se casó con Sebastián Álvarez, médico otorrinolaringólogo que fue otro de los mandatarios del municipio. “Dirigió la administración durante más de 15 años”, afirma. Medina, tras quedarse viuda, vendió la propiedad a Alejandro Castro Jiménez, otro de los reconocidos mandatarios de la ciudad que además también acabó siendo presidente del Cabildo de Gran Canaria.

Antes de fallecer, Castro vende el inmueble a la institución insular, que plantea la posibilidad de transformarlo en una segunda sede de la casa museo de los León y Castillo debido a su vinculación histórica. “Finalmente desecharon la idea, pero firmaron un acuerdo de cesión a la administración local por un total de 99 años con el pretexto de que acabase convirtiéndose en un museo, cosa que nunca sucedió”, agrega el historiador.

Durante décadas el inmueble estuvo abandonado, aunque después sirvió con sede para numerosas áreas de la institución local como Festejos o Participación Ciudadana. “Finalmente tuvo que cerrarse por indicación del médico del Ayuntamiento, que advirtió que el edificio se encontraba en muy malas condiciones y había riesgo de derrumbe”, concluye González, que sostiene que desde entonces se encuentra abandonada.

Compartir el artículo

stats